Ya en la calle el nº 1034

Urbanismo sostenible y calidad de vida en Caravaca

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Mónica Sánchez García, componente de la candidatura del Partido Popular . Graduada en Ingeniería Geomática y Topografía y profesora de Secundaria en el Colegio de la Consolación.

Nuestra comarca, la comarca del Noroeste, está situada en el extremo sur del arco del Mediterráneo, caracterizado por su dinamismo económico y demográfico. Desde el punto de vista geográfico la situación de la Comarca del Noroeste dentro de la Región está alejada de los ejes principales, esta situación está reforzada por la posición fronteriza y de paso entre el litoral y la zona del interior de Almería, Granada y Albacete. El aislamiento se constituye comUrbanismo sostenible y calidad de vida en Caravacao uno de los principales factores de la construcción de la identidad: nuestro patrimonio cultural y natural.

Pero a pesar de esta situación territorial general, el Noroeste ofrece grandes posibilidades de desarrollo e integración regional. Es un territorio de contrastes y riquezas, con suelos fértiles, dedicados a montes de roca ornamental como la caliza. La diversidad, extensión y estado de conservación favorable de los tipos de vegetación constituyen un recurso natural de primera magnitud en la Región.
Nuestro municipio, Caravaca de la Cruz, con casi 900 km2, desde la óptica de la ordenación del territorio, muestra simplicidad administrativa que ofrece facilidades para la gestión territorial, pero la extensión y la estructura de las poblaciones también genera problemas, ya que es preciso dotar de servicios a asentamientos en ocasiones dispersos y poco habitados. Las 14 pedanías y el casco urbano de Caravaca de la Cruz, están regidos por su entorno, climatología y situación geográfica, en definitiva se ha desarrollado un patrón de ordenación del territorio, que cumpliera con esas premisas.
El modelo de crecimiento urbanístico de Caravaca tiene su origen en el Castillo, situado en la parte superior del cerro, y se fue desarrollando por las laderas menos escarpadas de arriba hacia abajo, tanto por razones de seguridad, para poder defenderse de un ataque militar, como por economía, por preservar las huertas. Con el paso del tiempo, los títulos nobiliarios que poseen las grandes extensiones de territorio construyen en las calles principales del núcleo urbano grandes casas palaciegas, en la mayoría de las ocasiones sólo como residencias ocasionales. También las diferentes órdenes religiosas se introducen en los nuevos territorios, creando sus conventos e iglesias.
El desarrollo histórico del núcleo de Caravaca supone un hito visual muy relevante en el paisaje de la comarca del Noroeste y la Región de Murcia. En la segunda mitad del siglo XX, el casco histórico del núcleo urbano sufrió un proceso de despoblamiento progresivo. Este proceso ha sido frenado y en la actualidad mantiene su vida social relevante y la existencia de un importante patrimonio arquitectónico, aunque siempre es mejorable, con un gran potencial. El casco histórico de Caravaca supone un reto en materia urbanística por dos motivos, encontrar una solución para revitalizarlo, con las gentes que en él habita y poder conocerlo y mostrarlo al resto de ciudadanos y visitantes.
Caravaca es un modelo de ciudad que se ha modernizado en las últimas décadas en todos los sectores, de esta manera, el urbanismo se ha ido adaptando a los cambios que la modernización de su sociedad demandaba. La dotación de equipamientos y estructura urbana ha girado en torno a premisas como el aumento de población o ser la capital de la comarca del Noroeste.
¿Esto es suficiente? Cuando las tendencias urbanísticas giran en torno de la sostenibilidad entre desarrollo y naturaleza, calidad de vida sin comprometer el entorno de las futuras generaciones, buscando espacios urbanos de ocio, recreo y disfrute ¿Hacemos lo suficiente? El Urbanismo y ordenación del territorio surgen de la necesidad del hombre para un mejor aprovechamiento del espacio disponible, es decir, aumenta la calidad de vida de los hombres y mujeres que habitan las poblaciones.
Hay que apostar por revitalizar zonas privilegiadas como el Barrio Nuevo , la calle larga, calle Nueva y muchas más que conforman esa zona privilegiada de nuestra ciudad, sin olvidar por supuesto la Calle Mayor, punto donde se encuentra el edificio del antiguo convento de las Madres Carmelitas, magnífico espacio, para dotarlo de formación y cultura, piedras angulares para una sociedad moderna, sensible con su patrimonio natural e histórico. Para entender el valor que tiene nuestro casco histórico, tenemos que conocerlo y darlo a conocer a todos los ciudadanos que vivan en Caravaca y también a sus visitantes, sentir el sobrecogimiento de su entorno, es cultura.
Calidad de vida, también es trabajar por conseguir un modelo de ordenación del territorio que evite que las pedanías sufran despoblamiento. Mejorando accesos de viales, ampliando la autovía hasta la entrada de Barranda, servicios a polígonos industriales que nos ayudan a generar riqueza y empleo, alumbrados suficientes, centros sociales, edificios públicos útiles y sostenibles con vocación de servicio, accesos urbanos o interurbanos bien pavimentados, señales apropiadas, mejora de mobiliario para poder disfrutar de los espacios urbanos, etc. Conseguir que el tejido comercial en urbanismo y de servicios públicos, sea el necesario, como dotación en la localidad y sus pedanías.
Es un reto, un objetivo: trabajar para lograr lo que es fruto de la demanda de la sociedad moderna en la que Caravaca se ha convertido; trabajar para desarrollar un modelo territorial de urbanismo sostenible y conseguir aumentar nuestra calidad de vida.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.