Ya en la calle el nº 1034

La nueva edición de «El otro estado de la Región» documenta una «Murcia anclada en la España más retrasada en términos económicos y sociales»

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

JAIME PARRA/FOTOGRAFÍA CARLOS TRENOR
El Foro Ciudadano de la Región de Murcia presentó recientemente en Murcia capital y en breve en Cartagena su Informe «El otro Presentación de El otro estado de la regiónestado de la región», hablamos con Patricio Hernández, presidente del mismo y encargado , sobre éste de 2014 y la evolución respecto a anteriores «Estados de la Región».
-¿Cómo se encontraba la Región de Murcia en el último Estado de 2010 y cómo ha evolucionado hasta éste de 2014?
-En 2010 ya estábamos viviendo de lleno la crisis que se desencadenó con el estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera a partir de 2008, aunque sólo estábamos empezando a notar sus efectos que pronto se agudizarían hasta convertirse en la Gran Depresión, la peor crisis vivida en la región desde que recuperamos la democracia, y que es una superposición de crisis diversas: primero fue económica para pronto convertirse en una profunda fractura social que ha dejado muy maltrecha a prácticamente la mitad de la población de la región y exacerbado las desigualdades sociales, y para seguir con una grave crisis política y yo diría que de moral pública, con la emergencia del más importante ciclo de corrupción política que hemos conocido y que aún no ha terminado de aparecer y de ser investigado y juzgado, y que ha dejado un corolario de desafección o desapego del régimen político bipartidista (que en la región es, desde hace veinte años, monopartidista) que definitivamente ha entrado en una crisis terminal.
Estos años no ha hecho más que confirmar nuestros diagnósticos y análisis (que venimos haciendo desde el primer Informe del Foro Ciudadano en 2003) y evidenciar los gravísimos errores que se han cometido en la región al apostar de una forma exagerada (que podemos llamar de «irracionalidad exuberante») por un modelo de desarrollo cortoplacista fuertemente especulativo basado en el crédito barato y la recalificación masiva de suelo, y en la mano de obra poco cualificada y en sectores de escaso valor añadido, que necesariamente tenía que acabar en el desastre, y en eso es en lo que hemos dado al final. El balance es lo que llaman los economistas que escriben en el Informe, «la historia de una divergencia», la que ido separando cada vez más a la región de la media española en los principales indicadores y que nos ha anclado en la España mas retrasada en términos económicos y sociales. En 2008 la región tenía un PIB por habitante que representaba el 85,3% del español; en 2013 descendió al 80,3% (cinco puntos de retroceso en términos convencionales de riqueza). Otro dato que puede iluminar esto que digo es el porcentaje del indicador integrado europeo (Arope) que mide la población en riesgo de pobreza y exclusión: en la región de Murcia había en 2008 un 28,8% de población en esta situación (frente al 24,5% español), mientras que en 2013 hemos escalado hasta un brutal 36,9% (mientras en España el promedio se ha puesto en el 28,2%, un 8,6% menor).
-En el prólogo de Antonio Campillo y en su presentación hablan de «cambio de ciclo» y «final de ciclo político», ¿cómo definirían este ciclo que se está acabando y qué expectativas se presentan?
-En efecto, hay múltiples señales de que se ha agotado un ciclo y estamos empezando a abrir otro nuevo, que se visualizará con nitidez a partir de la próxima primavera, cuando tengan lugar las elecciones autonómicas y municipales. Va a producirse un gran vuelco electoral que probablemente desaloje al PP de la mayor parte del poder institucional que ha ostentado de forma absoluta (y ejercido absolutistamente) los últimos veinte años. Es todo un modelo político, el bipartidista, fuertemente clientelista y partitocrático, donde los dos partidos que están en su base ocupaban todos los espacios de poder y representación, que además estaban cartelizados (es decir, separados de su base social e incrustados como parte de los aparatos del Estado, del que vivían), lo que dañó la separación de poderes y ha puesto en riesgo la libertad de expresión (por el fuerte control de los medios públicos), y vaciado de contenido la democracia, dejándola en una carcasa vacía y ritualizada que dejaba fuera a la ciudadanía, convertidos los ciudadanos en espectadores maniatados y pasivos de lo que ocurría en la esfera política. Todo eso se está acabando, en medio de reacciones autoritarias del poder. La ciudadanía indignada al fin por el cruce de la crisis económica, los recortes y la corrupción parece que ha reaccionado y va a introducir cambios galvanizadores de la languideciente democracia española: nuevas fuerzas emergente y otras situadas fuera del bipartidismo, comprometidas con un discurso de cambio y de radicalismo democrático pueden jugar un papel determinante el año que empieza, en lo que algunos llamamos una esperada y necesaria revolución democrática, que debe alcanzar a Murcia.
