Ya en la calle el nº 1051

Miguel Ángel Ferrer, el futbolista que hizo famoso su apodo familiar, Mista

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Miguel Ángel Ferrer, el futbolista que hizo famoso su apodo familiar, Mista
.

Jaime Parra / David Pérez

Miguel Ángel Ferrer, o por el apodo familiar por el que muchos aficionados lo reconocerán más fácilmente, ‘Mista’. Nacido en Caravaca de la Cruz, ha sido ganador de la Copa de la UEFA, la Supercopa de Europa y de la Liga Española con el Valencia, además de haber ganado la Liga de Canadá con el Toronto FC y la Copa Intertoto con Atlético de Madrid y Deportivo de La Coruña.

Con el Campus al que da nombre y que cumple veintitrés años, enseña a los niños la práctica del deporte que lo convirtió en estrella y, aún más importante, los valores que le inculcaron los fallecidos Jorge Bera y Julio Cardozo, unos valores que inspiraron a otros también como a su amigo el también fallecido José Carlos Gozalbes, “Pipa”.

Jorge Bera y Julio Cardozo, dos adelantados a su época que tenían como máxima: “antes que futbolistas sois personas” y les exigían que cuando jugaran llevaran el nombre de Caravaca con orgullo y respeto.

Con motivo del treinta aniversario del El Noroeste, repasando gestas de los deportistas de nuestra comarca, reluce con luz propia el futbolista Mista (aunque no podemos olvidarnos de Pedro León ni de Juan Valera), con el que quedamos a tomar café en una céntrica cafetería de Caravaca y al que, mientras entrevistamos, no dejan de acercarse amigos para saludarlo, amigos de un pueblo que le concedió su más alto honor, ser pregonero de las Fiestas Patronales.

Pichichi de la Liga, héroe del doblete con el Valencia en la temporada 2004, entrenador en Canadá, pero también con los juveniles del Valencia y del Rayo Vallecano, nos centramos en los jóvenes que lo ven como su ídolo y a los que en el lado humano del deporte trata de prepararlos para la fama, pero también para el fracaso. Aunque desde su retirada en 2011, quizá el fútbol haya perdido parte de su componente romántico: él, que a la vez que en los campos de césped jugaba en el asfalto o la tierra, ve cómo el deporte se ha profesionalizado en exceso a cortas edades. Algo que lamenta, porque el fútbol, antes que una profesión, es un juego. “No solo el fútbol, el deporte crea lazos, haces amigos que lo son de por vida”.

Mista, protagonista de un sonado caso jurídico en 1999, nos explica qué le supuso convertirse en portada de los diarios tan joven, perder su anonimato y agradece el tener siempre cerca amigos cercanos que lo asesoraron y guiaron por el buen camino.

Después hizo historia, como puede comprobarse por los títulos que resumimos al principio del artículo. Y se retiró a tiempo en Canadá cuando pensó que sus facultades disminuían, porque siempre tuvo claro que no quería “arrastrarse por el campo”.

Dejó de jugar, pero el fútbol no lo ha dejado. Entrenador ahora, no se sabe si seguirá los pasos de Jorge Bera y Julio Cardozo formando futbolistas o seguirá los de otro entrenador, este profesional, que también lo marcó: Carlos Aimar en el Tenerife.

Internacional con la Selección, jugador determinante tanto en Europa como en España, su mayor logro, asegura, no se encuentra en su vitrina a rebosar de trofeos, sino en haber llevado la Cruz de Caravaca y su apodo familiar por todo el mundo.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Sonrisa Saharaui
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco