AGRUPACIÓN LOCAL DE IZQUIERDA UNIDA

Recientemente ha fallecido Juan Martínez Hita, Juan el del Comunicando.

(Quien, con cierta edad, no recuerda las patatas gitanas, los champiñones con chistorra o los calamares a la plancha que este bar servía).

Juan de El Comunicando

Juan el del Comunicando

Juan desarrolló su vida laboral regentando el bar Comunicando de Caravaca, hacía casi esquina entre la Gran Vía y la actual avenida de Maruja Garrido. Este bar y el de la Oficina, era el lugar de reunión, diaria, de los jornaleros que esperaban que alguien los contratara para trabajar. Eran personas, trabajadores, con la piel no tan morena como los que hoy se reúnen en la Plaza Elíptica o de Paco Pin.

Juan ayudó a muchos de estos jornaleros y regaló, sin que se enterase nadie, muchos bocadillos para ellos y sus hijos cuando nadie los contrataba.

A parte de una gran persona, buena y solidaria, era un luchador.

Trabajó durante el franquismo, jugándose su posición, para que la democracia llegara a España y a Caravaca. Luchó por ello durante los primeros años de los ayuntamientos democráticos. Fue concejal del Ayuntamiento de Caravaca y de su equipo de gobierno, gracias a la generosidad democrática de la UCD y de su alcalde Pedro García Esteller, de grato recuerdo para los militantes del PCE de Caravaca. Juan sustituyó a otro gran político y mejor persona como fue Santos Olmo, tras el desgraciado accidente y muerte de éste en Quintanar de la Orden cuando regresaban de la fiesta del PCE en Madrid.

Juan ha querido formar parte de las listas municipales de I.U. hasta las últimas elecciones porque él era empuje, ejemplo, era positivo, amable, colaborador, generoso.

Siempre quiso lo mejor para Caravaca, pero sobre todo, quería que los más desfavorecidos pudieran mejorar económica, social y culturalmente.

Ha sido, junto a Manuel, Salvador, Antonio, el ejemplo para los jóvenes que tras ellos hemos continuado trabajando para que nuestro pueblo, nuestra región y España sean más habitables, más democráticas, donde haya un reparto más justo de la riqueza para no dejar a nadie atrás.

Sabemos que el sueño de Juan todavía no se ha hecho realidad, pero seguimos visionando un futuro más justo para todos los que nos rodean.

Gracias Juan por tu ejemplo político y humano que queremos recoger y proyectar para hoy y el futuro.

Un abrazo muy grande para la familia de Juan Martínez Hita y todos los que se sentían cerca de él y sus ideas.