Ya en la calle el nº 1052

“Luna Arcoiris” son emociones en el trazo y color de un niño

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

MICAELA FERNÁNDEZ

Jaime Castillo Ortuño presentaba su primer libro ‘Luna Arcoiris’ el pasado jueves 23 de junio en el Refectorio del Convento San Francisco.

Este libro, editado por DobleCé Ediciones, ha sido escrito e ilustrado íntegramente por el autor, un joven muleño que, con sólo 10 años, muestra una sensatez e ilusión constante.

La relación de Jaime con el mundo de la escritura y de la ilustración no es algo nuevo, su padre y sus tíos también están en ese mundo. Con su iniciativa y creatividad, era cuestión de tiempo.

Hablamos con Jaime de este libro y los retos futuros.

¿Cómo fue la presentación de ‘Luna Arcoiris’?

Hablamos de cómo surgió la idea del libro y sobre qué trataba.

Cuando llegué al Convento estaba supernervioso e ilusionado pero, sobre todo, cuando ví que empezó a llegar tanta gente, fue como un sentimiento de felicidad unido a los nervios de que hubiera tanta gente.

Intenté centrarme en mi mundo para dejar de estar nervisoso.

¿Cómo surgió la idea de publicar este libro?

Creé la historia por un trabajo de lengua que nos mandaron y mi padre me dijo que la tenía que escribir, mi tío que es editor vio que sí podría pasar a papel y este es el resultado.

Tanto los textos como las ilustraciones son obra tuya, ¿te gusta más dibujar o escribir?

Mío es el dibujo y la historia. Me gusta más dibujar que escribir, actualmente sigo dibujando tanto en papel como en digital pero me siento más cómodo en papel.

¿Habías hecho algo parecido anteriormente o fue la primera vez a raíz de ese trabajo?

No, no era la primera vez. Casi todas las historias que tengo noción de ellas surgieron a raíz de la escuela como una poesía sobre un animal, que en este caso fue un murciélago, que la tengo por ahí guardada.

¿Cómo fue la firma de libros?

Al principio fue un poco de agobio por ver a tanta gente en la fila para que les firmara.

Intenté que las dedicatorias fueran distintas e incluso a personas que conoces o las que te cuentan lo qué han hecho para conseguir el libro sí que les colocaba algún agradecimiento más personalizado como el caso de una persona que hizo un viaje de media hora para conseguir el libro y se lo resalté en el agradecimiento.

Sobre tus espaldas pesa el hecho de que tu padre, tu tía y tu tío también escriben, ¿eso es bueno o es malo?

Es bueno porque se sigue con la tradición, ¿no?

Yo nunca me había planteado hacer un libro y aunque me fijé en cosas que había hecho mi familia tampoco me centré tanto en ellos.

¿Qué va a encontrar el lector en ‘Luna Arcoiris’?

El lector va a encontrar un elemento, en este caso una luna, que va a mostrar sus emociones mediante colores. La luna no tiene expresión facial, por lo tanto, la única forma de expresar su emoción es mediante un superpoder que tiene.

¿Está pensado para público infantil, adulto o para los dos?

Al principio yo pensaba que estaba hecho para un público de edad pequeña, pero en si, al haber tanta emoción por tener el libro, sí que terminó siendo para todas las edades.

¿Por qué una luna?

Simplemente pensé en algo de lo que se pudiera sacar algo místico, algo fantasioso y lo mezclé con algo llamativo. El arcoiris el llamativo y la luna el místico, se pueden crear muchas historias con ella, creo que por eso fue.

¿Cómo fue diseñar la luna?

Puede pensarse que es sólo trazar un círculo pero no fue así, yo quería que fuera de una manera concreta, que tuviera la sombra en una zona específica. Alcanzar la luna que yo quería no me costó mucho y la conseguí en unos seis días. El resto de personajes sí me costó más. En el caso de la estrella, yo cogí un modelo y luego fui buscando el color, en sí fue lo más difícil de conseguir.

¿Has pensado en algún otro lugar para presentar el libro?

Tendré que hablarlo con mi editor -risas-.

Antonio Castillo, su padre, que nos acompaña en la entrevista explicaba que se están viendo lugares donde poder presentarlo y que incluyan, además, talleres de sobre cómo dibujar la estrella. De momento, explica, ya nos han pedido que Jaime acuda a la Escuela de Verano para explicar cómo fue el diseño del dibujo de la estrella del que cuenta con un tutorial en YouTube que también hubo oportunidad de proyectarse durante la presentación.

¿Has podido trabajar en otras cosas o estas centrado en este libro?

Sí, sigo trabajando en otros proyectos que realmente son más bien sólo dibujos. Ahora en mi casa estoy haciendo un dibujo a papel en lápiz de color, pero sí que estoy trabajando en otras cosas que esperamos puedan llegar a realizarse.

También tengo un canal en YouTube con videos tutoriales donde enseño a hacer algunas cosas básicas en digital, entre ellos uno de tres minutos donde se muestra cómo dibujé el personaje de la estrella.

Me pueden encontrar como J Blue buscando alguno de los títulos como por ejemplo ‘cómo dibujar en neón’.

En el libro además se incluye un código QR que te enlaza con el canal.

¿Qué te han dicho tus amigos tras la presentación del libro?

Me siento muy orgulloso con lo que he hecho y cuando me preguntan, me dicen que me he hecho famoso. A mí me encanta el resultado, realmente ha quedado algo muy bonito, un resultado que no esperaba la calidad tan impresionante como ha quedado.

Además, por idea de mi padre está escrito en bilingüe, y la verdad que la idea me gusta mucho.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Sonrisa Saharaui
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco