Ya en la calle el nº 1039

EL TOPÓNIMO MORATALLA PROCEDE DE MURATA TÁLEA, NO DE MURATA *TALLEA

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Gustavo Romera Marcos
Ldo. en Filología Románica.

Como autor de mi teoría sobre el origen del topónimo MORATALLA -basada en argumentos estrictamente filológicos y que nadie ha rebatido hasta ahora- quiero precisar y aclarar un error muy grave que se ha difundido sobre la misma.

En primer lugar, creo conveniente resumir cómo llegué a mi descubrimiento. Teniendo en cuenta que MORATALLA se cita como MURATALLA en diferentes textos medievales, pensé que MURATA podía proceder del mismo adjetivo latino femenino que significa «amurallada«, pero se me planteaba el problema de esa última sílaba LLA. Entonces, supuse que MURATALLA podría proceder de la unión de dos palabras con la misma sílaba en contacto, es decir, MURATA + TALLA, pero esto me planteaba un nuevo problema porque la LL no existía en latín como fonema. Este fonema del castellano procede de la sílaba latina LE o LI, siempre que sea átona, es decir, sin acento fónico (1).

Así llegué, por inducción, a la idea de que TALLA tenía que proceder, únicamente, de una de estas dos posibles palabras derivadas del latín, TÁLIA o TÁLEA. Me fui a nuestro diccionario de la RAE y recuerdo que busqué la primera, pero no existía. Cuando busqué la segunda, encontré: «tálea. Del latín talea. 1. f. Estacada o empalizada con que los romanos protegían sus campamentos». (2)

Como es fácil suponer, tuve que frotarme los ojos varias veces, y confieso que es la mayor sorpresa de mi vida como filólogo que soy, nacido en Moratalla.

Entusiasmado con mi descubrimiento, se lo comuniqué a mi amigo Marcial, al que tengo que agradecerle que lo publicara con mi nombre: «…el topónimo Moratalla, también es romano. Según el profesor Gustavo Romera, a la luz de de las grafías medievales del mismo, Moratalla vendría de Murata = amurallada, y tallea = con palos, es decir, «La que está amurallada con palos». (3)

La evolución de MURATALLA a MORATALLA, es decir, la apertura de la vocal cerrada U en O, es muy frecuente debido a su mayor sonoridad, pero este cambio, obviamente, es posterior en el tiempo.

En esa primera publicación sobre mi teoría, se deslizó un error tipográfico y ortográfico MUY GRAVE por culpa de los juguetones duendes de las imprentas : Yo nunca cité la palabra *TALLEA, entre otras cosas, porque no existe ni en latín ni en castellano. Como he dicho anteriormente, el topónimo MORATALLA procede de dos palabras latinas, del adjetivo MURATA y del sustantivo TÁLEA, palabra esdrújula y, como tal, con acento fónico y tilde en la primera vocal. Una primera definición sería, pues, «la amurallada con tálea», pero teniendo en cuenta que el uso de tálea no está muy difundido, es más comprensible esa segunda definición de «la amurallada con palos».

(1)Este fenómeno, para quienes quieran profundizar, es conocido como fenómeno YOD, descubierto por Menéndez Pidal, como una regla común a muchas palabras castellanas derivadas del latín. Valga como ejemplo MEDALIA>MEDALLA. Aunque esa misma YOD, a veces da J, como es el caso de PALEA>PAJA. Es obvio decir que no existía en latín el actual fonema castellano correspondiente al dígrafo LL -palatal, lateral, sonoro-; que, por otra parte, los yeístas sustituimos por el fonema /y/ -palatal, fricativo, sonoro-. Dicho de otro modo, pronunciamos POLLO y POYO con el mismo fonema /y/.

(2) Cita textual del actual Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua.

(3) «Moratalla a través de los tiempos, Volumen I, pág. 63». Marcial García García. Ilmo. Ayuntamiento de Moratalla. 2003.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.