Ya en la calle el nº 1032

Cientos de personas arropan el Parlamento

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

E. SOLER

¡Cita te di! Y a la cita acudiste presuroso, que el cielo te haga dichoso le pido a mi cruz bendita”, con estas palabras el Rey Cristiano pedía en el Templete de Caravaca, al Sultán Moro Ceyt Abuceyt parlamento, que tras no llegar a entendimiento terminó con el simulacro de batalla entre las huestes agarenas y el ejército cristiano.

Con anterioridad, timbales de Moros y Cristianos resonaron por las estrechas calles del casco antiguo, anunciando la contienda final, en el primer desfile procesión, que trasladó a la Patrona hasta el baldaquino que corona la Glorieta Caravaqueña.

Tras el simulacro de batalla, se celebró el Baño de la Sagrada Reliquia y la Bendición de las Aguas en el Bañadero.

El Solemne Ritual del Baño se halla documentado en el año 1384 y su popularidad la alcanzó a comienzos del siglo XV cuando se difundieron los efectos milagrosos que parecían derivarse del mismo, tanto para las personas como para las cosechas. A

ctualmente son muchos los que acuden cada 3 de mayo a este solemne ritual, movidos por su espiritualidad y la fe en el poder milagroso del agua. El fervor y la pasión que la multitud siente hacia la Patrona llenan el Templete de un ambiente mágico, que no se volverá a vivir hasta el próximo año. El cortejó continuó el traslado hasta la iglesia de El Salvador donde pernoctó en su segundo día de estancia en la ciudad.

Una de las novedades de este año, es que la bandera de la ciudad ha acompañado a las autoridades municipales, durante las procesiones, como fuera costumbre hace más de tres décadas.

El edil de Festejos, Óscar Martínez, era en encargado de portar la bandera local.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.