Ya en la calle el nº 1044

Manifestación en el Centro de Salud de Calasparra en protesta por la última agresión sufrida por una sanitaria

En el Centro de Salud de Calasparra dos doctoras han pedido el traslado debido a una situación de insultos y amenazas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

E. SOLER

Personal sanitario del Área IV de Salud se manifestaba esta mañana en el centro de Salud de Calasparra en señal de protesta por la agresión que sufrió una doctora de atención primaria la semana pasada.

Los hechos sucedieron cuando la doctora en su turno de guardia atendió una urgencia domiciliaria. A su llegada a la vivienda el marido de la enferma se dirigió a ella en tono ofensivo llamándola ‘negra de mierda’ y que ‘cómo era posible que ella fuera doctora’. Así lo relató la doctora Licet Rosado, que esta lacra no ha conseguido borrarle la sonrisa. «ya entrando nos preguntó que dónde estaba el doctor, cuando nos personamos la enfermera y yo», explicó Licet quien reconoció que «me quedé en shock, además mientras nos insultaba yo estaba mirando a la mujer que era la enferma». Fue el técnico de la ambulancia tuvo que intervenir llevándose al hombre, para que el equipo médico pudiera atender a la mujer. La doctora decidió seguir con la guardia atendiendo al resto de pacientes, «los demás enfermos nos necesitaban en ese día y no podía dejar mis obligaciones», explicó. Cuando llegó al centro fue cuando escribió al resto de compañeros para contarles lo que había sucedido, inmediatamente la coordinadora médica le dijo que debía de denunciar ante el SMS y las autoridades.

La gerente del Área IV, Mercedes Barba, denunciaba la situación que viven muchos profesionales de la salud, «estamos viviendo tiempos muy complicados para la asistencia sanitaria, sobre todo en los ambientes rurales es más complicado todavía», incidiendo que se trata de un personal sanitario que se dedica «atender las enfermedades de los usuarios y muchas veces recibimos como respuesta agresiones, vejaciones e insultos». También subrayó que «la mayoría de la población tanto de la comarca, como de la Región tiene un comportamiento ejemplar, empañado por aquellas personas que no tienen respeto por los profesionales de la salud».

Por su parte, la directora general de Atención Primaria, María José Marín, puso en valor «la coordinación que existe entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que es bastante fluida con el Servicio Murciano de Salud». también destacó «la concienciación que es necesaria entre la población, igual que los cuidamos nosotros a ellos con todo nuestro cariño, ellos nos tienen que cuidar a nosotros, está situación no se puede consentir».

Desde el Sindicato Médico piden que el SMS realice también la denuncia ante las autoridades. Su responsable Cristina Naranjo explicó que «las agresiones se están sucediendo diariamente, es la tónica de nuestro trabajo, es muy raro que algún médico no se lleve alguna mala contestación o subida de tono». Tras la aprobación del Plan de Prevención de Agresiones que se ha aprobado, el SMS está intentando abarcar todas las posibles sanciones, sobre todo de cara a las administrativas que se puedan hacer. «También pedimos que sea la empresa quien realice directamente la denuncia ante las autoridades, porque existe un medio, ya que el profesional tiene que regresar a trabajar en el entorno del agresor».

En el centro de Salud de Calasparra dos doctoras han pedido el traslado debido a una situación de insultos y amenazas.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.