Ya en la calle el nº 1034

Jóvenes de la comarca del Noroeste que sí se involucran en política

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

JAIME PARRA

El interés de los jóvenes por la política ha aumentado del 26,9% de 2008 al 41,4% de 2015. Así lo señala el informe Política e Internet publicado por el Centro Reina Sofía de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), desmintiendo la aseveración de que no les interesa. Sin embargo, entre las asociaciones, organizaciones e instituciones de las que más desconfían los Jóvenes de la comarca del Noroeste que sí se involucran en políticajóvenes, en primer lugar se encuentran los partidos políticos y no muy alejado de ellos el Parlamento.
Ni un 5% reconoce pertenecer a un partido político o interesarse por ellos, frente a los cerca de una 17% que aseguran pertenecer o colaborar con organizaciones solidarias.
Nosotros hemos entrevistado a seis jóvenes del municipio de Cehegín que participan en estas elecciones municipales: Esther Fernández (número tres de Ganar Cehegín), Tania Ros (secretaria de Juventudes Socialistas, en la listas de José Rafael Rocamora para la alcaldía), Juana María Torrecilla (presidenta de Nuevas Generaciones), Estefanía Caballero y Vicente Sánchez (6 y 11 en la lista de Cehegín por el Cambio) y José Antonio Martínez (simpatizante de Ciudadanos).

Antecedentes familiares
«En mi familia no hay nadie que milite en un partido, ni tampoco simpatizante. A lo mejor mi padre es el más metido, con el que puedo debatir. Yo me he interesado a raíz de estudiar Historia, a través de las lecturas que voy haciendo», comienza Estefanía.
«Mi padre es militante socialista, pero no se ha respirado un clima de imposición de una ideología en casa. En cambio, he tenido la suerte de crecer en una familia grande con opiniones encontradas. De ese clima de debates he surgido yo», continúa Vicente.
Interviene Tania: «En mi familia nadie está en política, ni se habla de ella. Yo con 16 comencé en Juventudes, fue algo innato, afán de reivindicación, empecé a ver cómo se relacionaba el mundo. Pero como no tenía una base política porque no se hablaba en casa empecé más como activista y luego ya conocí la política institucional».
«No sé el momento puntual, siempre ha formado parte de mi vida», toma la palabra Juana María. «Mis padres han militado y siguen militando. Mi entrada fue, para poner un ejemplo, como los partidos de fútbol: no me gusta verlos, quiero jugarlos. Y un día vi que era el momento apropiado».
Esther es la última en hablar: «Yo entré con 14 años en las Juventudes Comunistas y en Izquierda Unida. Me fui haciendo preguntas sobre por qué existían desigualdades, por qué la crisis atropellaba a jóvenes, a mujeres… Creí que IU era la mejor herramienta para luchar contra eso. Izquierda Unida me pareció transparente, honesto y participativo. Tengo tanto familia de izquierdas como del PP. Todo lo que hablan te va calando. Pero cada uno nace con una predisposición: y yo soy de izquierdas».

