¿Cómo palpita la vida en un pueblo donde quedan apenas veinte vecinos? Una vida retirada es una historia real, sensible, muy humana. Con un estilo bello, literario y ameno se palpa la belleza de Inazares, sus gentes, el entorno, el cielo más limpio de la Península Ibérica según la NASA. El libro invita al lector a retirarse unas pocas horas del mundanal ruido y aislarse en este pueblo de montaña y oír las voces junto al fuego de quienes recuerdan un pasado con más gente.

Quienes viven cercanos a una cultura más urbanita y con más ajetreo encontrarán en esta narración un hechizo de humanidad, una añoranza por el barrio, la vecindad, el campo, la cercanía, la convivencia casi personificada con montañas, valles, árboles, ríos y hasta esos gatos que merodean por las calles; ese mundo mágico en el que se encuentra a veces una liberación espiritual de volver a los orígenes. A nuestras raíces.

Una vida retirada es un paseo, un viaje de la memoria, la singularidad de lo cotidiano. Habla de una aldea y de unas gentes concretas, pero también tiene una lectura subyacente, un mensaje universal: nos habla de nosotros mismos, de lo que fuimos y ya no somos, de nuestro pasado, de aquel pueblo de la infancia del que nos marchamos, de aquellos a quienes quisimos y habitaron nuestra infancia y que quizá ya no están entre nosotros.

En El Noroeste me solté con la pluma (por Antonio Fernández Jiménez)

A El Noroeste, personificado en su director Jaime Parra, le tengo que agradecer hondamente la oportunidad que me dio para soltar la pluma y hacer mis pinitos periodísticos y literarios. Jaime Parra me dejó gran libertad y me aconsejó que disfrutara de la escritura de los artículos. Así hice y así procuro seguir haciendo. Como periodista de pueblo, aprendí no solo a abrir los ojos, sino también los oídos. Los mayores y la gente de campo emplean —les brota— un lenguaje poético que da gusto entrecomillar. Seducido por ello, en el verano de 2015 publiqué en estas páginas Redescubriendo el amanecer en Inazares, una crónica de mi estancia familiar en el Caserío Inazares, donde quedé fascinado por el pueblo, el cielo, el paisaje, la vida retirada, la conversación con algunos de sus vecinos. Más tarde, de enero a abril de 2018, realicé un curso con la periodista argentina Leila Guerriero llamado Cómo construir historias reales organizado por la Scuola Holden y la Librería La Central. Para el trabajo final volví a Inazares y escribí un reportaje de unas siete páginas sobre cómo es la vida durante el invierno aplicando las técnicas del periodismo narrativo, esto eso, usar las herramientas de la literatura para narrar una historia real. Y en julio, después de reflexionar las palabras de la maestra sobre la sugerencia de hacer crecer mi texto en extensión, decidí visitar Inazares hasta diciembre, ya por mi cuenta, y así componer, por medio de las numerosas entrevistas con los vecinos y una observación meticuloso del ambiente, un relato real que recogiera el año entero. Como un recorte de la vida de Inazares que quedará para siempre en este libro.

Título: Una vida retirada

Autor: Antonio Fernández Jiménez

Editorial: Círculo Rojo

Precio: 14 €

Puntos de venta: Librería Rosendo (Caravaca); Librería Cervantes (Caravaca); Librería En las nubes (Bullas).