JAIME PARRA

Este martes 30 de agosto a las 22:00 horas en el auditorio cine Rosales se estrena por primera vez el grupo de teatro Aquelarre con la obra “La señorita Julia” de Strindberg”.

La actriz calasparreña Gloria López Buendía

La actriz calasparreña Gloria López Buendía

La entrada, 3 euros, se donará íntegramente al colectivo Calasparra se Mueve.

Entrevistamos a la actriz Gloria López Buendía, que interpreta a la señorita Julia.

¿Cómo nace el grupo de teatro Aquelarre?

Desde hace mucho tiempo quería hacer teatro otra vez con Antonia. Yo he crecido con el grupo de teatro Alegría. Y desde hace tres años que no habíamos podido hacer nada porque tuve que hacer Bachillerato de Artes en Caravaca y luego me fui a Murcia a estudiar teatro.

Así que este verano me planté: “vamos a hacer algo, tengo ganas de teatro”.

Ahora mismo somos cuatro compañeros, Marta Moya Martínez, Deborah Ferro Cassinello, Carlos Alcázar Díez y yo. Además de Antonia Llorente, la directora, y José Ángel, que se ha unido como ayudante de dirección

¿Por qué “La señorita Julia”? ¿En verano al espectador no le apetece más la comedia?

Quizá sea cierto lo de la comedia. Pero en realidad no habíamos pensado en el género. Teníamos el hándicap de que éramos solo cuatro actores, hicimos una lluvia de ideas y a mí se me vino a la cabeza “La señorita Julia”, la propuse y al resto le pareció genial.

Creo que va a gustar porque la historia es muy interesante.

Háblanos de ella.

Es una obra muy curiosa, del siglo XIX, bastante contemporánea, por tanto, escrita por un escritor sueco, Strindberg, que cogió toda la estructura de una tragedia griega pero en un ambiente más moderno, más común, porque toda la obra se desarrolla en una cocina de una casa.

Hay mucho de lucha de clases, pero también de lucha de sexos. Porque el mayor conflicto es entre Julia, el personaje que interpreto, y Juan, el criado.

Hemos añadido un nuevo personaje, Clara, que es omitido de la obra, ya que, aunque Juan hace mención a ella, nunca llega a aparecer. Tenemos una actriz que que debuta y la idea es que no fuera un personaje demasiado abrumador y que se lo pudiera pasar bien.

¿Cuándo supiste que eras actriz?

La primera vez que hice teatro fue a los diez casi once años, y lo hice con el grupo de teatro Alegría del instituto. Fue “El fantasma de la ópera”. Y desde Primero de la ESO todos los años he estado en el grupo del teatro.

Aunque siempre he tenido esa inseguridad de “soy bastante buena”. Pero en 2016 gané el premio Buero a la mejor actriz joven. Y eso para mí fue una pista: “es lo que me apasiona y me demuestran las pruebas que no soy mala en esto”.

Desde pequeña he sabido lo que quería y estoy muy agradecida. Muy poca gente tiene ese privilegio de saber lo que quiere hacer con su vida.

¿Una actriz nace o se hace?

Una mezcla de ambos. Suena un poco raro, pero en la escuela enseñan que el talento no se puede conseguir a base de entrenamiento. Sin embargo, aunque una actriz puede que nazca, una buena actriz también se hace. Además, se necesita mucha experiencia de vida. Hay personajes que por mi edad y mis vivencias aún no voy a poder interpretar bien. ç

Gloria López Buendía

¿Qué personaje teatral es tu preferido?

La señorita Julia. Fue leerla y decir “esta señora la tengo que hacer una vez en mi vida”.

Así que estoy súper feliz porque es el personaje de mis sueños. También me gusta mucho la tragedia griega y Medea me apasiona.

¿Con qué te quedas con la comedia o el drama?

He hecho comedia y me gusta mucho. No creo que sea un arte menor. En mi experiencia es más difícil hacer reír al público que llorar.

Pero la pureza de la emoción en el drama y en la tragedia es lo que me llena.

¿Por qué deberían acudir los calasparreños a ver la primera obra del grupo de teatro Aquelarre?

Este grupo de teatro es teatro desde cero, creado con toda la pasión del mundo.

Nace del amor al teatro de cuatro actores y de una directora que en verano han dicho: “vamos a hacer arte y a pasarlo bien”. La obra es maravillosa, y espero que la pasión del grupo se contagie al espectador.

Y además es por una buena causa: se cobran tres euros que serán donados al colectivo Calasparra se Mueve para su lucha contra el cáncer.