Ya en la calle el nº 1044

El gran juego del escultismo: una tarde hablando de escultismo

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

José Clemente Rubio García

Vamos avanzando en lo que es el Escultismo y en esta nueva entrega, quiero transmitir la síntesis de las casi cuatro horas de conversación que mantuvimos, en esa tarde fría y húmeda murciana y, más concretamente en Espinardo, Jaguar, Lechuza al Acecho y un servidor, Canguro Veloz.

Nos juntamos en casa de Lechuza al Acecho. Es un espacio lleno de historia vivida y, sobre todo de libros, muchos libros llenos de sabiduría dedicada a las personas interesadas en la educación no formal dentro del tiempo libre. Un ligero vistazo a sus títulos, nos puede dar una idea: “Escultismo para muchachos” de Baden Powell ,”El sistema de patrullas” de Roland Phillips, “ El proceso de convertirse en persona” de Carl Rogers, “Pedagogía del oprimido” de Paulo Freire y tantos otros como queráis encontrar. La mesa está llena de apuntes, de trabajos en proceso, y las paredes cubiertas de recuerdos: placas, fotos, cuadros…, también muchos cuadros. Lechuza al Acecho es Alonso Rubio García, maestro de maestros en la educación no formal en nuestra Región Murciana.

Junto a Lechuza al Acecho está sentado Jaguar. José María López Lacárcel es la otra persona que, junto con un servidor, vamos esta tarde a desgranar un poco el Escultismo Murciano. Jaguar, es una de las pocas personas que, de forma totalmente directa, nos puede contar lo que es el Escultismo ya que lo ha vivido en primerísima línea de juego. Jaguar es en la actualidad el Cronista Oficial de la Federación Scout de Exploradores de Murcia.

Es un lujo el contar con estas dos personas, ambas han vivido y viven el escultismo intensamente, ocupando cargos de responsabilidad.
Jaguar ya desde, prácticamente, su nacimiento. Con dos añitos ya lo llevaba su madre a los Campamentos que organizaban las Guías de España (Asociación de Escultismo femenino que, por aquellos años de mediados del siglo pasado, estaba instaurada en nuestra Región).Pronto entró al Grupo Scout del Carmen en Murcia y vivió todas sus etapas scouts, siendo Guía de la Patrulla Jaguar de dicho Grupo, de ahí le viene su “nombre scout”, más tarde Esculta y completó su etapa como Rovers. Después, su entrega siguió siendo total al escultismo, ya que ocupó responsabilidades como scouters (educador) en dicho Grupo: Jefe de Tropa Scout, Esculta y Clan Rovers. Tuvo otros tipo de responsabilidades a nivel regional siendo, entre otros, Secretario de la Asociación de Escultismo de la Región Murciana, Presidente de la Federación Scout de Exploradores de Murcia, miembro de la Escuela de Formación Insignia de Madera, estando en posesión de la “cuarta madera” máximo nivel de Formación, y otras muchas tareas, teniendo numerosos reconocimientos, como puede ser, entre otros, el Torreón de Bronce. El Ministerio de Educación le otorgó la Cruz de Alfonso X el Sabio por su labor en pro de la juventud y sus trabajos de investigación en el escultismo desde su fundación hasta nuestros días.

Como puede suponer el lector, cuatro horas da para hablar mucho, el recoger el sentir es lo más difícil. Hablamos, más bien hablaron, de cómo surgió la llama del escultismo; de aquellos que empezaron y descansan en el “Gran Campamento”, con la esperanza de “volvernos a encontrar”, como dice la canción de la despedida que tantas veces hemos cantado… El escultismo es un movimiento vivo, que evoluciona con los tiempos, pero esa “llama” que surge del interior de cada uno se va transmitiendo a través de los años, pero manteniendo el “fuego”. Jugamos mucho con los simbolismos, con los recuerdos, pero siempre con vistas al futuro, pensando en lo que queda por hacer y con la esperanza en las personas que nos suceden. Piense el lector, que entre las tres personas que nos juntamos, sumamos más de doscientos años de vida.

El escultismo entró en la vida de estas personas en un momento de sus vidas, Jaguar desde prácticamente su nacimiento, a Lechuza como opción personal siendo ya adulto.

Una cosa que queda claro en ambos es que el escultismo está pensado en la generosidad, en la confianza puesta en el otro, en el afán de superación en todos los ámbitos de la vida y, no solamente en el ámbito profesional, sino también en el personal. Creer en la persona como sujeto activo de su desarrollo, siendo protagonista. Sí, esa es la clave. Sonreír ante las dificultades y si quitamos el “im” al imposible, la vida es más fácil.

La persona que entra en el escultismo, pronto empieza a entender que antes de pensar en uno mismo, piensa en los demás, en cómo puede servir al que tiene al lado y de ahí muchas de las profesiones que se escogen son trabajos de servicio y de ayuda mutua.

Un tema que surge en la conversación, es que como habiendo sido scout tantos millones de personas en el mundo, siga tan mal, con guerras, odios, hambrunas, envidias… Pronto surge la comparación con las distintas religiones; la mayoría de éstas predican la fraternidad, el amor, la ayuda mutua…, pero la realidad de la sociedad es bien distinta. El escultismo presenta un ideario que se alcanza y descubre con una metodología concreta y en continua evolución, pero luego, cada cual, es libre de llevarla a su vida en la medida que crea oportuno, pero lo que sí es cierto, y en eso coincidimos totalmente, es que los años vividos dentro del escultismo dejan huella y crean amistades que perduran durante toda una vida.

También surge la comparación del escultismo de la segunda mitad del siglo pasado, con el de los tiempos actuales. Jaguar lo ha vivido sin interrupción y desde todo su ámbito, incluso familiar. Piénsese que su compañera, su amiga, su mujer, Meme, se conocieron en el escultismo, y vivieron juntos todas las etapas scout. De su amor, vino Álvaro, su hijo, también scout. Son carmelitanos de “pura cepa” y eso le impone un murcianismo propio. Vive la problemática actual de su barrio, incluso con algún “cahiporrazo” en su cuerpo por defender la unidad y progreso del barrio y sigue siendo miembro del Grupo Scout de El Carmen. El escultismo evoluciona, pero en su base es el mismo.

Lechuza al Acecho, Espinardero, lo que también “crea cierto carácter”. Fue fundador del Grupo Scout de Espinardo, en el año 1965, sigue siendo miembro, yo diría que activo, de ese Grupo. Tuvo responsabilidades como Comisario de Zona por aquellos años ilusionantes del siglo pasado, impulsando el escultismo en la Región y creó una forma nueva de pensar sobre el mismo. Creó con otros y otras, el Colectivo de Educación Experimental (CODEX), llevando a la práctica numerosas prácticas educativas basadas en la no directividad. Nunca olvidó el escultismo, el cual le ha dado ideas para seguir avanzando en el mundo de la educación no formal dentro del tiempo libre. Cree firmemente en la evolución del escultismo y que, aunque algunas de las cosas no las entendamos, hay que confiar en la juventud y pone, como ejemplo, que algunas de las cosas que por aquellos años históricos se empezaban a ver, como puede ser la coeducación, la adaptación del escultismo a cada barrio, a cada pueblo, etc. y dando soluciones válidas y, aunque pareciesen cosas “raras”, hoy ya es una realidad, pero lo importante es que el mensaje sea el mismo.

Ambos son dos libros abiertos sobre la educación en el tiempo libre y que denuncian que se está comercializando, y eso no quiere decir que estén en contra de las empresas creadas en facilitar actividades de tiempo libre, pero sí reivindican con toda sus fuerzas la labor del voluntariado y creen que en el Escultismo se practica un voluntariado total. Las personas adultas dedican su tiempo e, incluso, sus dineros, en practicarlo y transmitir a los scouts más jóvenes el valor del hacer algo sin esperar nada a cambio, uno de los secretos mejor guardados del escultismo.

No podemos olvidar, la labor que como historiador scout lleva Jaguar . Ha publicado un total, hasta el día de la fecha, de siete libros (“Los Exploradores Murcianos 1913-1940”, “Águilas, un sueño del escultismo”, “Anales scouts de la Región de Murcia”, “Recuerdos de mi Grupo”, ”Así fuimos, así somos. Historia de los Scouts de España-Exploradores de España”, ”Huellas. 100 años de escultismo en España” y “Espuña. Campamento de Exploradores”). Otro que espera su publicación: “Jamboree” y en breve aparecerá en público: “El sueño de Rubeos”, trabajo muy esperado por muchos scouts.

La tarde ya ha caído, el sol descansa, mi agradecimiento a Lechuza y a Jaguar por dedicarme esta tarde.

 

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.