Ya en la calle el nº 1039

Reclusas víctimas de violencia recuperan su autoestima y autonomía personal con programas conductuales y de atención integral

La Comunidad, a través de la Asociación Paréntesis, lleva a cabo en el ámbito penitenciario acciones de sensibilización y de recuperación de identidad en aquellas mujeres que se han visto afectadas por episodios traumáticos

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

CARM

Hasta un total de 60 mujeres reclusas del Centro Penitenciario Murcia II, de Campos del Río, han participado en las tres ediciones del programa ‘Ser Mujer’ que desarrolla la Comunidad a través de la Asociación Paréntesis. Las actuaciones están dirigidas a la prevención, atención, asistencia, protección y recuperación de las mujeres víctimas de cualquier forma de violencia.

Los profesionales que lideran este proyecto trabajan la autoestima y la autonomía personal de las internas para que éstas puedan iniciar una vida independiente una vez finalicen su periodo de condena. La mayoría de ellas cuentan con parejas, familiares o entornos sociales protagonistas de situaciones de maltrato.

La consejera de Política Social, Familias e Igualdad, Conchita Ruiz, visitó uno de los talleres de igualdad y violencia que se está desarrollando con las reclusas, acompañada por el director del centro penitenciario, Jesús Fernández, y por representantes de la asociación Paréntesis. Resaltó que “el programa capacita a estas mujeres a la adquisición de conocimientos y herramientas personales para poder cortar ese ciclo de violencia que han sufrido, en muchos casos, en edades tempranas”.

El programa ‘Ser Mujer’ permite identificar patrones de violencia y situaciones de riesgo, reconocer las relaciones no igualitarias en todos los ámbitos y construir una identidad saludable. Está enmarcado en el proyecto ‘Sensibiliza-T Prisión’ con el que se pretende ofrecer una atención integral a las necesidades de las mujeres privadas de libertad y favorecer la erradicación de la violencia de género, haciendo especial incidencia en las secuelas psíquicas, médicas o adicciones asociadas a la alta prevalencia de episodios de abusos y violencia.

La titular de Política Social explicó que también se trabajan acciones de sensibilización y de prevención de la violencia entre la población masculina del centro penitenciario “para crear conciencia igualitaria entre hombres y mujeres y extinguir cualquier forma de relación basada en la dominación y el poder”.

Más recursos para combatir la violencia de género

Este año, la Comunidad ha invertido más de 8 millones de euros para la prevención y atención a víctimas de violencia de género y sexual. Una partida que se incrementa año tras año para ampliar la protección a las mujeres y menores que sufren maltrato con la creación de alojamientos seguros y acompañamiento asistencial.

Ruiz detalló que la inversión regional va destinada, por una parte, al desarrollo de programas de educación sexual, prevención del acoso y la violencia sexual, así como a campañas destinadas a combatir la violencia de género a través de internet y las redes sociales. Pero también se han ampliado los fondos dirigidos a la red de recursos asistenciales y de atención integral a las víctimas, como es el caso del Centro de Emergencia, la mejora de la accesibilidad en las casas de acogida o el Centro de Crisis para víctimas de violencia sexual.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.