Ya en la calle el nº 1032

Nieves Martínez y Pedro Abril, educando y atajando problemas escolares

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

JAIME PARRA

”Éste es uno de esos trabajos que te llevas a casa”. Tanto Nieves Martínez como Pedro Abril, licenciados en Criminología, especializados en mediación y resolución de conflictos en menores, lo tienen claro.

Haciendo balance de su primer año como Policías Tutores en Caravaca los dos coinciden en que para hacer bien su labor, más allá de las mañanas de lunes a viernes, este conlleva el estar atentos las veinticuatro horas del día.

Por ejemplo, el acoso en otros tiempos finalizaba cuando acosado o acosador llegaban al hogar. Hoy, y a traves de las redes sociales, entra a las casas de los adolescentes.

Este es uno de los principales cometidos de Nieves y Pedro, intervenir en casos de acoso escolar y de otros usos ilicítos de redes sociales.

Y junto a él el del absentismo escolar, que se produce entre adolescentes (y los policías tutores señalan que por su experiencia este es solo la punta del iceberg de otros problemas), y el que sorprendentemente para los que somos ajenos al problema, se da en niños pequeños que aún se encuentran en Primaria.

Y ahí están Nieves o Pedro para llamar antes de que empiece el colegio a los padres para recordarles la obligación que tienen en llevar a sus hijos a clase.

Junto a esta labor de mediación y resolución de conflictos, también hacen especial hincapié en la educación. Educación vial, tanto en el casco urbano como en pedanías, para la que cuentan desde hace unas semanas con el parque recién inaugurado.

Pero también les imparten charlas sobre redes sociales, violencia machista, acoso… problemas que no son ajenos a la comunidad educativa. Prevención, ayuda y comprensión forman parte del decálogo para actuar de Pedro Abril y Nieves Martínez.

Ellos destacan por su capacidad para conocer el contexto del alumno y la peligrosidad o gravedad de cada caso y si es necesaria una intervención de largo recorrido o tan solo una advertencia.

A pesar de la pandemia, se han vuelto caras conocidas entre los escolares de Caravaca de la Cruz.

Cuando acaben las vacaciones y en septiembre se llenen las aulas de estudiantes, Nieves y Pedro estarán en primera fila: atajando problemas, formando ciudadanos. Lo suyo es un trabajo vocacional que no termina cuando suena el timbre que anuncia el final de las clases.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.