Ya en la calle el nº 1047

Emilio López «En una guerra se muere y se mata, pero también se quiere, se tienen ilusiones y se tiene esperanza»

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Emilio López Marín acaba de publicar La vida sin nosotros (Avant, 2023), una novela con la que repasa, a través de tres historias una de las etapas más tristes de nuestra historia reciente. Aun así, Emilio quiere ir más allá y profundizar en los sentimientos de las personas que la sufrieron. Un alegato al amor, a la esperanza y en general a la vida en un tiempo donde la muerte acechaba por diversos frentes.

¿Qué te inspiró para escribir La vida sin nosotros? ¿Y cómo surgió la idea de contar la historia de la Guerra Civil española desde el punto de vista de los amores que se suceden durante ese tiempo?

Desde la obligación nace la inspiración porque era como un tributo a mi madre y a la familia de mi madre que sufrieron la Guerra Civil. A partir de ahí es cuando tengo la necesidad de de escribir la novela.

¿Cómo fue el proceso de investigación para escribir sobre un periodo tan complejo de la historia como lo fue la Guerra Civil española?

Primero fui hablando con personajes reales que vivieron la guerra y la posguerra, y la mejor manera de conseguir la información de los parajes en los que se desarrolla la novela era hablando con gente que lo vivió, mi padre, por ejemplo, vivió la guerra con cinco años y después la posguerra. Además he leído muchos libros de de la Guerra Civil, es algo que me ha apasionado siempre de ahí he conseguido la documentación.

¿Hay mucho de tradición oral también? ¿Te lo han contado y tú lo has transmitido?

Se puede decir que sí. Tanto mis abuelos como mis padres son los que me han contado la mayoría de las cosas que aparecen en la novela.

¿Por qué decidiste contar la historia a través de tres líneas narrativas diferentes que confluyen en un mismo final?

Porque yo soy así. Como más me reconozco es posiblemente como escritor de novela que como poeta. Aunque domino las dos facetas. Me gusta hacerlo así porque creo que es más intrigante y creo que hace la lectura más dinámica.

¿Qué desafío enfrentaste al escribir sobre un tema tan delicado como la Guerra Civil española y cómo lo superaste?

Lo que más me preocupaba era hacer una novela sobre la Guerra Civil, pero que no tuviera ningún sesgo político, es decir, que no estuviera inclinada hacia ninguno de los dos bandos y que tratara a los dos con el mismo respeto. Eso es complicado porque siempre uno tiene su creencia o tiene su ideología y que esa ideología no salga en el desarrollo de la novela es difícil. Pero siempre intento sobre todo que no haya ningún tipo de de sesgo político. Que lo que se plasme en la novela sea el amor, el desamor, la manera de enfrentar la muerte y sobre todo eso los sentimientos de las personas por encima de los sentimientos políticos.

¿De dónde es tu familia?

La familia de mi madre y mi padre son de una aldea de Moratalla que está al pie de Revolcadores y ahí, como en cualquier lugar del noroeste murciano, hubo historias terribles.

¿Cuál crees que es el mensaje principal que los lectores deben llevarse después de leer La vida sin nosotros?

Mi mensaje nunca debe ser un mensaje de rencor sino como una obra didáctica para gente que no conoce la la guerra civil. El mensaje que quería mandar con la novela es que no debemos olvidar nunca que si queremos aprender, no debemos olvidar lo que pasó. No tenerlo como un rencor sino con la intención de que con ese recuerdo no se vuelva a repetir. Porque al final la guerra Civil fue una guerra entre hermanos.

Por último, ¿qué esperas que los lectores obtengan de tu novela en términos de comprensión y reflexión sobre la guerra civil española y sus consecuencias?

Te puedo decir que la novela sobre todo es una prosa envolvente. Además del trasfondo que tiene como Guerra civil, porque fue una guerra salvaje y una guerra brutal, yo no quiero que la gente se quede con eso, porque al final sí que te impregna de eso, de la sangre y de la violencia de una guerra. Pero más allá de eso está el amor de los personajes y de los protagonistas y como ellos se enfrentan ante los miedos de las batallas., no? La reflexión sería de que efectivamente en una guerra se muere y se mata, pero aparte la gente se quiere también y tiene ilusiones y tiene esperanza.

Emilio López «En una guerra se muere y se mata, pero también se quiere, se tienen ilusiones y se tiene esperanza»

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE