FRANCISCO MARÍN/EDITOR EL NOROESTE

En este reencuentro del  periódico El Noroeste con sus lectores queremos, en primer lugar, rendir un homenaje a quienes ya no están entre nosotros por causa de la pandemia que ha recorrido nuestro país. Aquellos que se han marchado en silencio, sin que nos diéramos cuenta, en soledad.

Solo hace cuatro meses que comenzamos a sentir la gravedad de la crisis sanitaria que comenzaba a golpear y que iba a provocar un enorme daño a la vida y a la libertad de las personas. En la imagen que protagoniza esta portada, el autor de la escultura representa la metáfora del pájaro muerto al tropezar en su vuelo contra algo transparente y duro como el cristal, tal como nos ha ocurrido a nosotros.

Ha sido este un tiempo de total excepcionalidad del que nos vendría bien sacar conclusiones y formular propuestas de orientación de las necesidades sociales y de las prioridades de orden  económico y organizativo para el futuro inmediato. En el éxito de la lucha contra la enfermedad ha tenido un papel fundamental el ejemplar comportamiento cívico y responsable de los ciudadanos.  En el correcto encauzamiento de la reconstrucción  y de la recuperación de lo perdido pedimos un gesto de unidad y un ejemplo de responsabilidad a nuestros representantes públicos. La sociedad a la que representa se lo merece y se lo reclama.

Durante estos meses, El Noroeste en su edición digital ha querido continuar su labor informativa. Y ha pretendido hacerlo dotando a este periódico del máximo rigor en la información, contando con la participación de algunos de los protagonistas de nuestra vida pública y de la representación social, de la ciencia, de la empresa y de la cultura. Hemos querido contribuir a saber y a entender, a valorar a quienes han estado en primera línea con su trabajo, asumiendo riesgos para que todo funcionase. A ellos especialmente les mostramos nuestra gratitud y reconocimiento.

Hoy retomamos nuestro formato habitual en papel, volvemos a la calle, que es nuestro sitio, al contacto con los ciudadanos, a continuar nuestra labor de informar, acercar y atender a las personas de nuestra tierra. A seguir fomentando la cultura como vector de cohesión y la información como principio básico de la democracia. Necesitamos modelar una estructura social justa, en la que se ofrezcan las oportunidades para que nadie se quede atrás, que respete a la naturaleza como bien común y como elemento básico de nuestra convivencia. Orgullosos de nuestro pasado y comprometidos en ser protagonistas activos de nuestro futuro. Desde la posición modesta de este periódico, estos son nuestros principios y a ellos vamos a seguir sirviendo.

Este número del periódico va acompañado de un trabajo muy especial. Cumplimos el compromiso y la ilusión de agradecer a la ciudad de Mula y a sus ciudadanos la acogida brindada a nuestra publicación desde que iniciamos la edición del periódico en la comarca del Rio Mula, en marzo de 2017. Durante este año se celebra el V Centenario del comienzo de las obras del Castillo de Mula, monumento de indudable valor histórico y arquitectónico. En la edición de esta revista conmemorativa nos mueve el anhelo que compartimos de recuperación y reconstrucción del edificio, cuestión en la que el empeño de muchos ha permitido avanzar y en la que el apoyo de todos ayudará definitivamente a cerrar.

Somos conscientes de las dificultades que afrontamos como medio de comunicación escrito. Llevamos ya 23 años narrando las noticias y divulgando los  logros y las dificultades de nuestra tierra y de sus gentes. Hemos creado un modelo de empresa en la que todos caben y todos valen, donde los valores los hemos puesto por encima de los intereses, en la que procuramos la concordia y el entendimiento. Estamos convencidos de que estos mismos atributos son los que han de prevalecer en una sociedad justa. Ahora es tiempo para todos de salvar las dificultades, de luchar contra la pobreza y la desigualdad, contra la infamia y la polarización en la vida pública. Es tiempo de acción. Seguimos convencidos de nuestras capacidades como sociedad para avanzar y prosperar, para superar los retos. Os pedimos vuestro apoyo.