JAIME PARRA

Con más de 40 años de experiencia en el deporte de base, técnico nacional, desarrollo de la disciplina del slalom en la región y gestión de club, César Reales toma el relevo a David Martínez Miralles como presidente de la Federación Murciana de Piragüismo. El nuevo presidente declara su intención de ser un presidente cercano para todo aquel que necesite ayuda para hacer crecer nuestro deporte.

¿Qué le ha supuesto su nombramiento?

Una gran satisfacción después de una etapa de mucho tiempo en la Federación.

¿Con cuántos clubes cuenta la región?

Entre dieciocho y veinte, pero es mucha más la gente que practica este deporte.

¿Cuánto tiempo dura su mandato?

Nos regimos por los ciclos olímpicos, pero al estar Tokio pospuesto para 2021, si no vuelve a retrasarse, habrá dos juegos olímpicos en el mismo ciclo.

¿Qué objetivos se ha marcado?

Los objetivos vienen marcados por un trabajo de años. Uno de los grandes es conseguir llegar a la cifra de mil deportistas federados en la región; otro es trabajar mucho en la base y promoción, en definitiva, en chavales que se inician en nuestro deporte y también llevar el piragüismo a otros muchos municipios en los que en la actualidad no tenemos actividad.

También poder poco a poco ir teniendo nuevos técnicos profesionales que puedan incorporarse al trabajo de base.

¿Cómo conoció este deporte?

Conoci el piragüismo de rebote, una casualidad, fue a través de unos compañeros. Yo trabajaba en la Concejalía de Deportes de Calasparra en fútbol, fútbol sala y voleibol. Salió una convocatoria de iniciación de monitores y el último día hubo una vacante, me animaron a que participara. No había montado en piragua en la vida, pero a partir de este curso me enganchó con tanta fuerza que hasta la actualidad estoy aquí.

Uno de sus logros es la Escuela de Piragüismo de Calasparra, que ha encontrado en Adrián Ruiz su relevo.

Todo tiene al final una evolución. Y Adrián está muy capacitado y lo va a hacer genial. Yo estoy aquí en la Federación para todo el piragüismo regional pero Adrián y la Escuela de Calasparra me tienen para lo que necesiten.

¿Qué balance hace de su paso por la Escuela de Piragüismo de Calasparra?

Estoy muy contento por todo el trabajo de los diez últimos años. No podíamos pensar que un club tan pequeñito pudiera conseguir que un equipo de infantiles fuera Campeón de España ganando a Cataluña y a País Vasco, que son los referentes a nivel nacional. Hay una muy buena base en el club, faltan recursos materiales, como medios de transporte, ya que viajamos muchos kilómetros al norte de España o a Francia.

¿Llegará algún piragüista de Calasparra a los Juegos Olímpicos?

El trabajo y su fruto están ahí. Tenemos a Juan Martínez y a Clara González, que ahora mismo este es su último año de junior y va a entrar a senior y tiene un recorrido importante por trabajar. Juan Martínez ya es un deportista de 25 años que está entre los mejores senior absolutos de España. Siempre hay esperanza de que puedan llegar al equipo olímpico.

¿Cómo animaría a los jóvenes para que conozcan este deporte?

Pueden acercarse a cualquier instalación, sobre todo en verano para poder conocer el piragüismo, porque hay muchas disciplinas: las dos partes olímpicas, aguas tranquilas y eslalon, que es lo que hacemos en Clasparra. Pero también el dragon boat, que viene de Asia y lo estamos trabajando mucho, son barcos de equipo de diez, doce y veinticuatro plazas. Y recientemente el Paddle Surf.