Ya en la calle el nº 1034

La Iglesia de la Compañía de Caravaca acoge «Magna Urbe» hasta el 18 de febrero

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
  • La exposición, que podrá visitarse hasta el 18 de febrero, reúne unas 40 obras pictóricas, escultoras y documentales, desde el siglo XVI al XX 

Ayuntamiento de Caravaca |. La exposición ‘Magna Urbe’ exhibe desde hoy la grandeza del legado artístico, histórico y cultural de Caravaca de la Cruz a través de una selección de pinturas, esculturas, documentos y otros objetos. La muestra, que marca el inicio de la programación especial con motivo del Año Jubilar 2024, podrá visitarse hasta el 18 de febrero en la sala de la antigua iglesia de la Compañía de Jesús de la localidad.

La exposición ha sido inaugurada por el alcalde de la ciudad, José Francisco García; la consejera de Turismo, Cultura, Juventud y Deportes del Gobierno de la Región de Murcia, Carmen Conesa; el obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca; patronos de la Fundación Camino de la Cruz y el hermano mayor de la Real e Ilustre Cofradía de la Vera Cruz, Luis Melgarejo, junto al comisario de la misma, Nacho Ruiz.

El alcalde de Caravaca ha expresado su satisfacción porque la Compañía de Jesús vuelva a acoger una gran exposición “que ensalza el rico y valioso patrimonio artístico de la ciudad, reflejo de su apasionante historia”. José Francisco García ha destacado que “‘Magna Urbe’ hace una revisión de la Historia del Arte local, aportando hipótesis desconocidas hasta ahora, ofreciendo nuevas respuestas, revalorizando piezas desconocidas nunca expuestas ahora y restaurando el patrimonio local”. 

“La cultura es riqueza y dinamización, así lo ha entendido siempre la Fundación Camino de la Cruz y así lo entendemos desde el Ayuntamiento. Gana de nuevo Caravaca, con un arranque cultural para el ya inminente Año Jubilar 2024”, ha añadido el primer edil.

La consejera de Cultura ha manifestado que se trata de una muestra “viva en el tiempo”, ya que aunque inicialmente consta de 39 obras, durante el periodo expositivo irá incorporando piezas nuevas que se van a ir desvelando en su momento, por lo que el grado de interés por visitarla no decaerá en ningún momento.

Carmen Conesa ha destacado que, “debido a la excepcionalidad y calidad de esta exposición, y teniendo en cuenta la afluencia recibida en  exposiciones a otras exposiciones patrocinadas por la Fundación Camino de la Cruz, como ‘Signum. La gloria del Renacimiento en el Reino de Murcia’ o ‘Místicos: San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús, luz en el siglo de oro’, se prevé que decenas de miles de personas visiten la exposición”.

La exposición acoge obras muy conocidas del patrimonio local que se unen a otras inéditas y ocultas, y entre las que se encuentran joyas como el II Libro de Fábrica de la Compañía de Jesús, un documento único y esencial que fue recuperado de forma fortuita en una librería de Madrid, y que ha sido expuesto por primera vez. Este valioso documento bibliográfico permite conocer con todo detalle el devenir de la Compañía de Jesús a lo largo de gran parte de su estancia en la ciudad de Caravaca, desde 1592 hasta el año 1734.

Con esta exposición, el visitante se adentra en la historia de la ciudad y en la de sus grandes periodos artísticos: el Renacimiento y el Barroco, hasta conectar con el arte contemporáneo a través del escultor José Carrilero y la fotografía de Tomy Ceballos, además del homenaje a Antonio Martínez Torres, escultor relacionado con la modernidad murciana y que donó su colección a Caravaca.

El recorrido parte de una obra reconstruida, el antiguo retablo de la parroquia de El Salvador, que consta de seis tablas, hasta ahora separadas y descontextualizadas y es uno de los escasos retablos renacentistas que han llegado desde el antiguo Reino de Murcia.

