Ya en la calle el nº 1047

Lobos en Moratalla

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Lobos en Moratalla
Lobos en Moratalla

José Jesús Sánchez Martínez | Cronista Oficial de la Villa de Moratalla

Hoy en día, tanto la zona de referencia como ambos lados del viejo camino de Benámor, está todo urbanizado, “sembrado” de edificios. Pero en aquél entonces, no.

En aquél entonces –enero de1896– todo era un paraje de monte, sombrío, oscuro y apagado, había que caminar cierta distancia totalmente deshabitada desde las últimas casas del pueblo hasta el cortijo o casa del Padre Mellinas.(En los últimos años, por deformación del lenguaje, popularmente se conoce como zona o casa “Palmellinas”.

Pues bien, era noche cerrada, oscura y con abundante nieve. Y he aquí que el joven Juan Martínez Melano, siendo las veintitrés horas, decide marcharse del pueblo hacia su lugar de residencia: casa del padre Mellinas. Apenas se había alejado un poco de las últimas casas del pueblo y adentrado en el camino de Benámor. cuando se percató que no estaba solo, que alguien o algo le observaba en la oscuridad… Entonces, se dio cuenta que eran un par de lobos que buscaban en su persona el alimento que la abundante nieve de los cercanos montes, no les había permitido capturar y empujados por el hambre, merodeaban por las afueras de Moratalla para intentar saciarla.

Para iluminarse en la oscura noche nevada, Juan portaba un farol y al agacharse para rebuscar unas piedras con las que defenderse de los chacales, estos se movieron, observando que se alejaron un poco pero, apenas anduvo unos metros cuando comprobó que le cerraban el paso. Fue entonces cuando el joven movió varias veces el farol, viendo que los lobos huían hacia un barranco cercano…

La imagen idílica, aunque temida, de los lobos, hace años que desapareció de los montes de Moratalla. Los últimos fueron capturados en la zona de Revolcadores.

El periódico “Las Provincias de Levante”, en su número de enero de 1896, se hizo eco del suceso, según redacción del corresponsal Francisco Ruiz de Amoraga. He aquí dicha noticia:

LOS LOBOS

Una de estas noches pasadas, cuando nuestros alrededores se hallaban cubiertos con una gran capa de nieve, le salieron dos lobos al vecino Juan Martínez Melano, al retirarse del pueblo á la casa del padre Mellinas, cortijo distante unos cien metros. Serían las 11 dé la noche y poco antes de llegar á dicho cortijo, se le pasaron de frente los dos animalitos, que según refiere el sorprendido joven eran de regular tamaño. Por fortuna este sugeto (sic)llevaba un farol y al moverlo para inclinarse á recoger piedras para tirarles notó que huyeron pero no tanto, que á los pocos pasos se colocaron de nuevo á uno y otro lado para estorbarle el paso. Movió otras veces la linterna y entonces los vió correr hacia un barranco que hay inmediato. Al dia siguiente, advirtieron los habitantes de la casa cortijo, dos enormes agujeros hechos en la puerta del corral de ganado, que se atribuye á los citados lobos. El ganado no sufrió percance alguno

Lobos en Moratalla
Lobos en Moratalla

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE