Ya en la calle el nº 1047

Cristina García: «Me resulta inevitable en esta mirada atrás no valorar a las mujeres, casi siempre invisibles, que nos precedieron, me refiero a nuestras abuelas»

Recibió una mención especial del Ayuntamiento de Caravaca a su trayectoria profesional

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

E. SOLER

La abogada caravaqueña, y colaboradora de este semanario, Cristina García, recibió la mención especial por su trayectoria profesional. Licenciada en Derecho por la Universidad de Murcia, ha sido vicepresidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios de la Región de Murcia (AJE), ocupando diferentes cargos en la Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de Abogados de Murcia, también asiste de manera jurídica, directa e individual, a refugiados del terrorismo. Además de ser una firme defensora de la dignidad del turno de oficio. El camino en el que sigue avanzando con paso firme es todo un ejemplo, por eso el consistorio quiso entregar una mención especial a su trayectoria profesional. García agradeció indicando «me siento emocionada y enormemente agradecida por la mención que el Ayuntamiento de Caravaca ha tenido a bien concederme por el Día Internacional de la Mujer», en este sentido subrayó sobre las homenajeadas que «compartirlo con dos mujeres de la talla profesional y personal de Juani y María Gloria, y de quienes lo han recibido en años anteriores, no hace sino multiplicar su valor».

García incidió «en las personas que desde lo pequeño sin ser conscientes hacen grandes cosas, la mayor de las veces sin que nadie se las reconozca, y es que con motivo de este día solemos recordar a las mujeres referentes y pioneras, que a lo largo de los años han abierto camino en diferentes ámbitos y contribuido a una sociedad más igualitaria».

Cristina García puso como referente a diferentes mujeres que han sido pioneras, como Simone de Beauvoir, Marie Curie o Clara Campoamor, «mujeres que han tenido la suerte de pasar a la historia, de ser recordadas y a las que tanto les debemos», pero en este sentido destacó «los grandes procesos de transformación social no se producen tan solo por la lucha de unos pocos, en este caso de unos pocas, sino por el movimiento anónimo de quienes hacen posibles los cambios desde la cotidianidad y la sencillez, estoy convencida que para entender nuestro presente es necesario conocer y entender nuestro pasado, y me resulta inevitable en esta mirada atrás no valorar a las mujeres, casi siempre invisibles, que nos precedieron, me refiero a nuestras abuelas». Sobre sus abuelas, Primi y Ascensión, destacó que «conocieron la precariedad y una vida llena de dificultades, sin saberlo plantaron la semilla para la sociedad que hoy tenemos y que probablemente no imaginaron. Ellas desde sus silencios, sus renuncias y la soledad de sus casas, pero con un liderazgo inquebrantable, han modulado y transformado la conciencia social de sus hijas y nietas, de forma imperceptible, como el goteo que es capaz de romper una piedra, no por su fuerza, sino por su constancia».

Cristina García: «Me resulta inevitable en esta mirada atrás no valorar a las mujeres, casi siempre invisibles, que nos precedieron, me refiero a nuestras abuelas»
Acto Institucional por el Día de las Mujeres en Caravaca

García puso en valor que estamos ante una sociedad que «avanza en igualdad, a marchas forzadas», haciendo hincapié en que «los progresos en derecho de los últimos años dan buena cuenta de ello», poniendo como ejemplo la Constitución de 1978, la norma fundamental de convivencia, que reconoce en su artículo 14 la igualdad de los españoles ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social. También destacó el papel de la mujer desde el mercado laboral, a los estudios universitarios o al deporte. Así como la aprobación de leyes que han supuesto una auténtica revolución en materia de igualdad de oportunidades y que han resultado imprescindibles en la conformación del Estado de Derecho. La jurista puso de ejemplo leyes como la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género y la Ley Orgánica para la Igualdad Efectiva de Mujer y Hombres, «Leyes que han permitido un importante avance hacia la igualdad y la justicia social, que garantizan la protección de situaciones de vulnerabilidad y discriminación, y que mejoran la vida de las personas, entendiendo la diversidad como un valor y extendiendo la cultura de la no discriminación frente a la del odio y el prejuicio».

También remarcó las diferencias por las que hay que seguir luchando hoy en día, «la brecha salarial, el dispar reparto en las tareas de cuidado del hogar, la dificultad en el acceso a puestos de responsabilidad o las cifras con sus nombres propios de las víctimas que sufren violencia de género son una clara muestra de que aún queda mucho camino por recorrer».

Por último, quiso agradecer a su familia, y especialmente a su madre, tristemente fallecida, este galardón.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE