Ya en la calle el nº 1034

Mercado de ganados de Cavila: otro suspenso en transparencia y participación ciudadana del gobierno municipal

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

ENRIQUE FUENTES/CONCEJAL SOCIALISTA EN EL AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

En el Pleno del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz del pasado 30 de noviembre se aprobó inicialmente la desafectación del bien de Dominio Público “Mercado de Ganados Venta de Cavila”, para cambiarlo a Bien Patrimonial. El escaso margen de diferencia (un solo voto de veintiuno) con el que se aprobó (11 votos favorables de PP y C,s  y 10 contrarios del grupo mayoritario – PSOE-) debe inducir a reflexionar profundamente sobre la conveniencia o no de la desafectación.

Desafectar es alterar la calificación jurídica que permitiría vender ese bien, lo que precisaría,  según la ley, acreditar la oportunidad y legalidad, es decir, si es útil para el interés público, lo cual no se ha acreditado en el expediente.

Justifican la conveniencia con falsos argumentos como: “no cumple ningún fin público”,  obviando su utilización eficaz para diversas ferias y exposiciones, también por una organización profesional agraria o como almacén público de vehículos.

Afirman que su actual calificación  jurídica impide un aprovechamiento rentable, obviando la posibilidad de cobrar tasas de carácter tributario mediante concesiones administrativas, lo que desmontaría su argumento, olvidando además que la rentabilidad de los espacios públicos se basa en el beneficio que los ciudadanos obtienen usándolos, como ocurre con las calles y plazas, sin que eso implique necesariamente un pago directo.  Dicen que “es innecesario para el cumplimiento de las competencias propias de la corporación” como si las ferias, exposiciones y otros usos públicos, que requieren gran espacio, importantes para la economía local,  no fueran de competencia municipal, o como si hubiera en Caravaca otro lugar público con esas características que lo pudiera suplir. Argumentan que, con la desafectación, “se reduce el gasto público que implica su mantenimiento” lo que evidencia la verdadera intención no confesada de venderlo, no hay otra forma de eliminar ese gasto que desprenderse del inmueble, salvo que se pretenda abandonar la obligación del Ayuntamiento de mantener en buenas condiciones un bien de su propiedad;  se trataría por tanto de “hacer caja” vendiendo el bien público, sin justificar la oportunidad que exige la Ley.

Además, es preocupante la flagrante falta de transparencia y de participación ciudadana. La transparencia es un indicador fundamental de la calidad de los gobiernos democráticos y un presupuesto necesario para que los ciudadanos ejerzan adecuadamente su valoración y una verdadera intervención participativa; al contrario, el Gobierno Municipal no ha establecido ningún procedimiento de participación ni de transparencia.  En ningún momento ha dicho qué se pretende hacer, ni si se quiere vender o alquilar, solo dan, contrariamente al espíritu de la ley, vagos argumentos de supuesto rendimiento económico sin describir las verdaderas intenciones; tengamos en cuenta que su valor es de varios millones de euros, que pertenece a Caravaca gracias al esfuerzo de alcaldes y corporaciones locales anteriores y a las ayudas de otras Administraciones Públicas. Obviar la participación pública y la transparencia en un caso tan trascendente es una falta grave de respeto a los ciudadanos que solo han tenido conocimiento de esto gracias a las intervenciones en los medios de comunicación del Grupo Municipal Socialista al que tampoco se le dio conocimiento antes de elevar la propuesta al Pleno.

Considerando por tanto que el Mercado de Ganados de Cavila puede seguir teniendo utilidad pública,  que puede ser rentable para el municipio, que no existe en Caravaca un espacio público con sus posibilidades, que  no se justifica el motivo ni la oportunidad ni el destino que se pretende dar al inmueble, el Grupo Municipal Socialista ha presentado alegaciones, en el periodo de exposición pública, proponiendo que se revoque el acuerdo del Pleno en el que se aprobó inicialmente la desafectación, por incumplimiento del artículo 81 de la Ley de Bases de Régimen Local.

Además, proponemos que se inicie un procedimiento de participación pública, abierto a toda la ciudadanía de Caravaca, en el que se muestren las verdaderas intenciones del Gobierno municipal, en el que se diga si se pretende vender el inmueble y del que se puedan extraer las opiniones de los ciudadanos sobre la conveniencia o no de la desafectación y sobre los usos que se deben dar en el futuro al Mercado de Ganados de Cavila.

 

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.