MICAELA FERNÁNDEZ

Además de un paisaje único, los ‘badlands’ de Campos del Río que se encuentran junto al río Mula albergaron vida marina. Restos fósiles localizados en este espacio determinan que la zona estuvo sumergida y con importante actividad. Los restos icnofósiles son del género Zophycos y fueron localizados por Agentes Medioambientales durante una inspección rutinaria y estudiados por el Servicio de Paleontología de la Comunidad Autónoma.

La muestra, hallada sobre una gran extensión de roca vertical, recoge diversas estructuras en forma de abanico producidas por un organismo sedimentívoro desconocido, aunque las investigaciones realizadas por Paleontología afirmaban que podría tratarse de un gusano que quedaría enterrado en el fondo marino arenoso y dibujaba esas galerías en el proceso de almacenamiento del alimento. Estos restos fósiles son los primeros de estas características que aparecen en la zona, aunque sí existen yacimientos de este tipo registrados en los municipios de Caravaca de la Cruz y Fortuna.

La muestra se localiza en una gran pared vertical de la que se desprenden, además, interesantes estudios del movimiento geológico sufrido en la zona, ya que estos gusanos se enterraban en el fondo marino hace millones de años. Inspecciones posteriores realizadas en la zona no han mostrado otros espacios cercanos con restos fósiles de este tipo, aunque éstos pueden encontrarse ocultos por los distintos sedimentos que se han superpuesto en la roca con el paso del tiempo.