Desde que por la declaración del estado de alarma del pasado día 14 de marzo, en el que se nos imponía el cese de actividad de toda actividad no urgente informamos que desde el pasado día 11 de mayo, el Hospital Bernal comenzó de manera paulatina y gradual a realizar pruebas diagnósticas (Electromiografías, ecografías, ortopantomografías y rayos) que quedaron pendientes con antelación a la cancelación de la actividad.

Y hoy día 14 ponemos a disposición de todos el servicio de fisioterapia para aquellos pacientes cuyos tratamientos quedaron sin finalizar.

Se ruega a todos los pacientes que decidan venir a cualquiera de nuestros centros en Caravaca o Calasparra, que sigan las indicaciones en materia de seguridad e higiene que se le sugiera por parte del personal sanitario. Será obligatorio el uso de mascarilla, pisar en las alfombrillas desinfectantes colocadas en el suelo y el lavado de manos antes de cualquier tratamiento. Asimismo se le podrá medir la temperatura por parte del personal.

El personal del hospital mantendrá en todo momento los protocolos para garantizar su seguridad y la de todos vosotros, para ello utilizará mascarillas, Epis, llevará a cabo una estricta higiene de manos y desinfectará antes de cada tratamiento aquellos elementos que puedan estar en contacto con el paciente.

Por otro lado, y para complementar las medidas con el fin de evitar contagios COVID, los centros hemos adaptado los espacios para garantizar las medidas de seguridad. Para ello, hemos limitado el aforo a 1⁄3 de la capacidad en las salas de espera y distribuidos el espacio en el resto de los centros para cumplir con la distancia de seguridad. Asimismo, informamos que por su seguridad, las citas se realizarán de manera espaciada las unas de las otras para evitar confluencia de pacientes en salas de espera, por ello, se recomienda no venir con acompañante a menos que sea estrictamente necesario.