Ya en la calle el nº 1047

Mula vive con intensidad la fiesta del tambor

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

MICAELA FERNÁNDEZ

Y los tambores en Mula volvían a sonar, un año más con la fuerza y la pasión de una tradición que se mantiene generaciones con generaciones y con una cantera de tamboristas que no deja de crecer año tras año.

El punto de partida de la fiesta, como marca la tradición, las doce la noche de Martes Santo en la plaza del Ayuntamiento. Hasta allí se dirigían centenares de tamboristas poco antes de la llegada de la media noche ataviados con sus túnicas negras y sus tambores para hacer retumbar uno de los festejos más multitudinarios de todos los que se celebran en la localidad.
Poco antes de que el reloj de la torre marcara las doce campanadas de media noche los muleños sentían el latir de su corazón unidos previos al inicio de la gran tamborada. Fue en ese momento cuando las luces se apagaron y se presentaba ante miles de tamboristas, muleños y visitantes el video promocional de las Jornadas Nacionales de Exaltación del Tambor y el Bombo que se celebrarán en Mula el próximo marzo de 2018.
Tras la llamada a la tamborada con el sonido de la fanfarria de fondo, los tambores empezaron a sonar en un atronador sentimiento que se prolongaba hasta las 4 de la tarde del día siguiente, dieciséis horas ininterrumpidas sin dejar de tocar.
La plaza del Ayuntamiento y las calles aledañas se convertían en un hervidero de tambores y entusiastas de los tambores que disfrutaban de un festejo que aúna a familias enteras, a pequeños y mayores, sin ningún tipo de distinción.
Con la llegada del día, centenares de tambores volvían a inundar las calles en una jornada de disfrute para tamboristas y curiosos. A las 4 de la tarde los tambores callaban para dar paso a la procesión de Miércoles Santo.
Los tambores volvían a sonar la jornada del Viernes Santo y el Domingo de Resurrección desde el final de la procesión del Encuentro hasta las 8 de la tarde para guardar de nuevo los tambores hasta el próximo año.
Una fiesta, la del tambor, que llega a reunir en la plaza del Ayuntamiento a más de 6.000 personas previo a la media noche y que acoge a centenares de tamboristas y personas llegadas desde distintos puntos de la geografía española para disfrutar con los toques y tambores de los muleños. Como cada año, las medidas de seguridad y prevención fueron reforzadas enormemente, entre ellas un hospital de campaña y efectivos de Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil y sanitarios que velaron por todas las personas que participaban de la fiesta y sobre la que no hubo que lamentar ningún incidente reseñable durante todos los festejos a pesar de la multitud de personas que llegan hasta Mula esos días.
Los servicios municipales adecuaban las calles después de cada uno de los eventos para que la localidad se mostrara de la mejor forma a muleños y visitantes.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE