Ya en la calle el nº 1047

Herminio Montiel y Nathalia Sáez encaran su segundo año como Sultanes Infantiles

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

MARÍA GARCÍA

Herminio Montiel, 8 años, y Nathalia Sáez, 10 años, repiten estas fiestas como sultanes infantiles del bando moro. Ambos no se conocían de antes, pese a estudiar en el mismo centro. Herminio y Nathalia estudian en el Colegio Nuestra Señora de la Consolación. “Estaba muy feliz y muy nerviosa porque era la primera vez”, explica Nathalia sobre cómo vivió su experiencia como sultana infantil el año pasado. El día que más disfrutó y más se divirtió fue el día 3, sintió el día como propio. El momento que recuerda con más cariño fue cuando la banda de música de alguna agrupación mora fue a recogerla a casa. “Pude disfrutar la fiesta de más cerca”, destaca Nathalia.

Herminio desfila desde antes de que pudiera andar, salía en brazos de su padre en los Halcones Negros. Piensa en el futuro y confiesa que le gustaría salir de sultán cuando sea mayor, aunque piensa que no sería capaz de aprenderse el Parlamento, “se me olvidaría a las dos horas”, responde. Aunque lo medita durante unos segundos y termina diciendo que para eso todavía queda mucho.

Ambos disfrutan de montar a caballo. En el caso de Nathalia se debe al amor que les profesa a los animales, aunque reconoce que no montaba a caballo antes de que le anunciasen que iba a ser sultana infantil. Su profesor de equitación es Marcos y su caballo se llama Gregal, “es de color negro y muy alto”, especifica. Además, suele practicar en una zona llamada El Recreo. “Me gustan muchas cosas de montar a caballo como, por ejemplo, que me siento rápido con él”, cuenta Herminio. Las personas que ayudan al sultán infantil a que todo salga bien, a parte de su madre, son Agustín Amoroz y “El Peluca”, entre otros. Este último es el dueño del caballo que va a utilizar estas fiestas.

Por parte de sus compañeros de clase y profesores Nathalia recibe respuestas cariñosas, “me dicen, “te vi el otro día y salías muy guapa””, responde riéndose tímida. Debido a que es su segundo año como sultana infantil va a salir menos nerviosa “porque ya sé lo que me espera”, pero reconoce que los nervios son irremediables porque asistirá más gente a las fiestas por motivo del Año Jubilar.

Herminio asegura que no se suele poner nervioso y, aunque pasó calor el año pasado en su presentación, no lo achaca a los nervios. Herminio es un niño espontáneo y despierto, le gustan los videojuegos, el fútbol y toca el bombardino.  Nathalia es tranquila y alegre, da clases de canto y ukelele.

El sultán infantil reconoce que el año que viene echará de menos salir como sultán infantil, aunque también admite que tendrá más tiempo libre. Nathalia termina con un mensaje para los niños de Caravaca: “que las disfruten mucho y que vivan las fiestas a tope”.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE