Ya en la calle el nº 1032

Pedro Chico lleva camino de «cargarse» San Marcos

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

PSOE BULLAS

Vaya por delante el máximo respeto del Grupo Socialista por todas las sensibilidades y todas las opiniones que concita esta fiesta, que llevaba una trayectoria extraordinaria, de participación de todas las edades y de múltiples actividades para todos los guPedro Chico lleva camino de "cargarse" San Marcosstos. Pero nos vemos obligados una vez más a poner voz a todas las personas que se han dirigido a nosotros mostrando su cabreo creciente sobre el rumbo que ha ido tomando en estos dos años el festejo en su conjunto.

Días pasados hacíamos balance de lo ocurrido a lo largo de esta legislatura, de las sucesivas celebraciones de esta fiesta desde que gobierna el Partido Popular, de los cambios producidos en el «San Marcos de siempre», del descontento creciente con el planteamiento realizado por el Partido Popular en los últimos años, y de cómo nos han pasado el rodillo cada vez que, machaconamente, hemos propuesto la creación de un Comisión que permitiera una amplia participación, para evitar sucesos como la suspensión del desfile de carrozas sin dar una alternativa, como ocurriera en otras localidades que comparten esta festividad.

La valoración que hacemos en caliente del San Marcos 2015 no puede ser más desasosegante. Mucha, pero mucha gente, como dijimos antes, nos manifestaban que de seguir así se acabó San Marcos. Y no sólo de nuestro pueblo, pues es sabido el poder de atracción que años atrás tenía para toda la comarca.

Repasando la oferta para este año, y sin querer ser exhaustivos, queda la sensación de que el sábado prácticamente se ha perdido para la fiesta, por ser escasas las actividades y poco atractivas. Unido a la supresión de la paella, se ha conseguido acercar menos gente, lo que se hacía patente tanto en las barras de los bares como en el festival de folclore. El domingo, con la propuesta actual, sigue dividiendo enormemente a la gente. Por lo que, en lugar de una solución, que casi nadie pedía, se ha creado un enorme problema. Aquí sólo tratamos de mostrar lo que se ha apreciado tras la celebración, sin buscar la mejor solución, que como hemos repetido por activa y por pasiva, debe ser el debate de una amplia comisión con todos los intereses en presencia.

Y lo que se apreció fue una procesión que tenía que estirar al máximo los participantes por su escaso número, que desfilaba a la ida con las calles prácticamente vacías. Una mínima exhibición de los grupos de baile invitados junto a la Peña La Uva, por la premura del recorrido. Y un desfile de carrozas muy escasas en número, en comparación a varios años atrás, que casi duplicaban a las de este año que hacían su recorrido en un suspiro, dejando un mal sabor de boca a los espectadores, tras larga espera. A decir de participantes de otros años, el coste y esfuerzo de vestir una carroza ahora no merece la pena, lo que explica el menor número de aquellas. El tiempo se encargó de medio arruinar la tarde, deslucida desde muy pronto, pero de esto no tiene culpa nadie.

En definitiva, o le ponemos remedio, o será difícil volver a disfrutar aquellos San Marcos plenos de alegría y de participación, aunque nunca lloviera a gusto de todos.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.