Otras obras expuestas son el cuadro ‘San Pedro y San Pablo’ del taller del Greco, que recuerda la presencia de Jorge Manuel Theotocópuli, hijo del maestro y heredero de su obrador, en la ciudad durante las obras de la torre del Salvador; el óleo ‘Aparecimiento de la Vera Cruz entre san Félix y santa Régula’, datado en 1680, que ha sido recuperado para esta exposición y que contiene una vista topográfica de la ciudad de Caravaca en aquel año y que no había sido expuesta hasta ahora.

La Iglesia de la Compañía de Caravaca acoge "Magna Urbe" hasta el 18 de febrero
San Francisco

La presencia de las órdenes religiosas en la ciudad y su legado es una muestra más de la importancia de la Cruz de Caravaca y del rico patrimonio de la ciudad. La imagen escultórica de San Jerónimo penitente, nunca antes expuesta, explica la presencia de la orden de San Jerónimo en la ciudad, cuyo convento estuvo ubicado en la actual Casa de la Cultura, junto al Templete.

La Iglesia de la Compañía de Caravaca acoge "Magna Urbe" hasta el 18 de febrero
 San Jerónimo penitente

Siguiendo con el recorrido, el visitante podrá descubrir una colección de pinturas sobre cobre de época barroca que suponen una de las mejores muestras del arte flamenco, así llamado al procedente de los Países Bajos, en la Región de Murcia. Este conjunto de obras forma parte de la colección de arte sacro de la Basílica de la Vera Cruz, de donde procede asimismo un cuadro de un apóstol atribuido al madrileño Antonio Arias.

La Iglesia de la Compañía de Caravaca acoge "Magna Urbe" hasta el 18 de febrero
El Rapto de Europa (José Carrilero)

‘Magna Urbe’ cuenta asimismo con piezas de escultores e imagineros locales, como Marcos Laborda, cuyo San Marcos Bailón se expone por primera vez fuera de su lugar habitual; Ginés López, testigo de la gran escuela escultórica de Caravaca, con piezas como el San José o el San Francisco de Asís, procedentes de la parroquia de La Concepción, o su hijo José López, con la obra de la Virgen de las Angustias o la Inmaculada Concepción, ambas de El Salvador.

La iglesia de la Compañía de Jesús se convierte no sólo en el espacio que acoge esta muestra, sino un elemento muy importante en el relato de la misma, ya este histórico lugar ha dejado un rico patrimonio en la ciudad, que también se puede descubrir en la exposición.  Muestra de ello es la imagen del San Ignacio de Loyola, fundador de esta orden religiosa, que procede de esta iglesia, y que se encontraba almacenado en la iglesia parroquial de la Purísima Concepción. Otra pieza que es la primera vez que se expone.

Además, entre las obras más importantes del siglo XIX hay un retrato del pintor Rafael Tegeo, el más importante maestro nacido en Caravaca, que llegó a ocupar el cargo de pintor de cámara de la Reina Isabel II. 

El discurso de la exposición se ha construido evitando sacar de sus sedes e iglesias las obras sujetas a culto y aquellas que son parte central de los espacios museográficos con el fin de que esta visita sea la primer paso para descubrir Caravaca, invitando a continuar el recorrido por el resto de las iglesias y monumentos de la ciudad.

Esta exposición ha sido promovida por la Fundación Camino de la Cruz. La Fundación Camino de la Cruz cuenta con los patronos privados Fundación la Caixa, Postres y Dulces Reina, Grupo Fuertes, Estrella de Levante y Costa Cálida, además la Universidad Católica de Murcia, Limcamar, Café Salzillo, Grupo Caliche y Grupo Orenes. También forman parte de la misma el Gobierno de la Región de Murcia, el Ayuntamiento de Caravaca y la Cofradía de la Vera Cruz. Desde sus inicios en 2017, la Fundación ha movilizado más de 4 millones de euros (entre donaciones, convenios de colaboración y patrocinios) impulsando numerosas  acciones, proyectos e iniciativas de promoción, comunicación y mejora de infraestructuras.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.