El santuario de Nuestra Señora de la Esperanza de Calasparra acogerá el próximo miércoles, 8 de septiembre, la celebración en honor a su titular y patrona del municipio, Nuestra Señora de la Esperanza. Mons. Francisco Gil Hellín, arzobispo emérito de Burgos, presidirá la Eucaristía.

El programa de actos está marcado por el XXV aniversario de la coronación canónica, y sujeto a las restricciones sanitarias que este año permitirán realizar la ofrenda floral y la apertura del camarín, así como albergar un aforo un poco más amplio, aunque aún sujeto a las medidas de prevención.

«Es una gran fiesta que con ilusión se está preparando desde la mayordomía de la Fundación Santuario de Nuestra Señora de la Esperanza en unión con la parroquia de San Pedro Apóstol», declara José Manuel Martínez Rosique, rector del santuario y párroco. Sin olvidar la situación sanitaria actual, Martínez Rosique afirma que en esta ocasión se hará un ruego especial a la Virgen para que la situación de pandemia «pueda pasar lo antes posible».

El rector del santuario invita a todos los devotos y peregrinos a «acercarse a disfrutar de la presencia de Cristo y de la Madre junto a la belleza de este entorno único natural que envuelve al río Segura, el lugar donde María sigue llamando a sus hijos a vivir el amor y la esperanza en este mundo que cada vez está más necesitado». Así mismo, recuerda también que «es un momento único para recibir la indulgencia plenaria concedida por la Santa Sede, cada 8 de septiembre, para todos aquellos que participen en la Eucaristía, según las condiciones que marca la Iglesia».