El pasado 15 de mayo varios cientos de agricultores, muchos de ellos desplazados en tractor, se dieron cita en el exterior de la Asamblea Regional para asistir a la manifestación organizada por la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena en defensa del trasvase Tajo-Segura, dentro del marco de una protesta convocada por el Círculo del Agua que tuvo lugar en varias localidades de la Región de Murcia.

Los representantes de este colectivo fueron recibidos por Alberto Castillo, presidente del Parlamento autonómico.

¿Qué impresión le produjo la manifestación?

Muy positiva. Felicito a los organizadores del acto porque el comportamiento de los agricultores que se desplazaron a la Asamblea Regional  procedentes de distintas localidades del Campo de Cartagena fue ejemplar. Considero que se movilizaron para defender una causa justa ya que el agua es fundamental para proteger su medio de vida y es comprensible su preocupación ante la incertidumbre que existe en torno al futuro del trasvase Tajo-Segura.

¿Qué mensaje transmitió a los agricultores?

Le transmití mi total apoyo a sus reivindicaciones porque el agua es fundamental para la riqueza de nuestra Comunidad Autónoma.  El agua es el motor y la vida, no solo para la agricultura, sino para toda la economía. En este sentido comparto plenamente el eslogan del Sindicato Central de Regantes «el agua nos une» porque tenemos que trabajar unidos. No se trata de una cuestión de ideologías, sino que está en juego el bien común de la Región de Murcia y debemos ir todos a una. El trasvase es irrenunciable porque el agua es nuestra fuente de vida.

Nuestro territorio siempre ha necesitado el agua para su desarrollo…

Así es. Está documentado que en el siglo XIV Lorca pretendió trasvasar aguas de los Ojos de Archivel para regar sus tierras, en lo que tal vez sea el proyecto de trasvase más antiguo de España, y que, posteriormente, en el siglo XVI se llevó a cabo un proyecto para trasvasar agua desde los ríos Castril y Guardal, pero sobrevinieron importantes dificultades que impidieron que esta idea se llevara a cabo. Por fin, en el año 1933, Manuel Pardo Lorenzo impulsó el Plan Nacional de Obras Hidráulicas, al objeto de corregir el desequilibrio hidrológico existente en España, mediante la aportación de los volúmenes sobrantes del Ebro y el Tajo para solucionar los problemas de agua en el Levante y el Sureste de España. Es el gran antecedente de la realidad que hoy es el trasvase Tajo-Segura, que, curiosamente, contó con el apoyo de varios expertos que se desplazaron desde Portugal hasta Murcia.

¿Qué ha supuesto el trasvase Tajo-Segura para la Región de Murcia?

Una revolución. Una completa transformación socioeconómica de la Región de Murcia. Cuando el 31 de marzo de 1979 llegaron al Segura las aguas que tanto necesitaban los agricultores se produjo un punto de inflexión en nuestra historia ya que se mejoraron los sistemas de regadío, lo que dio inicio a un proceso que cambió completamente el paisaje agrícola que, tradicionalmente, era de algarrobos, almendros y cereales por otros productos agrícolas mucho más rentables. Gracias al extraordinario trabajo de nuestros agricultores, a la bondad del clima de la Región de Murcia y al agua que tanto necesitamos, nuestros productos agrícolas están entre los mejores de Europa, porque los agricultores saben aprovechar cada gota de agua que les llega.

¿Qué trabajos se están realizando en la Asamblea Regional?

El 14 de noviembre de 2019 se constituyó la Comisión especial del Agua, con el objetivo de realizar una evaluación del cumplimiento del Pacto Regional del Agua. En la misma, los diferentes grupos parlamentarios están trabajando para conseguir que el agua llegue a nuestra Región de la manera más eficaz y justa. En primer término, los diputados han trabajado para recabar documentación. Actualmente, la Comisión se encuentra en la fase de comparecencias de expertos, técnicos y profesores de Universidad. La última persona en hacerlo ha sido Francisco Cabezas, director del Instituto Euromediterráneo del Agua, quien expuso sus consideraciones en el Parlamento autonómico el pasado 3 de mayo.