Ya en la calle el nº 1047

De ghosting, perros aliens y melones tétricos, por Jennifer Fuentes

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

De ghosting, perros aliens y melones tétricos, por Jennifer Fuentes
.

La reseña de hoy es algo distinta a las habituales, porque voy a hablar de dos libros del mismo autor pero que no forman una saga o comparten universo. Lo que sí comparten es el tema, dos caras de la misma moneda según el propio autor. Así que nos encontramos ante dos libros hermanos, del mismo modo que Folklore y Evermore de Taylor Swift son discos hermanos. Siguen explorando lo mismo pero desde perspectivas y aproximaciones distintas. Y, en el caso de estas novelas cortas, todo gira alrededor del ghosting.

En Cartas Agupianas nos adentramos en la ciencia ficción con un narrador pegado a su móvil y esperando algún mensaje de T., el chico que le gusta y con el que sale. Solo cuando encuentra una tableta alienígena (a modo de manuscrito encontrado) y comienza a leer las cartas de Sen, un alienígena doctorando en sociología humana que ha venido a la Tierra para hacer su tesis, comienza a centrarse en algo distinto a las notificaciones del móvil.

En Piel de sapo, al contrario, no hay espacio para las sonrisas divertidas y sus cien páginas son una constante vorágine del mismo terror psicológico que invade la mente de una persona con ansiedad o depresión, añadiéndole el hecho de encontrarse en una relación tóxica en la que su rollo pasa días sin contestarle, se excusa en mentiras constantemente y hace uso de la inseguridad, de su falta de autoestima del protagonista y de sus sentimientos en su beneficio.
Mientras que en el primero el ghosting, la práctica de desaparecer como un fantasma, es una constante que aparece de fondo, en el segundo es una presencia que te araña las entrañas al ver cómo está afectando eso al protagonista.

Y es que en Cartas agupianas, el narrador es un testigo que aprende a dejar ir a T. al conocer la historia de Sen y Ralor, truncada por la desaparición del último, pero también la de Daniel y Víctor y su hijo David y la de Sen y Lucas, el perro de la familia de humanos con el que termina compartiendo cuerpo el alienígena por un error. Al final es esta experiencia la que hace que nuestro narrador ghosteado logre pasar página y ganar autoestima.

Así que el perro alien es la versión optimista y divertida, es el relato motivador que cuenta el que ya lo ha superado o la anécdota entre cañas con amigos. El melón tétrico o Piel de sapo es, en cambio, las páginas del diario a lo largo de esa relación tóxica y de maltrato psicológico, las lágrimas y los ataques de ansiedad y la culpabilidad al no poder hacer aquello que es obvio que necesitas: cortar la relación.
Ambos, aunque sobre todo el segundo, son necesarios, porque si todavía nos cuesta creer en las relaciones de maltrato psicológico por cuestión de género, aún está más invisibilizado en aquellas relaciones que no son heteronormativas como en este caso, donde son homosexuales. Y es que si está catalogado como terror es porque la realidad de estas experiencias suelen ser traumáticas.

Título: Cartas Agupianas
Autor: Edu Norte
Nº de páginas: 182
Editorial: Cerbero
Año de edición: 2022
Título: Piel de sapo
Nº de páginas: 100
Editorial: Cerbero
Año de edición: 2023
EL CUESTIONARIO LITERARIO

1. El libro que te convirtió en lector

La Biblia. Un libro excelente, y de muy fácil lectura. Mi segundo favorito es posible que sea el mío,
Cartas agupianas. El primer libro que leí. Y el último.

2. Tu personaje favorito propio
Jesucristo, claro. Ah, ¿propio? Jesucristo, claro.

3. La historia que te encantaría contar
Evidentemente, la de Jesucristo. Aunque bueno, en ese caso no recibiría royalties, ¿no? No sé si me voy a meter en un berenjenal con la iglesia. Cambio mi respuesta: cualquier historia que me de dinero como para comprar una casa.

4. ¿Mapa o brújula?
Para comer, mapa. Como arma, brújula, claramente.

5. ¿Construcción de mundos o de personajes?
Construcción de mundos, sin ninguna duda. Construir personajes es un rollo, con todas esas vísceras y huesos que tienes que poner en el lugar adecuado.

6. ¿Música mientras escribes?
No, solo las voces que discuten en mi cabeza.

7. El proceso creativo que sigues
Tengo una idea, pienso que es fantástica, la mejor idea del mundo, que voy a hacerme rico y famoso y me van a entrevistar en El Hormiguero. Luego pienso que en realidad no es tan buena, y si lo fuera, que no voy a ser capaz de escribirla porque no tengo el tiempo, ni el talento. Tiempo después me invade una sensación de ánimo que normalmente coincide con mis vacaciones, y escribo mucho, muchísimo, páginas y páginas. Me atraganto con la historia, la escupo como se escupen las cosas que se escupen mientras grito, lloro e insulto. A veces la acabo, a veces no, depende del ánimo y del tiempo de vacaciones. De acabarla, al tiempo pongo guapo el manuscrito en un proceso que mezcla ego con autodesprecio y cuando no lo puedo soportar más, lo mando a editoriales con el asunto “bestseller”. Más o menos así.

8. Última película o serie que hayas visto (y te haya gustado)
Solo veo Aquí no hay quien viva desde hace años.

9. Autor/a que admires y por qué
¿Jesucristo escribió algo? Si no, J.K. Rowling, que parece que ahora es muy famosa.

10. Tropo al que siempre terminas recurriendo
No sé qué es eso, en realidad no sé escribir. Esto lo está escribiendo mi perro.

11. ¿Cuál es tu bien más preciado?
Una vez, mientras volvía de una mis traumáticas temporadas en el Reino Unido, encontré en el bolsillo del asiento una cajita pequeña. Era un vuelo de British Airways, que es una compañía con la que nunca viajo, porque es cara y como soy escritor, dinero es algo que no me sobra. Pero coincidirían las rebajas de British Airways con el día que me pagaron royalties de relato que escribí, yo qué sé. Tengo la memoria de un niño de tres años. La cuestión es que, al tocar la cajita, que era pequeña y forrada en cuero, tuve la repentina sensación que había algo horrible dentro. Un dedo, o un ojo, o un pequeño feto. No lo sé. No la he abierto nunca. La tengo en mi escrito, justo ahora, mientras escribo, y no me separo de ella. Creo que cuando la abra sucederá algo espantoso. Creo que ese es mi bien más preciado.

12.Tu heroína de ficción
Margaret Thatcher.

13.¿Qué haces en tu tiempo libre?
Quejarme de que no tengo suficiente tiempo libre.

14.Género en el que te sientas más cómodo
Depende de como me levante, pero casi siempre elijo ser un hombre. A veces me gustaría ser una mujer, y llamarme Tiburcia, o Desdémona, pero aun no me he hecho el ánimo.

15. Una cita literaria que te defina
“¿Y la Europea?” (Mariano Rajoy)
De ghosting, perros aliens y melones tétricos, por Jennifer Fuentes

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE