Ya en la calle el nº 1051

Visita a las obras de construcción de un nuevo depósito de reserva que garantizará el suministro de agua potable en Calasparra

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Ayuntamiento de Calasparra

La alcaldesa de Calasparra, Teresa García, la presidenta de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla (MCT), Francisca Baraza,  el concejal de Urbanismo y Obras, Antonio Merino y el concejal de Desarrollo Local, Juan José López y la presidenta de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla (MCT), Francisca Baraza, se han desplazado este jueves a las obras que se están realizando en el Ramal de Calasparra para conocer de primera mano el estado de las actuaciones que se llevan a cabo en diferentes puntos de esta infraestructura que da servicio a más de 10.000 habitantes del municipio del Noroeste y sus pedanías.

Durante el recorrido de la visita, han examinado el avance de los trabajos y han valorado de forma positiva el esfuerzo que se está haciendo con el fin de reducir el riesgo de posibles roturas y de garantizar el suministro de agua con la construcción de un nuevo depósito de reserva en el tramo final del Ramal.

 “Se trata de una obra ambiciosa, con una inversión muy importante por todo lo que supone para el municipio y, sobre todo, por la finalidad de la obra en sí: garantizar el abastecimiento de agua para toda la ciudadanía”, ha declarado Francisca Baraza, que en su visita a las nuevas instalaciones ha querido incidir en los esfuerzos que realiza la Mancomunidad de los Canales del Taibilla para mejorar las infraestructuras hidráulicas que abastecen de agua a la población de 80 municipios.

Nuevo depósito para evitar cortes del servicio

La visita, que se ha desarrollado en la primera fase de las tres que conforman el proyecto completo, ha servido para comprobar el estado en el que se encuentra la construcción de un nuevo depósito con capacidad de 3.000 m3 y una altura de agua de 3,7 metros; instalación que servirá de garantía para dos tomas que actualmente suponen el 20 % del consumo total del ramal, permitiendo así asegurar el abastecimiento a Calasparra y sus pedanías en caso de que se produzca algún corte aguas arriba de las mismas.

Las obras se completan, además, con la instalación de una nueva tubería de casi dos kilómetros de longitud fabricada en fundición dúctil, una actuación que permitirá evitar fugas y mejorar la presión en la canalización. “Va a ser una mejora sustancial”, indicaba la presidenta de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.

La alcaldesa de Calasparra, por su parte, ha mostrado su satisfacción con las ventajas que supondrá esta obra para todos los vecinos del municipio y sus pedanías, manifestando a su vez que esta actuación, fruto de la buena relación de colaboración entre el Ayuntamiento y el Gobierno de España, da respuesta también a una “reivindicación histórica” de todos los habitantes de Calasparra. “Gracias al trabajo del Delegado del Gobierno de España en la Región de Murcia, Pepe Vélez y el trabajo entre administraciones se pueden ver resultados beneficiosos para la ciudadaní”

Previsión de finalización de las obras

El conjunto de las obras que se están realizando para mejorar el Ramal de Calasparra está dividido en tres fases. Además de la correspondiente al tramo final, en este momento se están ejecutando los trabajos relativos al tramo inicial de la canalización, consistentes en la duplicación de la misma mediante la instalación de una nueva conducción de fundición dúctil de 2.661 metros de longitud. Esta actuación mejorará la capacidad global de transporte, ya que actualmente en el tramo inicial no se cuenta con capacidad suficiente en caso de caudales altos, contando además este con entradas de aire que aumentan el riesgo de roturas.

La tercera fase, que afecta a la canalización de Valentín –situada entre Moratalla, Calasparra y Cehegín-, saldrá a licitación antes de este verano y consistirá en la instalación de una nueva conducción de mayor diámetro y fabricada en un material más adecuado para aguas duras, solventando así la problemática de incrustaciones de cal que afectan a la construcción actual.

El Ramal de Calasparra, una de las infraestructuras de transporte de la MCT, es una conducción a presión que se inicia en el Canal Alto del Taibilla y finaliza en los depósitos municipales de la localidad del Noroeste, disponiendo de diversas tomas a lo largo de sus aproximadamente 17 kilómetros de longitud. Se espera que el total de los trabajos de mejora queden finalizados, en sus tres fases, entre finales del año 2023 y principios del 2024.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Sonrisa Saharaui
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco