Ya en la calle el nº 1039

Los despilfarros del Noroeste

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

MIGUEL HERNÁNDEZ
¿A qué cabeza pensante sensata se le ocurre hacer dos auditorios con capacidad para más de mil personas a tan solo ocho kilómetros de distancia?, en dos poblaciones que entre ambas apenas llegan a los cuarenta y cinco mil habitantes.Auditorios inacabados en Cehegín y Caravaca
Pues no ha sido a una cabeza sólo, aquí en el noroeste han sido dos. Cehegín y Caravaca, o Caravaca y Cehegín como ustedes prefieran, en pleno éxtasis económico, dijeron: necesitamos un Auditorium para atraer a las primeras figuras del mundo del espectáculo. Y como somos más chulos que nadie, vamos a poner dos, ahí con un par.
En Cehegín a poca gente le ha sorprendido que la bandera del despilfarro y de la pésima gestión fracasara, algunos cehegineros, hoy en el paro, me dicen que si sus máximos representantes en sus vidas profesionales la gestión de sus empresas terminó como terminó, no iba a ser menos gestionar un ayuntamiento con el dinero de todos y encima sin tener que dar muchas explicaciones. 
El resultado es una mole de estructura metálica abandonada y esperando que algún día los brotes verdes se conviertan en el vergel en el que algunos creyeron que vivirían eternamente, y así poder llenar sus asientos de cientos de personas llegadas de fuera de sus fronteras, ávidas de ver el Lago de los Cines interpretado por el Ballet Bolshoi. 
A algunos en pleno nirvana económico, parece que se les olvidó aquellos tiempos de Cehegín cuando era casi una quimera llenar la Casa de la Cultura para ver algún espectáculo de cierta calidad, y obnubilados pensaron que serían capaces de convertirse en candidatos la Capital Cultural Europea.
En Caravaca llueve sobre mojado, y después de ver como está el patio, quizás sea el problema menos grave que tienen encima, aunque a nadie extrañe que también termine de nuevo en algún juzgado el tema.
Para que nos hagamos una idea de la cantidad despilfarrada, el coste total de ambos auditorios hubiera sido similar a los presupuestos de la capital del noroeste, unos 22 millones de euros, sin contar el grandísimo coste que supone su mantenimiento diario.
Y digo yo, ¿no hubiera sido más lógico hacer uno solo y terminarlo?
Eso parece lo lógico y razonable, y que el interés comarcal hubiera primado sobre la chulería del ‘y yo más’, pero después de ver que en este país, a Alcaldes de municipios que tienen más de cincuenta mil habitantes, exigir que el AVE pare en su pueblo, que te puedes esperar.
Ah, y aquí nadie da explicaciones medianamente convincentes, porque si hablamos de presentar la dimisión por incompetentes mejor correr un estúpido velo.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.