MICAELA FERNÁNDEZ

‘Instinto y Ley’ es el primer libro de Pedro Castaño, vecino de Mula, Guardia Civil de profesión y que, tras jubilarse ha encontrado en la escritura, más que una gran afición.

El libro es una recopilación de historias, vivencias y casos reales acontecidos durante más de 40 años de profesión aunque relatados de forma que el lector encontrará a través de la historia aspectos como la mezquindad, la avaricia, el agradecimiento, la tenacidad o la maldad.

El Cuerpo de la Guardia Civil juega un papel importante en esta publicación, reflejo de la implicación del Instituto en defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos.

Usted ha estado dedicado profesionalmente durante toda su vida a los cuerpos y fuerzas de seguridad, ¿está relacionado este libro con algún tipo de viviencia profesional?

Este libro decido escribirlo tras 40 años como componente del Cuerpo de la Guardia Civil, es el reflejo de mis vivencias en dicho Instituto y durante distintos destinos por la geografía española, en su mayoría como Comandante de Puesto en Unidades enclavadas en zonas rurales de poca y mediana entidad de población. Todo lo que se puede leer en el libro, tiene que ver con hechos reales, aunque ninguno de ellos está relatado como sucedió, ni en el lugar del suceso, hago la composición de cada uno entremezclando varios, para que nadie, ni personas ni entidades se puedan sentir aludidos. Sin duda, todo es reflejo de las vivencias del servicio activo.

¿Qué le llevó a escribir sobre un thriller en el que se implican aspectos policiales y tramas familiares?

En los distintos años de servicio activo, cada día empleaba gran parte del tiempo a escribir, bien fuesen diligencias judiciales, informes, denuncias, estadísticas, etc., y al retirarme echaba de menos la escritura, así que decidí escribir este libro.

¿Qué es ‘Instinto y Ley’?

Novelo como protagonista a una chica, que igualmente podría ser un chico, a la que desde su infancia sufre distintas desavenencias que la llevan a delinquir, sin ella saberlo y guiada por su instinto y sin maldad alguna. En su camino se cruza un perro, que también podría representar a un hombre o a una mujer, en el que represento la integridad y el agradecimiento. Frente a ellos, aparece la mezquindad o avaricia y crueldad de otra persona, da igual el sexo, que para conseguir sus propósitos es capaz de todo. Y por supuesto, no puede faltar la intervención de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en este caso el Cuerpo de la Guardia Civil, que representada por los componentes de un Puesto, demuestran la implicación del Instituto en defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos, así como la profesionalidad y tenacidad de sus componentes en la investigación y esclarecimiento de los delitos que se cometen. Estos son los pilares del libro, aunque hay otros muchos casos, que sin duda tienen que ver con la realidad que vivimos.

Y, para usted, ¿qué es el instinto y la ley?

Para mí, el instinto es la sabiduría o juicio de personas y animales para realizar sus actos, y la ley son normas para la ejecución de sus actos, de aquellos que carecen de instinto.

¿Ha tardado mucho tiempo en escribirlo?

A este libro le llevo dedicados unos años, no tanto en escribirlo sino en poderlo publicar.

¿Cómo ha sido trabajar en este proyecto?

Ha sido fácil, toda vez que los hechos los había vivido, lo más difícil ha sido novelarlos de manera que nadie se pueda ver reflejado en los mismos. El libro ha sido maquetado y corregido por LFS, Lucía Fernández Sandoval, editorialLFS@outlook.es, es escritora y también vecina de Mula, sin cuya colaboración no hubiera sido posible su publicación.

¿Dónde puede adquirirse el libro?

El libro ha sido publicado por Amazon y se distribuye tanto en formato de papel como digital. Os dejo el enlace: https://www.amazon.es/dp/B08NRZ8YGH/ref=cm_sw_r_wa_awdb_imm_t1_iOSTFb3D9RX6J

¿Ha recibido ya alguna crítica sobre el libro?, ¿tiene más proyectos en marcha?

De momento todavía no he recibido críticas dado que su publicación data de pocos días. De momento no tengo ningún otro proyecto aunque sí tengo algo en mente, pero esperaré el resultado del actual, del cual dependería un segundo.