Ya en la calle el nº 1043

María José Soria aspira a una política diferente, de servicio y cuidado de todos los caravaqueños

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
María José Soria, candidata socialista a la alcaldía

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

JAIME PARRA

María José Soria (Caravaca, 1976) no es de una familia socialista de las de pata negra. No es ni tan siquiera de familia socialista. Ni de pequeña recuerda que la política ocupara el centro de la conversación en la mesa a la hora de comer.

A veces, más en la juventud que de niña, había desacuerdos en torno a esto o aquello, lo normal entre generaciones que se quieren pero ven la vida con distintos ojos. 

No estaba la política en el centro de las enseñanzas y de los valores familiares, lo que sí le inculcaron, a ella y a sus cuatro hermanos, fue el sentido del deber y el del servicio al ciudadano.

Tan bien se lo inculcaron a sus cinco hijos que tanto su hermana Ana Belén, la menor, como ella trabajan en el 112. La asistencia a quien se encuentre en una situación de riesgo, los cuidados, tan debatidos como esenciales cuando sobreviene una pandemia. Ese trabajo fue la vocación de María José, la política viene después.

Dos de sus tres hermanos también han situado en el centro de su trabajo, y en el de su vida, el servicio, bien a la patria, bien al ciudadano. 

Su hermano Sebastián es subinspector en la policía local y su hermano Pascual, coronel y director de la Academia General del Aire de San Javier. Orgullo de los caravaqueños por haber alcanzado tamaña responsabilidad, corresponde a sus vecinos trayendo a Caravaca un acto de Jura de Bandera en el que por supuesto María José participa jurándola.

Ni patria ni familia ni religión (la candidata socialista se declara católica) se contradicen con su mentalidad socialista. Para ella no hay debate: se puede ser madre de dos hijas y progresista; declararse española y a la vez ser progresista, católica y por supuesto progresista.

Cuidados y servicios, a ellos han dedicado su vida María José y sus hermanos.

Dos cualidades importantísimas en política. Pero la política aún no había llegado a su vida. 

Primero fue la protesta laboral, y allí descubrió que los trabajadores unidos logran mayores avances sociales. También conoció al ahora diputado Pedro López, socialista él y que se implicó en la que al final fue una exitosa demanda laboral.

Con él descubrió que la política podía ser una gran herramienta para mejorar la vida, de sus compañeros de trabajo o de sus vecinos, lo importante, razona, es estar allí donde se la necesita.

Sus convicciones socialistas, y el ejemplo de Pedro López ,la llevaron a afiliarse al PSOE caravaqueño, por Internet, casi sin contárselo a nadie. Fue en 2014, y Pepe Moreno, un alcalde ejemplar para María José, con la dignidad de mantenerse como portavoz de la oposición pese a perder la alcaldía aunque ganara las elecciones, se había fijado en ella.

Eso fue en su legislatura como alcalde.

Se había fijado en María José y le propuso formar parte de la candidatura socialista. Propuesta que la sorprendió, pero la Concejalía que le ofrecía se ajustaba perfectamente a sus valores: Asuntos Sociales.

Allí estaba el cuidado y estaba el servicio a sus vecinos, más o menos cercanos, de este o de aquel barrio, votantes o no, simpatizantes suyos o de los otros. El cuidado no entiende de ideología y en un momento de la conversación me sorprende asegurando que ha comprobado en sus tiempos de concejala que la pobreza no siempre está donde se espera, que se oculta a veces por vergüenza. Por eso para ella han sido tan importantes estos Premios Rosa al Compromiso Social celebrados el pasado fin de semana.

“Poder premiar a las personas o colectivos que de alguna forma contribuyen a engrandecer al pueblo de Caravaca de la Cruz o a corregir sus desigualdades, es algo que las y los socialistas llevamos en nuestro ADN. Es necesario que se valore y reconozcan sus méritos a quienes en la sociedad caravaqueña hacen que nuestro día a día sea más equitativo”.

Y entre los premiados escogió entregar su Rosa a Francisco Marín, editor de este semanario y de varias editoriales como Gollarín, porque comparten un mismo compromiso cultural: el conservar nuestras tradiciones y el acercar la cultura, a la que debe tener acceso todo caravaqueño, tanto al casco urbano como a esas pedanías que se despueblan, y se desplomarán más, advierte, si los gobernantes no toman medidas urgentes. 

Volvamos a la Concejalía de Asuntos Sociales, y aquí María José se detiene un momento en otra María José, ya fallecida: María José Rosa Mayordomo, quien fuera directora de la Mancomunidad de Servicios Sociales del Noroeste, una mancomunidad donde se prestan gran parte de los servicios para los más necesitados, señala. No quiso nunca atribuirse como suyo el trabajo de María José y el resto de su equipo, aunque actuando de otra manera hubiera podido atraer el voto agradecido de éste o aquel necesitado de ayuda.

Sí destaca que el presupuesto del Ayuntamiento fue aumentado en 87.000 euros destinados a personas sin recursos, también su conocimiento, que espera que le sirva como alcaldesa, de todas la asociaciones y colectivos, la beca a los niños en verano o los juguetes en Navidad, entre otras actuaciones.

Para 2017 Pepe Moreno había visto en María José un potencial mayor por explotar, y la ahora candidata sumó otras concejalías, Deportes y Recursos Humanos, dos de esas concejalías donde se hunden carreras políticas.

Y, aunque hay mucho por destacar, como la unificación del fútbol local, María José, como antes con los trabajadores de la Mancomunidad, se queda con el gran equipo al que dirigió y la calidad de nuestras escuelas municipales, siendo un referente en la Región de Murcia, “ya que permite que los niños puedan acceder a un amplio abanico de actividades con precios para todas las familias e incluso familias en situación de vulnerabilidad fueron becadas para que el deporte llegara todos los niños del municipio”.

Y con Deportes Recursos Humanos y su empeño en una mayor formación de los trabajadores municipales.

Y además Mujer y Sanidad, donde defiende lo importante es que se actúe desde una base comarcal en la protección de las mujeres, las reivindicaciones sanitarias o la protección de animales.

Porque Caravaca para esta caravaqueña será más fuerte unida a los pueblos vecinos, vínculo que tratará de fortalecer si logra la alcaldía, aunque también cree que Caravaca mostraría aún mayor potencial si los partidos políticos de la localidad votaran por el bien de los vecinos, algo que defiende se hizo en época de Pepe Moreno y que echa de menos en esta legislatura que acaba de José Francisco García.

Confiesa que le hace ilusión llegar a ser la primera alcaldesa de Caravaca, y también hacerlo cuando el municipio del Noroeste se convierta por obra y gracia del Año Santo en capital de la Cristiandad. Pero que el cuidado y el servicio a los vecinos son su prioridad, ser alcaldesa de barrios con historia y también de prolongaciones y zonas residenciales, del casco histórico que, apunta, necesita una acción inmediata antes de perder nuestro patrimonio, o de pedanías que ha conocido en profundidad en su época de concejala. Sobre todo ser la alcaldesa de quienes la voten y de los que no. Porque el cuidado y los servicios a los caravaqueños, para esta política, que llegó tarde a la política aunque con las ideas y muy claras, deben estar por encima de cualquier otra consideración. Así lo asegura, que su despacho estará abierto a sus paisanos, pero no abierto como se dice tantas veces en prensa para luego transformarlo en un búnker donde se pierde el contacto con la calle, especifica, y que en sus decisiones no distinguirá entre los míos y los otros: solo verá caravaqueños.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.