Ya en la calle el nº 1047

Cine imprescindible: Sed de mal, por Andrés Martínez

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Nada más empezar la película, poco más de tres minutos que dejaron boquiabiertos a los críticos y cinéfilos más exigentes. Es el famoso plano secuencia que abre “SED DE MAL” ( Touch of Evil, 1958 ) de Orson Welles, desde el plano detalle de unas manos preparando un explosivo para colocarlo en el interior del maletero de un coche hasta la explosión final, una vez que el conductor, un empresario norteamericano, y su acompañante, una cabaretera, han cruzado la frontera de México con Estados Unidos. Y de fondo, la música con toques de jazz de Henry Mancini.

Cine negro, muy negro, y rodado naturalmente también en blanco y negro con una fotografía barroca e inspirada en el expresionismo alemán (captada por Russell Metty ) que acentuaba los contrastes luminosos y lo grotesco de sus personajes. El tratamiento de la luz y las tinieblas estaban a la par con su trasfondo : el enfrentamiento entre la integridad y la corrupción. El primer concepto representado por Mike Vargas ( Charlton Heston ), un influyente agente antidrogas del gobierno mexicano, y el segundo por el capitán de policía estadounidense Hank Quinlan (encarnado por el propio Welles).

Cine imprescindible: Sed de mal, por Andrés Martínez

Su primicia en Los Angeles fue el 23 de abril de 1958 y era el octavo largometraje del genio que había sorprendido en su debut, uno de los mejores de la historia del cine, “Ciudadano Kane”,
Pero Sed de mal, considerada una obra maestra, no fue precisamente bien recibida en su país durante el estreno. El batacazo comercial fue enorme y la crítica disparó sin piedad contra ella. Tampoco contribuyó nada el que la productora Universal considerara que la película, basada en una novela de un tal Whit Masterson (seudónimo bajo el que se escondían dos escritores), resultara demasiado confusa para el público. A espaldas de Wells decidió aplicar tijeretazo y también añadir nuevas escenas rodadas
por otro director.

Hoy en día, la película es un clásico del Cine Negro. A modo de curiosidad : TVE la programó a finales de 1970 ( la policía no podía ser corrupta, así que no pasó la Censura. Por empeño del Jefe de Producciones ajenas de TVE, se emitió en junio de 1971.

Durante la programación recibió la llamada de Adolfo Suárez, director de TVE , preguntándole a voces que qué esba poniendo. A la larga, un año, a Pepe Cormenzana (el referido Jefe de Producciones ajenas ), le costaría el puesto, después de tanto buen cine que había proyectado desde 1964. Fue la Censura Política la que se lo cargó para poner en el puesto a alguien más conservador que no les diera problemas.

    ¡Suscríbete!

    Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

    • Sonrisa Saharaui
    • JUNIO MULA 24
    • Bobicar
    • Ortodent
    • ROALF
    • lymaco
    • Talleres santa cruz
    • aureum
    • automoción caravaca
    • Heroes en librerias
    • TEOFILO A LA VENTA
    Facebook
    Twitter
    LinkedIn
    Pinterest
    Pocket
    WhatsApp
    Suscripción ELNOROESTE

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Suscripción ELNOROESTE