Ya en la calle el nº 1047

¿Quién fue “el poeta Ibañez”, el ingenioso Hidalgo de Caravaca?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Fuente: turismocaravaca.com

Por todos es conocida en Caravaca la calle que lleva su nombre, o al menos su apellido. La calle Poeta Ibañez, que confluye con la calle Canalejas paso a denominarse con el nombre del poeta en 1925. Desde el siglo XVI se la conoció como Calle de Don Fernando, abreviación del nombre de D. Fernando de Robles Miñarro.

¿Quién fue el poeta Ibáñez?

Juan José Ibáñez Cánovas, que era su nombre completo, nació en 1869 y murió en la noche del sábado 24 de enero de 1920, a los 51 años de edad. Don Francisco del Moral y Luna, en un artículo que fecha en Madrid y que titula “¡Ha muerto el Ingenioso Hidalgo de Caravaca!”, invita al alcalde de dicha localidad a que considere la oportunidad de dedicarle una calle de la ciudad, cosa que como ya hemos referido ocurrió en 1925.

Don Juan José fue poeta, militar de profesión (con grado de teniente), oficial en el Registro de la Propiedad y periodista vocacional. Sabemos de él que era hijo de Miguel y Asunción y que contrajo nupcias con Isabel Fernández.

Aunque su obra, de claro corte romántico, no destaca más allá del ámbito local, fue persona muy querida, y participó muy activamente en la vida cultural y festera de la Caravaca de su tiempo. Prueba de ello son los periódicos en los que participó en su promoción, sostenimiento y redacción como “Argos”, “La Luz” (sustituido después por “La Luz de la Comarca”) y “El Siglo Nuevo”.

 

Actividad social

Promovió asimismo certámenes literarios con motivo del centenario del Quijote y de las fiestas patronales, fiestas para las que hizo un parlamento en 1916 y en las que fue el introductor de la Retreta, que era un festejo que tenía lugar durante las primeras horas de la noche de cada cuatro de mayo y que se parecía mucho al murciano Entierro de la Sardina. Consistía dicho festejo en una cabalgata nocturna de carrozas tiradas por bueyes o mulas que transportaban seres mitológicos de cartón piedra, y desde las cuales sus tripulantes arrojaban caramelos y pequeños juguetes de cartón y barro así como miles de “pitos” de madera por los que pugnaba la muchedumbre situada a lo largo del recorrido. Las carrozas iban escoltadas por bandas de música y decenas de bengaleros y chisperos que iluminaban la noche creando así un ambiente mágico dado que la iluminación callejera de la época era muchísimo menor que la actual .

 

“La Cruz de Caravaca”
Sobre blanco montecillo
que su silueta destaca
frente á un poblado sencillo,
se alza el célebre Castillo
de la Cruz de Caravaca.
En su recinto, cercado
por rojizos murallones,
se vé el Santuario preciado,
que el orbe entero, ha llenado
con sus bellas tradiciones.
Y en el Santuario, bañada
como en un nimbo de luz,
y en diamantes engarzada,
está nuestra joya amada:
¡nuestra Santísima Cruz!
Desde la iglesia citada,
á Caravaca se vé
cual sultana enamorada,
coquetonamente echada
del viejo Castillo , al pie.
Pueblo devoto y creyente,
que un himno de amor entona
lleno de piedad ferviente,
á su Cruz resplandeciente:
á su celestial Patrona.
Pueblo, que así en sus cantares
como en hondas aflicciones;
para calmar sus pesares,
de la Cruz, en los altares
eleva sus oraciones..
Todos llegan á implorar
su protección infinita;
pues no pueden olvidar
la eficacia singular
de su Patrona bendita…

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE