Ya en la calle el nº 1051

El largo camino hacia la plena inclusión de las personas con discapacidad

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

El largo camino hacia la plena inclusión de las personas con discapacidad
El largo camino hacia la plena inclusión de las personas con discapacidad

Jaime Parra

Mónica Corbalán y Rosario Sánchez son las gerentes de las asociaciones Intedis y Apcom que forman parte de Plena Inclusión.

Integradas plenamente en las comarcas del Río Mula y Noroeste, ambas se han convertido en modelo para otras asociaciones de familiares y personas con discapacidad. Unidas, ambas asociaciones a este periódico, cuyo equipo de reparto está formado por trabajadores que provienen de Intedis y Apcom, con sus gerentes hablamos de la evolución de sus asociaciones y también de la sociedad que cada vez percibe más a las personas con discapacidad como personas con derechos y libertad para la toma de decisiones, con sus capacidades y talentos.

Mónica Corbalán: “Las decisiones sobre cosas importantes en sus vidas, objetivos de trabajo y actividades las marcan ellas, de forma que se trabaja de forma más personalizada”

Rosario Sánchez: “Lo más relevante es el cambio en el rol de las personas con discapacidad y su poder en las organizaciones”

El largo camino hacia la plena inclusión de las personas con discapacidad

¿Qué cambios cree que han ocurrido en las asociaciones a lo largo de su trayectoria profesional?

Mónica Corbalán: Muchos cambios, muchísimos logros, pero el más importante es el cambio de paradigma de un modelo de cuidados, donde el rol de los profesionales era más medico asistencial y proteccionista a un nuevo modelo de apoyos donde la persona se autodetermina y los profesionales pasamos a desempeñar el rol de apoyo en las decisiones que son importantes para la persona.

En nuestra asociación, este cambio de modelo lo ha puesto todo patas arriba. Las decisiones sobre cosas importantes en sus vidas, objetivos de trabajo y actividades las marcan las personas con discapacidad, de forma que se trabaja de forma las personalizada.

Rosario Sánchez: Han pasado muchas cosas en este tiempo. En el caso de Apcom, ha crecido muchísimo. Cuando yo llegué, en el año 1996, en la Asociación sólo había un centro ocupacional, con unas 40 personas con discapacidad, el piso tutelado y una plantilla de unas 10 personas trabajadoras. Hoy en día somos alrededor de 140 personas en plantilla que prestamos apoyo a más de 300 personas.

Para mí, lo más relevante es el cambio en el rol de las personas con discapacidad y su poder en las organizaciones. Han cambiado los modelos de apoyo y el papel de los profesionales, que somos prestadores de apoyos. Las personas han pasado de ser receptoras de tratamientos y servicios a tener el poder de elegir y decidir qué quieren y cómo quieren vivir, a defender sus derechos.

El año pasado se creó el Comité de Representantes de personas con discapacidad, elegidos por sus compañeras y compañeros para representarlos/as. Hace unos meses se incluyó este Comité en los nuevos Estatutos de la Asociación, con capacidad de opinión y de decisión para todas aquellas cuestiones que afecten a la misión y fines de la Asociación.

¿Qué piensa sobre la evolución de la manera de definir la discapacidad intelectual hasta la fecha?

Mónica Corbalán: Desgraciadamente la forma de dirigirnos a las personas ha tenido que ir cambiando a lo largo de los años, debido a la asociación negativa que se tiene sobre las personas con discapacidad.
Imbecilidad, subnormalidad, minusvalía, discapacidad… en si ninguno de los términos tenía originalmente una connotación negativa, era más bien técnica, pero que socialmente se ha ido utilizando de forma inadecuada.

Con el paso de los años y la conquista de los derechos de las personas, se establece y se les pregunta directamente cual es termino más adecuado para dirigirse a su condición, llegando al consenso de persona con discapacidad.

Este cambio social, está siendo rápido a pesar de que no está conseguido ni mucho menos, pero sí que hay que entender que hace 40 años, no se hablaba de ellos, parecían no existir y no salían de casa ni estaban socialmente bien vistos. Hoy día la película es otra, poco a poco nos vamos acostumbrando a compartir espacios, actividades, momentos… y aunque miramos con extrañeza o curiosidad, somos conscientes que son ciudadanos de pleno de derecho y tienen necesidades que tienen que ser atendidas.

Rosario Sánchez: Fueron las propias personas las que eligieron el término discapacidad intelectual tras una consulta que se hizo desde Plena Inclusión. Desde 2022 tiene una nueva definición que cambia la forma de entender la discapacidad intelectual y por tanto el trabajo en las organizaciones.
Se ha producido un cambio de mirada, y ya no se poco el foco en las limitaciones, sino en las personas y en su relación con el entorno, en los apoyos que cada uno necesita, en las capacidades y en los talentos de cada persona.

Seguro que tiene un montón de anécdotas divertidas o gratificantes con personas con discapacidad.

Mónica Corbalán: Podríamos escribir un libro con la aventura que es conocer a una persona con discapacidad y su familia y que te permitan formar parte de ella. La mayoría de los días que compartimos en la asociación suelen ser divertidos, curiosos y con buen humor.

Entre nosotros tenemos frases, gestos, miradas que te hacen estar en sintonía y que forman parte de nuestro propio código o lenguaje. Ideas disparatas, saludos mañaneros rutinarios… siempre con agrado y buen humor.

Personalmente podría contar, que hace unos cuantos años ya, hicimos una fiesta de navidad, con un concurso de gachasmigas, canto de villancicos, y en ese día maravilloso y soleado de diciembre, riéndonos y cantando, nos sobró tiempo y se abrió el micrófono y el escenario para que ellos hicieran improvisaciones. El despliegue de imitaciones que nos hicieron fue brutal. En la confianza de ser como una familia, a mí me pusieron a parir y me sorprendió la visión que ellos tenían de mi como gerente, siempre con prisa, con papeles, caras de preocupación… Algo que he intentado cambiar, aunque me apodan “La suprema”.

Rosario Sánchez: Anécdotas muchísimas, todos los días; divertidas, gratificantes y muchas muy iluminadoras e inspiradoras. En la Asociación hay personas con un gran sentido del humor, que saben disfrutar del momento, y que a su vez son luchadoras, luchan por conseguir oportunidades para vivir una vida plena, como cualquier persona. También hay vivencias muy duras. Nuestro papel es prestarles apoyo para que consigan sus metas y sus sueños.

Hay muchas anécdotas, por ejemplo, cuando tienes un mal día y siempre te encuentras a alguien que te dice una frase amable, que te halaga y hace que cambie tu perspectiva.

Tengo muchas anécdotas de cuando empecé a trabajar en la Asociación, yo no había tenido contacto con personas con discapacidad en edad adulta y me enseñaron muchísimas cosas. Recuerdo uno de mis primeros viajes, compartía habitación con una persona con grandes necesidades de apoyo, cuando llegó la hora del aseo no había forma de que entrara en la ducha, vino otra mujer con discapacidad y le dijo “vamos cielo” e inmediatamente entró, así de sencillo. Porque ya entonces, las personas con más autonomía eran el apoyo natural de otras personas con más necesidades. O una muy reciente, hemos creado un Equipo de Reciclaje en el centro de día, y las personas vinieron a reclamarme un mando para entrar y salir (los contenedores están fuera del recinto) porque quieren tener su llave como los trabajadores, como uno más: “Quiero mi llave”.

¿Con qué palabra o frase definiría su trabajo con las personas con discapacidad intelectual?

Mónica: “Respeto a la diversidad” sea cual sea la diferencia que uno perciba con respecto a los demás, el respeto hacia lo distinto, lo no normativo… es la base para crear un sociedad mucho más inclusiva y abierta.

Rosario: Apcom es un lugar de aprendizaje continuo, de lecciones de vida, y compartir con personas con discapacidad es inspirador. Los procesos en los que participan las personas tienen el éxito garantizado; ellas lo tienen claro, saben lo que quieren y lo que necesitan.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Sonrisa Saharaui
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco