JAIME PARRA

Del 2 al 4 de junio se celebró el XIII Encuentro de Animadores a la Lectura, organizado por «Pizpirigaña» en el bosque «Riocantos» en la provincia de Ávila.

Hasta allí se desplazaron el director del CEIP Artero de Bullas, José Antonio Martínez Puerta, y las profesoras de la biblioteca del centro Lourdes Simarro y Esperanza Sánchez.
Esta iniciativa, que reconoce desde hace una década a aquellas iniciativas que fomentan en toda España el hábito de la lectura, lleva el nombre de quien fuera coordinador del Colectivo de Literatura Infantil y Juvenil de Elche, Pep Sempere.

El trabajo del Artero se titula «La biblioteca, un lugar para el encuentro” y el jurado ha premiado su «honestidad, cercanía y participativo», ya que forma parte del mismo toda la comunidad escolar.
Durante el fin de semana hubo conferencias de escritores, como Benjamín Prado, ilustradores y críticos de literatura infantil, un concierto de Eliseo Parra, y ya el sábado en la entrega de premios Lourdes Simarro hizo un heptálogo explicando lo que significa para un lector una biblioteca escolar, sus compañeros recitaban mientras ella tocaba, explicaron y expusieron lo “Organizamos las actividades literarias en torno a ejes temáticos: el primero, mundos imaginarios, el segundo, alfabéticas numéricas y en el curso que termina “Gloria te cuenta”. En base a esos ejes, actividades, como son el certamen de poesía y relato corto, cuenta cuentos y títeres con ponentes de primer nivel, como los que acuden a Barranda, exposiciones y recitales poéticos, el programa radiofónico Radio Artero y colaboraciones en fiestas como San Marcos y el Día del Maestro”, nos cuenta Lourdes Simarro: “Han valorado la participación de toda la comunidad educativa, profesores, padres y alumnos. Además les llamó mucho la atención la colaboración que hacemos con este periódico y con La Onda de Bullas”.
¿En qué se ha convertido la Biblioteca Municipal? Lourdes lo tiene claro: “de un refugio de libros a un espacio vivo”.
Este es el primer año que el Artero se presenta al certamen y, para celebrarlo, a la vuelta de la entrega hicieron en el centro un photocall literario por el que han pasado las familias.