Ya en la calle el nº 1043

Contigo

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

ESCRIBIR ES VIVIR

Mercedes Bautista Martínez (www.almadesuperheroe.blogspot.com)

Contigo. Forma especial del pronombre personal ti cuando va precedido de la preposición con.

Mi palabra favorita.

No es por su morfología, ni por su origen. Ni siquiera por su fonética, aunque lo cierto es que suena muy bien. No es mi palabra favorita por sus características lingüísticas ni por su significado.

Es mi palabra favorita porque es la única palabra que puede mejorar cualquiera de las mejores cosas de la vida cuando se la añades.

Porque no es lo mismo. Porque todo es mejor si al final le sigue la palabra contigo.

Las cosas que más me gustan de la vida, los pequeños detalles en los que se encuentra la felicidad. Viajar, bailar, ir a un concierto, un baño de agua caliente… la lista podría ser infinita y, siempre, todo, sería mejor si fuera contigo.

Hacer cualquier cosa contigo, o que tú la quieras hacer conmigo. Siempre suena mejor.

Por eso desde hace mucho tiempo, cuando alguien a quien quiero mucho me dice que quiere hacer algo que le gusta conmigo, me toca un poco el corazón. Es una sensación incluso física, un cosquilleo de gustito y felicidad. Es sentirme un poco más plena.

Contigo.

En serio, es una palabra preciosa. Es sencilla, directa, grande. Es intensa. Tan habitual que pasa desapercibida pero tan poética que forma parte de esas canciones que tanto nos gustan.

Como ese “Y morirme contigo si te matas…” de Sabina. Porque no es lo mismo morir que morir contigo. Nada que ver.

Contigo.

Es saber que podría hacer cualquier cosa sin ti, pero poner el énfasis en que lo que realmente me apetece es hacerlo contigo. Que estés tú. Que me estés mirando, que me estés acompañando, que lo estés viviendo conmigo.

Conmigo.

Que puedas hacer cualquier cosa, pero que lo que más desees sea hacerlo conmigo. Que te esté mirando, que te esté acompañando, que lo esté viviendo contigo.

Juntas.

Tal vez, una parte de lo que tanto me gusta de la palabra contigo, sea la persona a la que se refiere. A ti.

Quizá mi palabra favorita tenga algo que ver con mi persona favorita. Eso es lo mejor. Que es una simbiosis, una unión indivisible entre la palabra y la persona. Que no se puede separar porque no tendría sentido.

Dormir contigo.

Viajar contigo.

Soñar contigo.

Nada de eso sería lo mismo sin ti. Nada de eso sería tan bonito si no le siguiera esa palabra, si no se tratase de ti.

Contigo. Ese pronombre personal (ti) precedido de una preposición (con). Tan simple pero que significa tanto, que lo cambia todo. Palabra que dice mucho, que despeja dudas. Que aclara ideas. Que llena el alma. Que marca la diferencia. Que convierte lo corriente en especial.

Porque lo especial siempre es con quién. Mucho más que el qué. Incluso que el dónde.

Contigo es mi palabra favorita porque nada es lo mismo si no va seguido de ella.

No es lo mismo soñar que soñar contigo.

Reír que reír contigo.

No es lo mismo.

La vida.

Que la vida contigo.

 

 

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.