ANA MARÍA VACAS

El Grupo MezclArte como la propia palabra dice comparte distintas disciplinas artísticas consiguiendo una magnifica unión consensuada, en cada proyecto que llevan a cabo, desde su inicio en 2015. Surge de la necesidad de innovar expresivamente y de pura creatividad, trasformando una reunión de amigas en un círculo afable para la distensión, en el cual ponen de manifiesto sus ideas,  transformándolas en un proyecto consolidado por el que apuestan más profundamente cada día,  y encontrando caminos versátiles para mostrarnos sin ninguna duda su talento.

Ozna en el Museo de la Soledad

Ozna en el Museo de la Soledad

Lo que surgió con la puesta en escena de un par de músicos, y su necesidad por experimentar en otros escenarios, llega a constituirse como un grupo formado por los músicos Carlota Ruiz Cobarro (Pianista ) y María Albadalejo Clavel (Clarinetista), en artes plásticas Mirian Tudela Hernández (Pintora y Escultora),  y en la parte narrativa María Rubio del Amor ( Escritora).

Carlota Ruiz Cobarro, oriunda de Caravaca, es música por vocación. Estudia el grado elemental de piano en su tierra natal; después inicia sus estudios de  Enseñanzas Profesionales en el Conservatorio”Narciso Yepes” de Lorca pero los finaliza en el Conservatorio “Manuel Massotti”  de Murcia. Sus estudios superiores, “Licenciatura de Pedagogía del  Canto y los instrumentos, especialidad piano” los realiza en Alicante junto con María José Carrillo,  completándolos con otra Licenciatura en Musicología en Murcia. Realiza cursos de especialización con profesores como Jana Polyzoides, Pilar Valero, Tamara Harutyunyan  y Ramiro Sanginés entre otros. No contenta con este magnífico curriculum realiza un Master en Musicoterapia por el Centro Superior de estudios Psicológicos de Madrid. Innumerables trabajos avalan su formación, pianista acompañante en numerosos centros, actualmente en la Escuela Superior de Arte Dramático; profesora de lenguaje musical, piano e iniciación musical.  Carlota es una persona inquieta y exigente en sus metas, activa en su desarrollo musical necesario para complementar su vida personal, su lado más humanista. En el ámbito más íntimo nos encontramos un carácter claramente tímido, en el cual se identifica con su padre, persona seria pero con un punto de humor muy peculiar, rozando la ironía y el escepticismo, pero también encuentra  un referente en su madre, que reconoce en ella misma, en esos instantes esporádicos de espontaneidad que le hacen atreverse a lanzarse sin miedo de lo que pase y que quedan de manifiesto en su música en momentos puntuales de improvisación pura, en los cuales sorprende hasta a sus propias compañeras. Pieza clave en la formación de este grupo musical y de fusión con las demás componentes por ser amante de la buena energía que genera con  una capacidad extraordinaria para encauzar la creatividad artística y  la propia crítica para mostrar lo mejor de ella misma.

María Albadalejo Clavel nacida en 1987 en Murcia; comenzó sus estudios musicales a la edad de nueve años en la Academia Chaplin. Ingresa en el Conservatorio Profesional de Música en el 2006 y posteriormente en el Conservatorio Superior “Manuel Massotti Littel” a la vez que realiza la Licenciatura en Bellas Artes por la Universidad de Murcia. En el 2012 gana  el 1º premio en el” V Concurso de Música de Cámara de Cox” con el Trio Schuler. Realiza un Master de Interpretación en el Conservatorio “Sibelius  Academy” en Helsinki, Finlandia. Inmersa en su formación decide estudiar durante dos años un curso de música antigua,” Curso de Formación continuada en Clarinete Histórico” en el Conservatorio Superior de Música de Cataluña. Ha sido profesora en varios centros, Academia “Alter Music”, en el Conservatorio Profesional de Cartagena y en la Agrupación Musical de la Unión, además de numerosas colaboraciones y proyectos a nivel personal que certifican su importante trayectoria. Pero hoy nos centramos sobre todo en su enorme sensibilidad artística puesta de manifiesto en el conocimiento de su instrumento y de sus capacidades, que nos muestran un talento presente que no podemos obviar. Intenta llenar su tiempo con todo aquello que le hace sentirse realizada en el circuito musical, ayudándose con la continua formación para contentar su propia exigencia personal. Le interesa la improvisación y los proyectos interdisciplinares, así como la música de cámara y los conciertos didácticos que aportan enriquecimiento en el campo educativo.

