Ya en la calle el nº 1044

Los estudiantes de Mula reclaman una sala de estudio abierta 24 horas

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

MICAELA FERNÁNDEZ

El colectivo estudiantil de Mula reclama al alcalde, Juan Jesús Moreno, la sala de estudio que se viene prometiendo desde hace años. Han sido más de 40 personas las que han remitido un escrito a alcaldía para insistir en que, como usuarios de la biblioteca, llevan años intentando conseguir una sala de estudio con las condiciones adecuadas para ello.

“Lo que se nos presentó como una sala de estudio provisional, se está encaminando por parte del Ayuntamiento a ser una sala de estudio fija, parcheando problemas en la misma, pero sin dar una solución real que cubra las necesidades de los estudiantes”, afirman.

Según explican, “se nos prometió una sala cuyo emplazamiento iba a ser el ya restaurado Convento de San Francisco, cuyo proyecto definía ciertos espacios destinados a Biblioteca Pública Municipal con adecuadas salas de estudio y, hasta la fecha no tenemos noticia alguna de que el convento vaya a albergar la tan ansiada biblioteca y sala de estudio”.

La sala de estudio habilitada actualmente se encuentra ubicada en un espacio anexo a la Biblioteca Pública Municipal. El espacio es muy reducido para el número de usuarios, con las mesas tan pegadas unas con otras que deben levantarse para que otros puedan pasar. El aforo para el estudio, incluyendo la sala interior de la biblioteca, se limita a 50 personas teniendo que hacer cola antes de la apertura de la sala para coger un sitio para estudiar.

En este mismo sentido, los estudiantes afirman que la iluminación es inadecuada y hay pocas tomas de corriente, a pesar de que se colocaron nuevos focos que no llegan a iluminar la totalidad de las mesas al tiempo que hacen sombra al inclinarse para mirar el libro, según explican.

Destacan, además, que el horario es muy limitado, “aunque alabamos el esfuerzo realizado manteniendo un horario permanente de 16 a 22 horas todo el año, durante los periodos de exámenes este horario se hace insuficiente, siendo necesaria la apertura en domingos mañana y tarde y, llegado el caso, ampliar aún más las horas, en vistas a que lo realmente necesario sería disponer de una sala de estudio 24 horas como tienen otros municipios.

En el escrito destacan el hecho de que la sala no esté insonorizada y se encuentre justo encima de un parque, así como que la climatización que resulta inadecuada por aparatos que no consiguen una temperatura idónea. Es por este motivo que reclaman una sala de estudio “no provisional ni parcheada, con capacidad acorde a las necesidades, luz adecuada para el estudio, mesas y sillas disponibles y adaptadas, enchufes suficientes, un sistema de aire acondicionado y calefacción adecuados y con un horario 24 horas que no restrinja el estudio diario de los usuarios”.

Los estudiantes proponen alternativas para contar con esta sala como habilitar otros espacios como pueden ser los antiguos juzgados actualmente cerrados, tarjetas de acceso individuales o listas de encargados para su apertura, cierre y control, “que eviten que tengamos que irnos a otros pueblos a estudiar por contar con mejores y más grandes instalaciones”.

cartel

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.