Ya en la calle el nº 1047

José Francisco García: “En los años 2000, «a los jóvenes se les dio la posibilidad y la responsabilidad de participar activamente en la fiesta. Y respondieron mejorándola”

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

JAIME PARRA

El alcalde de Caravaca, José Francisco García, ha vivido las Fiestas de Caravaca en primera línea en varias etapas de su vida: como presidente de la peña Minipúa, en la junta directiva del Puchi, como vicepresidente en la de Antonio Caballero y como concejal de Festejos a partir de 2011.

Se da en él además una circunstancia única: unas Fiestas subió la Cuesta con su caballo y, al siguiente, portaba como alcalde la bandeja de flores.

Usted que ha ocupado distintos cargos de responsabilidad en las últimas décadas, ¿cómo ve la evolución del festejo?

En la década del 2000 se vivió una transformación importante, tanto en el ámbito de los caballos como en el de la incorporación de la mujer a la Fiesta de Moros y Cristianos.

El cambio fundamental fue que se les dio a los jóvenes la posibilidad y la responsabilidad de participar activamente en la fiesta. Y respondieron mejorándola.

Por las mismas fechas se produce la revolución femenina en moros y cristianos. También en el bando de los caballos del vino la mujer se ha convertido en protagonista de esta fiesta varonil pero nunca machista.

Sí nos preocupa la regeneración de los grupos y cábilas masculinos. Pero en general los caravaqueños estamos más volcados que nunca en nuestras fiestas que creo sinceramente que son de las más bonitas del mundo.

¿Fue en su época como concejal cuando se inició el expediente de declaración de los Caballos del Vino como Patrimonio Inmaterial?

R Al primero que yo le escuché hablar del tema fue al Puchi, entonces se hicieron algunas gestiones, pero no llegó a cuajar el expediente. Cuando dejó la presidencia se quedó un poco olvidado. Pero con Antonio Caballero, siendo yo vicepresidente del Bando, se empieza el expediente en sí porque Paco Fernández y Mari Carmen Camacho lo tenían en la cabeza. Eso fue en 2010. Y yo entro en 2011. Ese año y el siguiente fueron posiblemente los más importantes de la historia del expediente porque aceptaron nuestra candidatura que quedó registrada en marzo de 2012. Ya solo era cuestión de tiempo, que se retrasó por diversas circunstancias pero que al final nos tocó en 2020.

¿Y se imaginaba en los comienzos del expediente que se otorgaría siendo usted alcalde?

No, porque no estaba metido en política, ni tan siquiera pertenecía a ningún partido. Entro en política por mi conocimiento de la fiesta y de los caballos y no me imaginé llegar a alcalde. Es verdad que cuando las circunstancias hacen que me convierta en candidato sí se me pasó por la mente…

¿Qué les pediría a los festeros?

Todos sabemos cuál es nuestra función y qué representamos. Las fiestas tienen una lupa muy importante encima y tenemos que ser muy cuidadosos con cada detalle.

A los caballistas les pediría que el trato a los animales fuese exquisito, como siempre lo ha sido.

¿Echa de menos subir la cuesta?

R En el año 2019, el anterior a la pandemia, corrí la cuesta con mi peña y el siguiente año subí la cuesta con la bandeja de flores, ese es un privilegio muy grande. Además, hay que dejar paso a los jóvenes. Pero ha sido la pasión más grande que he tenido, cada 2 de mayo, cada carrera, es diferente. Tanto en los fracasos como en las victorias, he sido muy feliz corriendo la Cuesta.

Lo he sustituido por un privilegio absoluto, que es portar la bandeja de flores que representa nos representa a los caravaqueños, una experiencia extraordinaria sobre todo en la forma que se ha producido en los dos últimos años, arropado por todos los caravaqueños.

¿Son las Fiestas el principal atractivo turístico de Caravaca?

Sí, junto a la Cruz, son nuestro principal atractivo turístico a pesar de que tampoco las promocionamos especialmente porque si se conociesen más no se podría estar esos días en Caravaca. Son unas fiestas populares y abiertas a todo el mundo, donde el turista puede experimentar sentimientos y vivencias únicos.

Pero ahora estamos poniendo en valor nuestro patrimonio cultural, nuestro entorno natural, los yacimientos arqueológicos, los místicos y las órdenes religiosas. Trabajamos para tener todo el año un turismo sostenible. Pero las Fiestas siempre han sido un foco principal para el turismo.

Un deseo para los caravaqueños.

Son cinco días en los que nos aislamos del mundo y nos transportamos, sino a otra época, sí a un universo que solo se vive en Caravaca.

Son unas fiestas en las que la responsabilidad debe ser compartida, sin la colaboración de todos serían imposibles de realizar por su complejidad.

El mejor deseo es que el tiempo nos acompañe y disfrutemos poniendo durante cinco días nuestras tradiciones en la calle.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE