Ya en la calle el nº 1023

Rosendo Berengüí: Una relación inquebrantable y a prueba de balas

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

FERNANDO VIRGILIO MARTÍNEZ

Buenas Rosendo, soy Virgilio y, como bien sabes, no suelo hacer estas cosas, pero en este caso, la ocasión lo merece. Desde que nos conocimos hace ya una década, nunca te había dedicado unas palabras de agradecimiento por todo lo que has hecho tanto por mí como por el deporte en Cehegín. Considero que darte las gracias se queda corto, por ello quería aprovechar la entrega de este premio para dedicarte unas palabras.

En lo que refiere a mi persona, no puedo estar más agradecido por todo lo que hemos y me has hecho vivir durante estos diez años de amistad. Desde el momento en que nos conocimos, allá por el año 2014, supiste encontrar y pulir en mí la cualidad de la velocidad y la de ser una mejor persona, me has hecho saber lo que de verdad es disfrutar y amar este deporte.

Rosendo Berengüí: Una relación inquebrantable y a prueba de balas
Rosendo Berengüí: Una relación inquebrantable y a prueba de balas

Siempre has estado súper implicado en todo; me has acompañado a todos los campeonatos, y cuando digo todos son todos, desde San Sebastián (PC 2014), nuestro primer campeonato y nuestra primera gran experiencia de tantas, hasta Gallur (PC 2023) con esa preciada medalla de plata absoluta. Me gustaría recordar algunos grandes momentos juntos, y los menciono, ya que para mí son inolvidables y quiero que sepas que nunca los olvidaré. Comienzo por San Sebastián, donde llevaste a un adolescente en plena edad del pavo con tan solo tres meses de entrenamiento, donde pensaba que la pista estaba rota, ya que nunca había visto una PC.

Luego comenzó AL y conseguiste que hiciera la estratosférica marca de 21.46” (récord juvenil de la RM) y con ello mi pase al campeonato de España y al campeonato del Mundo en Cali, debo mencionar la anécdota de este campeonato de España, cuando después de semis fuimos al fisio y nos dijo que si corría la final había un 80% de lesionarme, muy agradecido por lo que hiciste, ya que gracias a ti no corrí la final y me guardaron un puesto para ir al campeonato del Mundo. Luego llegó Junior y conseguiste que me quedara 3º en Sabadell, cuando nadie confiaba en mí por ir el 8º, tú supiste sacar lo mejor de mí. Llega AL del mismo año y consigo un 4º puesto. Y ya en este momento comienza nuestro pequeño distanciamiento de cuatro años, todo ello, como bien sabes, fue por asegurarme un futuro como enfermero, el cual lo he cumplido con creces, y debo de decirte que gran parte de ello es gracias a ti.

Cuando regreso de nuevo al Atletismo, me acogiste con los brazos abiertos otra vez, y de nuevo conseguiste sacar mi mejor nivel de siempre, con un 4º puesto absoluto en Nerja (2022) y un 2º puesto en Gallur (2023) con mi mejor marca de 21.08”, algo inaudito y para flipar. Me estoy dejando mil momentos y anécdotas inolvidables, pero tras tantos años es imposibles plasmarlas todas en este pequeño fragmento, pero eso sí, quedarán en nuestro recuerdo. 

Rosendo, gracias por todo de verdad, como bien sabes, nuestra relación no ha sido perfecta ni mucho menos, hemos tenido nuestros piques y enfados, pero considero que gracias a ello hemos forjado una relación inquebrantable y a prueba de balas, que va a durar de por vida. Sé que este año has tenido alguna noticia no tan buena, pero quiero que sepas que siempre me tendrás ahí, seré o me gustaría ser tu pupilo en lo que queda de temporada y en las próximas, exprimiendo al máximo mi potencial.

En definitiva, GRACIAS Rosendo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.