Jóvenes ante la política
«Los círculos en que me muevo, tanto en la universidad como en el pueblo, no militan ni son simpatizantes, pero todos tienen una actitud crítica hacia la política. En ellos lo que más se respira es descontento e incertidumbre porque somos jóvenes y no se sabe dónde ir. Por eso el dar este paso con Cehegín por el Cambio, para tener esperanza». Estefanía es la primera en responder sobre cómo ven los jóvenes la política y a los políticos y por qué dar el paso al frente.
Su compañero en Cehegín por el Cambio (además él milita en Podemos) continúa: «Ha habido un repunte de la crítica por parte de la sociedad hacia el trabajo desempeñado por las instituciones y, al margen de ellas, también de las grandes empresas. A pesar del clima, veo que ésta no ha terminado de despertar, por ejemplo, no hay grandes movilizaciones. Aquí en Cehegín a pesar del desempleo no veo movimiento de protesta. Si que es verdad que la gente se mueve y trabaja para el cambio».
Tania, enfermera que acaba de finalizar la carrera, añade: «tengo amigos militantes, otros que no, activistas, activistas en casa que bombardean desde las redes sociales o dan micro mítines , otros que no se adentran… Hay de todo, pero yo creo que, si se metieran en un día a conocer los programas electorales, no habría tanto apolítico, en lo que no creo. No sé si ahora hay más interés, pero sí que, de hace seis o siete años hasta ahora hubo una etapa de política destructiva; que si el bipartidismo, que si distinto perro el mismo corral, pero ahora veo que se opta por la política, constructiva. Yo me alegré con el surgimiento de Podemos y Ciudadanos, que una gente que se declaraba apolítica haya encontrado quién le represente».
Por su parte, Juana María subraya: «Diversidad de opiniones, más que nunca, incluso hoy impulsado por redes sociales, todos hablan, todos saben, dentro de la política hay una desafección muy grande impulsada por muchísimas cosas, desde la crisis hasta las malas decisiones en políticas, que las habido, hay que reconocerlo, como ocurre en hostelería, en educación…Gente más crispada,. pero al mismo tiempo que ese descontento he visto la gente más involucrada, no solo en partidos políticos emergentes, dentro del PP hay unas ganas de trabajar enormes. Porque somos críticos: hay muchísimas cosas que no nos gustan, y antes se podían dejar de lado, y ahora no. Pero desde dentro. Personalmente agradezco el trabajo de las persona que buscan que las instituciones sean lo que tienen que ser, vengan de donde vengan».
Esther duda de que se dé una mayor implicación donde le importa: «Hay mucho debate de café, en Internet, pero no en la calle, no haciendo un frente de masas que cambie el sistema. No parece normal que en un país de corruptos y de recortes con tanta gente que se tiene que exiliar para trabajar en lo que ha estudiado o que no puede estudiar porque no tiene dinero estén tan calmadas las personas».
José Antonio se une a la conversación: «Hace cuestión de mes, mes y medio, siete personas y yo dimos el primer paso de crear la agrupación de Cehegín de Ciudadanos. Nos vimos muy solos . Teníamos un objetivo común, cambiar esto desde la raíz las cosas que no funcionan y mejorar lo que sí. Política diferente, honesta, emprendedora… Ahora ya somos muchos más en Ciudadanos, sí veo que poco a poco se involucran los españoles en política».

Edad de voto
¿Votar con la mayoría de edad o a otras edades? «En nuestra asamblea sí pueden participar los mayores de 16 años, se votó por unanimidad. Creemos que tienen mucho que ofrecer, pero puede ser que aún no estén suficientemente maduros para votar en las elecciones. Lo pienso viendo a mi hermana y a sus amigas. Hay gente que lleva aportando y haciendo cosas valiosas desde los 14. Pero creo que para votar en unas elecciones no es la edad». La que así habla es Estefanía, y Vicente sugiere otro tema, la obligatoriedad del voto, como en Argentina, ya que duda que una votación con poca participación sea representativa. En cuanto al voto a los 16 años, no está de acuerdo «no tienes suficiente espíritu crítico y madurez intelectual»:.
Favorables en cambio se muestran Tania y Esther. Para la primera: «la edad se puso a los 18 porque antes era un tema tabú, como en mi familia, a mis abuelos, como que les daba miedo; te van a echar las cruces, pero como estamos en una época constructiva, se necesita tener ese derecho a elegir a sus representantes. Si te puedes emancipar, por qué no votar. Si es un derechos se tiene que luchar por ello; mi opinión es que sí, de hecho en las primarias del PSOE sí se puede votar». Añade Esther: «Yo sí estoy de acuerdo que se vote a los 16 . Si puedes entrar en la vida laboral, si puedes emanciparte, por qué no votar. Es una forma de involucrarnos».
Juana María señala que en Nuevas Generaciones la opinión de los jóvenes de 16 años cuenta, pero no cree que se deba votar a esa edad: «Más que madurez o inmadurez o no . no podría decantarme cada persona es un mundo, hay adolescentes mucho más maduros que personas de cuarenta. No te puedes guiar por esos, si se tomó esa medida sería por algo: como el alcohol o el tabaco,… abierto al debate siempre. Pero creo que la mayoría de edad es el punto de partida para el voto que para mí es acertado». Por último José Antonio tampoco se muestra favorable al voto a los 16: «Yo pienso que a la hora de votar menores de edad todavía mucha gente se encuentra influenciado por los amigos. A lo mejor son las ideas que ellos piensan, no son naturales suyas, están manipuladas».

Principal problema de los jóvenes y cómo se les puede ayudar desde la política
Estefanía: «Creo que e el trabajo. Mucha gente preparada que no puede terminar sus carreras o que sabe que después de terminar sus carreras qué hago, dónde vas. Gente sin carrera con muchísimas ganas. Nunca me sentí representada por los paritos votados, voté, peor no vi que cumplieran con mis exceptivas En Cehegín por el Cambio vi una herramienta en laque podemos participar, dar opiniones, propuestas, gente trabajadora que sabe, abiertos al debate, todo se vota. La participación».
Vicente: «He tenido la oportunidad de conocer a una persona que trabaja en la administración de una universidad pública, una persona de Cehegín, a veces hablamos de la importancia de una buena gestión. Si haces un buen trabajo en la empresa privada, que creo que es una de las máximas aspiraciones de las personas, en la pública debe pasar lo mismo. La gente debe hilar muy fino. ¿Por qué Podemos? En PSOE y PP no se ha hilado tan fino, partiendo de una crítica constructiva, no creo que haya que desmantelar todo, sino una ambiente de pactos, un juego de más gente y más representatividad. Ente transparente, que se limite el tiempo de los cargos públicos,
Podemos conjugar representatividad con operatividad. Podemos intenta hacerlo y a ver cómo sale pero los de dentro lo intentamos.»
Tania: «Educación y trabajo. Menos becas, de peor calidad, encima el tres más dos. No hay medios para trabajar estudiar. Un desastre para la gente que quiere estudiar, valga o no valga es tú derecho. No deben juzgarte de fuera, debes sentirte realizado. Yo me gradué el año pasado en enfermería diez currículum al día y no me cogen si me dijesen que todo esta cubierto, retratados bien, hay enfermeras de más, peros si la carga de trabajo es mayor que nunca, por qué no tener los profesionales cualificados. Porque lo que debe buscarse siempre es el bienestar social de las personas. Lo intento sola o me un a con la gente. Puesto que yo he hecho todo en mi vida gracias a a las ayudas del PSOE, a las becas y todas la ayudas, podría decir que estoy hecha a base de políticas socialistas, gente humilde, obreros, agricultura, yo veía que llegaba la universidad y no iba a poder ir. Yo he recibido muchas ayudas y de acuerdo a las ideas socialistas me siento totalmente relacionada.»
José Antonio: «Las becas cuántas hoy en día cuantas antes, nos llaman la generación ni ni y no por que lo queramos desde el gobierno no nos dan herramientas. Para estudiar o trabajar. La gente que invierte su futuro en la universidad, las tasas tan altas. No tiene dónde ampararse, salida profesional digna. Yo me planteé qué puedo hacer. Me meto en un partido que desde dentro para poder cambiar. Yo animo a todos lo jóvenes a que colaboren. Mi madre y mi padre han dicho quiero lo mejor para mi hijo. Y el gobierno no lo está haciendo. Cualquier partido para involucrarse y no noes tienen en cuenta.
Juana María: «A día de hoy el primer y principal problema, más que de los jóvenes de la sociedad, es el desempleo. Salimos de una situación económica porque a día de hoy se puede decir que estamos saliendo muy difícil y la medidas ahora están dando sus frutos. 650000 empleos en más de cuatro años. Es suficiente no pero es importante. Creo que el trabajo es la mejor política social que existe. En eso se tienen que centrar las políticas, en el empleo, se está trabajando, no podeos conformarnos, hay que seguir haciendo esfuerzos entre todos porque sin el esfuerzo Primero por principios, y segundo porque proyecta realidades, todas las propuestas que se producen todos sus proyectos deben ir respaldados por números, no todo vale, no todo se puede hacer, no es realista, por eso creo que es mi partido. Veo cualquier candidatura de otro partido y no me quita las ganas de trabajar por el PP»
Esther: «El principal problema que veo con la juventud: coincidimos den dos punto educación y paro. La educación están saqueándola, hacinados en aulas, falta personal docente, no se recibe buena educación además de la lomce y de Bolonia que ataca directamente a los estudiantes, nos enfrentamos a que no pueden estudiar en condiciones adecuadas, A lo único que se puede optar al empleo temporal o precario o te vas fuera de España. A IU-Verdes los he visto luchar contra las reformas laborales de PP y PSOE, con gran presencia de jóvenes formados y ganas de informarse
Medidas contra la corrupción tanto dentro como fuera, asambleas abiertas, los veo como la mejor opción contra el bipartidismo».

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.