-Algunos de los capítulos en que se divide la obra acaban con unas «Propuestas», ¿se han dirigido ustedes al Gobierno regional o se ha interesado éste por sus propuestas? ¿han hablado con otros partidos políticos de la región?
-No nos dirigimos expresamente al gobierno regional, sino que nuestras propuestas tienen como destino a toda la sociedad, desde las instituciones a los partidos pasando por todo tipo de organizaciones sociales y aún a los ciudadanos en cuanto tales, al objeto de alimentar y elevar el listón de este debate con análisis, argumentos y propuestas, que nos hacen mucha falta para salir del tenebroso lugar en que nos han metido las nefastas élites políticas y económicas que han dirigido en coalición estos años la región, y que han destruido el presente y dinamitado el futuro para una mayoría social. Va a costar mucho remontar esta situación y plantear una política nueva e inclusiva que no deje tirados (o en el exilio económico) a miles de ciudadanos como hasta ahora. Puede costar generaciones en razón del profundo daño causado al tímido estado social y la quiebra económica en la que han sumido a la Comunidad Autónoma, endeudada en cifras astronómicas que no paran de crecer y que lo seguirán haciendo en este año electoral y por estos gobernantes irresponsables.
-Respecto a otras regiones cercanas, ¿en qué estado (sanidad, juventud, educación, vivienda…) se encuentra la murciana?
-Como ya he señalado y como demuestra con mucho rigor y abundancia de datos el Informe 2014 del Foro Ciudadano, la región se ha ido alejando de la media española en casi todos los ámbitos, disputando a otras pocas regiones del sur y el levante el último lugar entre las 17 comunidades españolas. La deuda ha crecido más que en otras regiones, los objetivos de déficit se incumplen a pesar de los sustanciales recortes en prestaciones y servicios públicos. Miremos lo que miremos, los recortes en educación y sanidad, el número de desahucios, los ingresos familiares medios, la Renta Básica o el sistema de Dependencia, la situación de nuestra universidades o el sistema de investigación regional, las dificultades de nuestro jóvenes para emanciparse o las desigualdades de género, etc., todas ellas analizadas junto a otros muchos parámetros en el trabajo del Foro, se comprueba fehacientemente el plus de retroceso y retraso que ha supuesto la magnitud y la gestión austericida de la crisis en Murcia como consecuencia de nuestras decisiones anteriores.
-En su Informe recogen inquietudes específicas de algunos ciudadanos de la comarca del Noroeste, como son el Plan de Gestión de la Red Natura o el fracking, ¿cuál es la postura del Foro Ciudadano sobre estos dos asuntos?
-En efecto esas cuestiones que citas aparecen analizadas en el Informe de forma muy crítica pues ambas ponen de manifiesto la insostenibilidad del modelo seguido hasta ahora y la escasa sensibilidad ambiental de nuestros gobernantes. La región está muy retrasada en su obligación ante la UE de prestar los planes de gestión ambiental y eso ya está costándonos sanciones, además de que su falta de ambición puede finalmente pasarnos factura en nuevos desequilibrios territoriales y pérdidas de bienes naturales no renovables. La autorización a los sondeos de fracking que ya se han dado son además una seria amenaza para las áreas concernidas que pueden verse muy alteradas y sujetas a graves problemas ambientales producidos por estas técnicas agresivas de la llamada fractura hidraúlica, mientras se ha detenido el esfuerzo el desarrollar las energías renovables o limpias..
-¿Quiénes han participado en el Informe? ¿Teme que les tilden de partidistas?
-El Informe lo han redactado más de 50 investigadores y analistas muy cualificados, con total independencia de partidos u otras organizaciones, y con pluralidad pues la nómina además de amplia es diversa. El Foro Ciudadano financia con sus propios recursos esta publicación que es la más completa radiografía de la situación regional. El Foro cumple ahora catorce años de existencia y este es el cuarto de nuestro informes globales sobre la situación de la región. El Foro es una asociación ciudadana empeñada en elevar los bajos estándares democráticos en la región y contribuir al debate público y a la elaboración de alternativas a los muchos problemas políticos, económicos, sociales y culturales que tiene la región, con valiosas aportaciones como este Informe 2014

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.