Antonia Martínez Guirao
Voz de las bordadoras de Caravaca
Señores/as del Bando de los Caballos del Vino, Comisión de Festejos y Autoridades:
Ya que no nos gustaría que se perdiera el mundo de los bordado, en esta, nuestra ciudad, nos atrevemos a informales como participantes den nuestra fiestas de forma activa en el mundo del enjaezamiento, de lo que a continuación exponemos:
1. Nos gustaría que los bordados no se perdieran en nuestro pueblo, para ello es necesario una nueva generación de bordadoras. Por lo tanto, pedimos que se dedique tiempo y todos los esfuerzos para mantenerlo, bien como cooperativa, como asociación, etc. de forma adecuada y legalizada.

Isabel la Bordadora

Isabel la Bordadora

2. Sería necesaria la creación de módulos de formación profesional o cursos subvencionados de bordado y diseño, dirigidos a todos, principalmente a jóvenes. Para que tengan un oficio digno, creativo y remunerado. Con las implicación necesaria de todos los Bandos Festeros, Comisión de festejos, Ayuntamiento y personal capacitado para llevarlo a acabo.
3. Que el museo de los Caballos del Vino tenga más representación de los bordados realizados en Caravaca e incluso que contara con un taller para mostrar la realización de dichos bordados.
Pensamos que ya es hora de que se le de la importancia que tienen a los diseñadores y bordadores de nuestra ciudad que sienten nuestros caballos del vino en el corazón y en el alma.
Si aspiramos a que las fiestas de los Caballos del vino sean Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, comencemos a practicar dicha humanidad, con armonía, serenidad y legalidad; y que nuestra querida Caravaca de la Cruz llegue a los más alto con la colaboración de todos.
Gracias, gracias anticipadas a todos, pues creemos que estas palabras no caerán en terreno estéril, sino en personas comprometidas y leales. También esperamos que le dediquen el tiempo suficiente para conseguir que Caravaca cuente con grandes bordadores/as y diseñadores/as.