Ya en la calle el nº 1044

La violinista Lucía Fernández participa en la final del concurso Entre Cuerdas y Metales

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

La violinista Lucía Fernández participará en la final del concurso Entre Cuerdas y Metales y actuará con la Joven Orquesta Sinfónica de Granada.

Esta joven estudiante del Conservatorio Leandro Martínez Romero empezó a tocar el violín con 4 años. No sabe el porqué, pero cuando sus padres le preguntaron eligió el violín. Y comenzó en la Escuela de Música junto a su madre aprendiendo con el Método Suzuki.

De su paso por la Escuela de Música y de sus primeros años en el Conservatorio guarda un recuerdo especial de sus profesoras Marta Martínez y Miriam Sánchez, así como de Conchi Pozo y del fallecido Manuel Montiel Guirado, quien le dejó una huella imborrable, tanto por su creatividad como por su pasión por la música. También cita como otros profesores que la han acompañado en su camino como músico a Mabel Arribas y Pedro Rebollo y, ahora que se encuentra cursando 5º de Estudios Profesionales, le imparte clases el director del Conservatorio, Raúl Bartomeu, “del que estoy recibiendo un apoyo incondicional que jamás olvidaré y al que siempre estaré agradecida”.

Pero no todo en la vida musical de Lucía han sido clases regladas, desde pequeña las ha simultaneado con otras particulares, como las que le impartieron Niko Bay y Bárbara Parham. Y con 11 años, gracias a la invitación de sus amigos Angélica y Ángel, dio sus primeros conciertos en la comarca con JONOMUR (la Joven Orquesta del Noroeste Murciano). Una gran experiencia, como también lo fue la temporada en que formó parte con su compañera Nerea de los Animeros de Caravaca.

Tuvo que dejar los Animeros dada la exigencia de la carrera musical que ha elegido, como también tuvo que cambiar, a mitad de curso, en el IES San Juan de la Cruz el Bachiller de Ciencias Sociales por el de Artes, que cursa actualmente. Un cambio que no resulto sencillo, por lo que agradece los esfuerzos que ha realizado el equipo directivo del centro.

Con 13 años, compaginándolo con sus estudios en el Conservatorio, fue alumna del violinista Alejandro Bustamante en la Escuela de Alto Rendimiento Musical “Forum Musikae” en Madrid. En la actualidad recibe clases magistrales del violinista y profesor del Conservatorio Superior de Música de Murcia Antonio García Egea.

Recuerda esos viajes a Madrid o a Murcia o a Granada y a otros puntos de España y el gran esfuerzo, no solo económico, que ha supuesto para sus padres.

Con 15 entró a formar como titular de la Orquesta de Aspirantes de la Región de Murcia y más tarde fue invitada a actuar junto a la de Jóvenes. A sus 16 años es titular de la Joven Orquesta Sinfónica de Granada, con la que actuará como violín solista el próximo 19 de mayo en el Teatro José Tamayo Chana de Granada.

Pero antes, este 23 de abril, competirá en la final de la XXVI edición del concurso Entre Cuerdas y Metales de Cartagena, final a la que ha llegado a pesar de que actuó con fiebre en las semifinales.

Se recuerda ese mismo día ya en Caravaca, en casa de un amigo, dándole a refrescar a la página donde se daban a conocer los nombres de quienes pasaban a la final. Cuando por fin se actualizó y vio su nombre entre los elegidos, soltó un grito de alegría.

Incluso el tiempo libre de Lucía lo dedica a la música, como cuando toca con el grupo de música In Tempo (gracias a Leticia) en bodas y comuniones.

Cuando se le pregunta qué es la música, se pone nerviosa, son tantos los sentimientos que le provoca, explica, y al final resume con un “todo, la música es todo para mí”. Un arte que, entiende, no puede practicarlo todo el mundo dada su dificultad, pero que sí deberíamos apreciar todos. Y recomienda a quienes acaban de empezar que presten tanta atención a la teoría como a la práctica, porque en ella se encuentran los fundamentos.

Destaca del mundo de la música la posibilidad de viajar y la capacidad que tienen los músicos de hacer amigos, como le ha pasado a ella, que los ha hecho de muchos sitios de España donde ha acudido a cursos de verano, como al de la Escuela de Alto rendimiento “Forum Musikae” o al “Pirineos Classic”.

Tras la final de Entre Cuerdas y Metales y su actuación en Granada con la Joven Orquesta Sinfónica, la joven violinista caravaqueña ya tiene planes para este verano: asistir al XIV Encuentro Internacional de Música de Cieza, donde recibirá clases magistrales de Wiber Aerts.

Seguro que en unos años, no muchos, será Lucía quien imparta clases magistrales a jóvenes que sueñen con extraer como ella magia de su violín.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.