Miriam Tudela Hernández es Licenciada en  Bellas Artes en la Facultad de Murcia, pero sus primeros años los realizó en Altea y uno de los cursos en Turin. Posteriormente realizó una especialidad en Escultura en la Escuela de mármol de Andalucía  E.M.A (Almería) con un curso de Talla Artística en piedra natural con la que consiguió una beca y viajo a Carrara la cuna del mármol para desarrollar su trabajo en uno de los talleres más antiguos de Italia, el taller de Francisca Nicoli; en esa misma escuela realizó una cualificación profesional en Restauración en piedra natural y obras de artesanía. Las prácticas de la carrera las realizó en el Museo Arqueológico de Murcia. Aunque en el Grupo Mezclarte se nos presenta como pintora o ilustradora, su alma es escultora sin ninguna duda. Sus innumerables trabajos nos muestran la capacidad y versatilidad de esta artista multidisciplinar llena de riqueza, que vamos a tener el placer de conocer en toda su acepción. Profesora de pintura en centros culturales del Ayuntamiento de Murcia, en  Redes,  en el centro Federica Montseny, centros privados como el Recreo, la Casa Habitada, www.salirconarte.com etc… Ha presentado numerosas exposiciones tanto individuales como colectivas, nacionales: Madrid,  Murcia, Almería; como Internacionales : Turín, Viena. Pero sobre todo un proyecto personal llamado el Árbol de la Vida, que ha sido expuesto en el MOMA de San Francisco, en el cual nos muestra la trayectoria escultórica en consonancia con la enfermedad de un paciente, reconocido en el mundo artístico por ser de una sensibilidad extraordinaria.

María Rubio del Amor es Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Murcia y amante de la escritura desde niña, la cual  inició desde muy pequeña en los diarios que reflejaban su vida. Ha sido una herramienta que le ha ayudado a desahogarse en momentos límites sirviéndole como terapia, su amuleto personal donde descargaba todos los momentos importantes. Poco a poco se convierte en un hábito reconfortante e imprescindible, pero con la necesidad de estudiar e investigar para adquirir destreza en su desarrollo y a su vez conseguir una estabilidad profesional y emotiva.

Sus trabajos personales se han centrado en los cuentos, teniendo en este momento dos publicados. El primero que desarrollo en el taller colectivo que impartía en el Centro Cultural del Barrio del Carmen, titulado “Veintiún cortos”. Y posteriormente otro desarrollado con Juan Pedro Romera dedicado a la manera adecuada de hablar en público y la forma de contar historias, “Erase tu vez” que nos muestra una experiencia personal contada como un cuento, titulado “La pequeña princesa  y otros cuentos”, de la editorial Espacios para contar.

Hoy día desarrolla su trabajo como profesora en Madrid a la vez que prepara oposiciones, pero su incansable necesidad de realizar nuevas iniciativas le llevan a impartir talleres de escritura creativa así como a formar parte de un proyecto futuro con “Medias y tintas” (página web), donde se imparten cursos de distintas disciplinas previa selección de trabajo; valorando además de la calidad del proyecto presentado la iniciativa y personalidad de la persona que los impartiría. Cree sinceramente que la escritura ayuda a canalizar tensiones, a amortiguar dolencias, ayudando a la relajación de quien la emplea como descanso mental. El grupo Mezclarte le ha dado la libertad de expresión artística  en su ámbito, además del continuo estudio e investigación para la puesta en escena de cada nuevo trabajo. Considera la participación en este grupo como un alivio, no institucionalizado, en el que existe muchísimo respeto y compromiso entre sus componentes.

En MezclArte la manera de constituir sentido a su trabajo se basa en el proceso de desarrollo del proyecto, el cual  necesita de una exhaustiva investigación, basada sobre todo en la documentación de cada una de las partes en su campo correspondiente, que después se pone en común creando así la unión como si de un engranaje perfecto se tratara. No satisfechas con su formación, lo constituyen  además como una “Asociación Mezclarte”, para fusionarse con otras colaboraciones u otros proyectos de ámbito cultural.  Compartir y escuchar otros puntos de vista aumenta y enriquece a todos los que forman parte, es lo que siempre se ha hecho en los cafés o círculos artísticos, donde luego se generan estupendas expectativas .La temática también aporta nuevos conocimientos que estimulan a conseguir una versión que no se aleje del germen inicial y sobre todo a mantener fresco el interés por seguir sus procesos creativos. Además su mérito consiste en transmitir la experiencia que les ofrece el tema expuesto. Desde la percepción de las distintas disciplinas se pone en conjunto un arte sensorial que traspasa la piel del observador, una trasmutación de los sentidos, creando sensaciones vivas.

El proyecto inicial Ozna y la Música Judía, “Instantes” define este procedimiento de desarrollo y sirve de preámbulo para los demás proyectos siguientes. Siempre construyen con una melodía estándar, inicialmente de transmisión oral.

Ahora inmersas en el estudio de la música japonesa, en el conocimiento de sus escalas musicales pentatófonas mayores o menores,  inestables con tensión sin resolver o relajación  que llevan a la meditación,   filosofía de vida propia de esta cultura. Trabajan para sorprender   con los recursos que les permite la exposición,  su manera de escenificar y compartir las emociones, contar y cantar historias en sí, es todo un reto casi  siempre alcanzable,  atreviéndose a utilizar instrumentos que puedan aportar sonidos afines a la música oriental. La improvisación es parte de la escena, aporta frescura incluso momentos únicos e irrepetibles en cada actuación y nos demuestra una vez más la seguridad de cada una de ellas en mostrarnos su verdad, pura y clara.

Si pueden señores, reserven un día para disfrutar de esta Asociación Cultural, rica  en conceptos, interés, conocimientos, sentimientos, sensibilidad, amor por su trabajo; yo les aseguro que no  le dejaran impasible  y no se arrepentirán.

Representando en Caravaca Ozna

Representando en Caravaca Ozna