Ya en la calle el nº 1034

27 de Noviembre de 1798: Nacimiento de Rafael Tegeo

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

FRANCISCO FERNÁNDEZ/ARCHIVO MUNICIPAL DE CARAVACA

El próximo 27 de noviembre se cumplirán 212 años del nacimiento de Rafael Tegeo, notable pintor decimonónico que continúa siendo el artista mas destacado de cuantos han nacido en nuestra ciudad a pesar del tiempo transcurrido.
Su nombre completo era Rafael Facundo Tegeo Díaz y su nacimiento tuvo lugar el 27 de noviembre de 1798 en la calle que actualmente lleva su nombre, donde estaba ubicada la casa señorial del Marqués de San Mamés, a cuyo servicio trabajaba su padre como administrador. Sus primeros años los pasó en Caravaca, fueron tiempos difíciles marcados por la Guerra de Independencia en los que se forjaron sus ideas liberales y progresistas que mantuvo durante toda su vida, lo que le produjo mas de una dificultad a lo largo de la misma, y que le llevaron años mas tarde a alistarse como voluntario de la Milicia Nacional entre 1821 y 1822. Pronto demostró grandes cualidades artísticas por lo que en 1813, bajo la protección del referido marqués, marchó a Murcia para estudiar en la Sociedad Económica de Amigos del País, donde recibió clases, entre otros, del escultor italiano Santiago Baglietto, continuador de Salzillo. Cinco años y medio tarde, en 1818, se trasladó a Madrid, donde continuó sus estudios en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, siendo discípulo del pintor alicantino José Aparicio y del italiano Fernando Brambilla. Concluidos sus estudios en esta institución viajó a a Roma y Florencia donde continuó su formación con los artistas Pietro Benvenuti y Vicenzo Camuzini hasta 1827, año en que regresó a España. Durante su viaje a Italia sufrió un naufragio en el golfo de León, logrando salvarse de manera casi milagrosa entregando todas sus pertenencias a unos marineros, parece ser que en esos momentos difíciles buscó la protección de la Stma. y Vera Cruz, prometiendo realizar un cuadro y regalarlo a su santuario. Al poco de atracar en Italia, tras restablecerse del precario estado de salud con que llegó, cumplió su promesa y el primer cuadro que pintó en Italia y que tituló «La curación de Tobías», fue el que donó a su vuelta a España al templo de la patrona de nuestra ciudad.


Instalado en Madrid solicitó su ingreso en la Academia de San Fernando, pero sus antecedentes liberales le obligaron a someterse a una larga investigación hasta que finalmente fue nombrado académico de mérito el 21 de septiembre de 1828; gracias a algunos documentos que forman parte de ese expediente sabemos que era de corta estatura y que durante sus tiempos de estudiante en Madrid se le conocía con el sobrenombre de «bigotillo». De esta época son, entre otros, sus cuadros «Retrato de niña», «Lucha de Hércules y Anteo», una serie de copias de retratos de almirantes realizada para la Secretaría de Marina expuestos en la actualidad en el Museo Naval, la «Purísima Concepción» que hoy se puede contemplar en el dormitorio de Isabel II en el Palacio de Aranjuez así como algunos techos del Palacio Real, Casino de la Reina y Palacio de Vista Alegre. Este mismo año contrajo matrimonio con Dª. María de la Cruz Benítez, perteneciente a la alta burguesía, lo que favorecerá enormemente su ascenso social ayudándole a aumentar su prestigio que consolida finalmente al recibir el encargo de pintar «La última comunión de San Jerónimo» para la iglesia madrileña de esa advocación.
Son sus años de mayor éxito con una producción extensa que muestra su depurada técnica y buen oficio, en la que los retratos, género en el que alcanzó una gran consideración, se alternan con otros de género histórico, mitológico, religioso y costumbrista. Tegeo se integra perfectamente en la vida artística de la capital, participando en las exposiciones de la Academia y siendo nombrado en 1839 teniente director de la misma.
A finales de 1841 regresó a Caravaca, huyendo de la conjura moderada que tuvo lugar en octubre de dicho año; durante su estancia fue invitado por el ceheginero Santos Cuenca realizando dos retratos de sus hijos. A su vuelta a Madrid presentó el que para muchos es su mejor cuadro «Retrato de niña sentada ante un paisaje», que posiblemente pintó durante su viaje a Murcia y que en la actualidad se exhibe el Casón del Buen Retiro (Museo del Prado) y fue nombrado director honorario de la Academia de San Fernando. Sin embargo tres años después, en 1845, renunció a este cargo así como al resto que tenía en esa institución descontento con el nombramiento del nuevo director, grado que consideraba que le correspondía «por antigüedad, mérito y buenos servicios prestados a la misma». Al año siguiente recibió el encargo de pintar un «Retrato de don Francisco de Asis», futuro esposo de Isabel II, que lo nombrará su pintor de cámara a partir de su boda con la reina, y así continúo su trayectoria profesional hasta el final de sus días, alternando sus apreciados retratos que le encargaban sin cesar miembros de la aristocracia, ricos burgueses, políticos y cortesanos con otros de tipo histórico y mitológico tratados con matices románticos en los que dejaba correr su imaginación y apetencias. Su último cuadro, titulado «Nuestro Señor Crucificado», lo presentó en la Primera Exposición Nacional de Bellas Artes celebrada en 1856, poco antes de que se produjera su muerte.
En los últimos años de vida fue bastante criticado por mantenerse fiel a su estilo sin tener en cuenta los nuevos gustos artísticos imperantes, lo que le ocasionó una gran decepción y tristeza que le llevaron a recluirse en su casa de la madrileña calle de Alcalá, donde falleció el 3 de octubre de 1856 a la edad de 57 años.
El 15 de julio de 1873 el Ayuntamiento de Caravaca quiso honrar su memoria imponiéndole su nombre a la calle donde nació y en 2006 adquirió un cuadro que se expone en la sala de prensa del consistorio caravaqueño para que la obra de Rafael Tegeo tuviese mayor presencia en su ciudad natal.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.