Ya en la calle el nº 1044

La Guardia Civil desmantela un grupo delictivo que cometía robos en fincas del Noroeste

Los guardias civiles han recuperado gran parte de los efectos sustraídos

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado en la comarca del Noroeste la operación ‘Motocultor’, una investigación iniciada por el incremento de sustracción de maquinaria y herramientas en fincas, que se ha saldado con la desarticulación de un grupo delictivo integrado por tres personas.

En la operación, que se encuentra enmarcada en el ‘Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas’, la Benemérita ha esclarecido una decena de delitos hasta el momento y ha recuperado la mayoría de los efectos sustraídos, que ya han sido devueltos a sus propietarios.

Las actuaciones se iniciaron a principios de año, cuando la Guardia Civil detectó un incremento de robos en explotaciones agrícolas de los municipios de Caravaca de la Cruz y Cehegín, unos hechos que habían generado cierta alarma social entre los integrantes del sector agrícola, debido principalmente al perjuicio económico causado.

Efectivos del Equipo ROCA (contra robos en el campo) de la Benemérita abrieron entonces la operación con dos objetivos principales. Por un lado, recabar todos los indicios posibles sobre los hechos delictivos ya cometidos y paralelamente, mediante dispositivos de vigilancia, detectar cualquier actuación ilícita para frustrarla y evitar la consumación de nuevos robos.

Las pesquisas practicadas permitieron a los guardias civiles constatar que tras los robos se encontraba un grupo de personas, así como el modus operandi empleado durante la actividad delictiva que desarrollaban. Las inspecciones técnico-oculares efectuadas y otras pesquisas verificaron que los integrantes del grupo delictivo actuaban con una notable sofisticación y sin levantar sospechas.

Tras un estudio previo que les permitía planificar los delitos, materializaban los robos durante la noche y en zonas aisladas, cuando los propietarios o trabajadores no estaban en las fincas agrícolas. Entre sus objetivos, seleccionaban fincas que se encontraban en zonas aisladas y que carecían de sistemas de seguridad, todo ello para evitar ser detectados.

Los robos iniciaban con el empleo de la fuerza en los vallados de las fincas y, posteriormente, en puertas o ventanas de viviendas, naves y casetas de aperos, donde sustraían herramientas y maquinaria de agricultura, jardinería y construcción, que posteriormente intentaban vender en el mercado ilícito.

Conforme se desarrollaba la operación, los investigadores identificaron a los integrantes del grupo delictivo, con numerosos antecedentes por delitos similares y que estaban vinculados a la operación ‘Recyclage’, desarrollada también por el Equipo ROCA de Caravaca de la Cruz, en la que se desmanteló un grupo delictivo dedicado a la sustracción de cable de cobre y maquinaria, y que se saldó con más de una veintena de delitos esclarecidos en distintos municipios de la comarca del Noroeste.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Guardia Civil estableció un dispositivo de búsqueda sobre los tres sospechosos, que ha culminado recientemente con su localización y la detención de dos de ellos y la investigación de un tercero, todos como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza y hurto.

Tras las detenciones, los guardias civiles llevaron a cabo otra fase de la operación, orientada a la recuperación de efectos sustraídos en posibles puntos de venta (mercado negro), donde los integrantes del grupo delictivo intentaban dar salida a los efectos sustraídos mediante su venta y obtener un beneficio económico de su actividad delictiva.

Los investigadores ubicaron el lugar donde almacenaban temporalmente los efectos sustraídos, para evitar ser detectados, antes de su venta. Allí, los guardias civiles del Equipo ROCA recuperaron gran parte de los objetos sustraídos en los robos, como un motocultor, una estufa de leña, una bomba de extracción de agua, una desbrozadora y herramientas agrícolas, de construcción y jardinería –tijeras de podar, niveles, macetas, paletas, rastrillos, palas, etc.–, que ya han sido devueltos a sus legítimos propietarios.

El exhaustivo análisis de la información obtenida durante la investigación ha permitido esclarecer, hasta el momento, una decena de delitos cometido en explotaciones agrícolas de los términos municipales de Cehegín y Caravaca de la Cruz, aunque la Guardia Civil continúa con la operación abierta, ya que no se descarta la implicación del grupo delictivo desarticulado en más hechos delictivos.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.