Ya en la calle el nº 1040

Pepe Moreno Espinosa, entre “los Grandes” 2022

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

José Antonio Melgares Guerrero/Cronista Oficial de la región de Murcia.

Con motivo del “Día de la Región 2022”, en que se cumplen cuatro décadas de nuestro Estatuto de Autonomía, y la Comunidad Autónoma vuelve a celebrar con “normalidad” la fecha del 9 de junio, tras los “años perdidos” y los desastres ocasionados por la pandemia del “Covid 19”, el Consejo de Gobierno entrega los premios con que han sido distinguidos significados personajes de la Región; los cuales se proponen a la sociedad murciana como modelos en que fijarse en el presente y también en el futuro. Uno de ellos es José Moreno Espinosa, natural e hijo predilecto de Caravaca, quien recibirá, el próximo día 9, en el acto institucional que ha de celebrarse en la propia Ciudad de la Cruz, el DIPLOMA POR SERVICIOS PRESTADOS A LA COMUNIDAD, como en su día lo recibiera otra caravaqueña, de “El Sabinar”, Rocío Álvarez López. En el transcurso de dicho acto también recibirá la “Medalla de Oro de la Región” el empresario caravaqueño Alfonso López Rueda y el título de Hijo Predilecto el Obispo Diocesano José Manuel Lorca Planes (de Espinardo él).

Con gusto acepto el encargo de EL NOROESTE, para justificar la concesión del Diploma de Servicios prestados a la Comunidad a mi amigo Pepe Moreno, como el 28 de enero de 2011 hice, con sumo placer, en el solemne acto celebrado en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, en que la Corporación Municipal, entonces presidida por el alcalde Domingo Aranda Muñoz, le entregara el título de Hijo Predilecto.

A todas luces creo innecesario recordar los méritos que hacen acreedor a Pepe Moreno de tan honrosa distinción, por ser de sobra conocidos, y no sólo en Caravaca, donde nació y vivió hasta su incorporación a la vida laboral, sino en toda la Región pues muy pocas personas, colectivos e instituciones, dejaron de llamar alguna vez a la puerta de su despacho en la desaparecida “Cajamurcia”, y concretamente a las de su “Obra Social y Cultural” primero, y luego a las de su “Fundación”, en demanda de apoyo económico para la edición de un libro, restauración de edificios monumentales, ayuda a la realización de fiestas locales, publicación de revistas, organización de ciclos de conferencias, conciertos y recitales poéticos; adquisición de piezas de todo tipo con las que aumentar el patrimonio cultural de los pueblos y ciudades de la Región; y tantos otros aspectos de difícil relación en un texto de extensión limitada como este. Si que es cierto que el apoyo prestado no fue con medios propios, ni la responsabilidad fue exclusivamente suya, pero sí que lo es que gracias a la buena administración y al uso equilibrado de los fondos de la Fundación, así como la perfecta simbiosis entre las personas que participaron junto a él en la toma de decisiones. La imagen que nos queda a toda una generación de la “Fundación Cajamurcia” es la de una institución generosa, que administró bien sus fondos en beneficio de la comunidad murciana donde se pueden apreciar sus resultados. La cara amable, y también a veces no tanto, de la Fundación referida, es la de Pepe Moreno, cuyo despacho siempre estuvo abierto a la ciudadanía, y cuyas atenciones son de sobra conocidas.

Y cuando llegó el momento de dar un paso al lado, desde el servicio profesional a la comunidad murciana, en lugar de optar por la vida relajada, bien merecida, y su atención a aficiones descuidadas (como el bricolaje) que esperaban su dedicación, le llegó el ruego de la Iglesia Diocesana, en la persona del Obispo José Manuel, para que se hiciera cargo de  la institución solidaria “Jesús Abandonado”, en la que acaba de cesar a petición propia, una vez cumplido el compromiso aceptado, donde ha permanecido casi dos lustros con “dedicación exclusiva” y de manera totalmente desinteresada, atendiendo a la marginación social, en cuyo seno se encuentran las personas más desfavorecidas. Durante su mandato, en el que se ha rodeado del mejor equipo humano que podría pensarse, se han hecho muchas cosas gracias a la generosidad murciana y al saber hacer y total dedicación de Pepe Moreno, quien ha manejado hábilmente el timón de la gran nave de la solidaridad que es “Jesús Abandonado”.

Hay muchas más razones y motivos, suficientes para justificar la concesión del “Diploma a los servicios prestados a la Comunidad” de Murcia en la persona de Pepe Moreno, pero mencionarlos heriría su sensibilidad espiritual y humana.

Con la entrega, en acto solemne y público, en la terraza de la Región y al pie de la Santísima Cruz, de los Premios de la Región 2022, los nombres de los reconocidos, entre los que estará el de José Moreno Espinosa, pasarán a figurar en el virtual “Libro de Oro de la Región”, donde sólo figuran “los grandes”, y donde aún hay muchas páginas en blanco, donde se escribirán los que han de venir en adelante.

 

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.