Francisco Espín.Efficiency Services Consulting.Ingeniería, consultoría y Formacion. Especialistas en Instalaciones Fotovoltaicas.

Ahora sí que sí, este año el sol lucirá libremente sobre los tejados de nuestros hogares e industrias proporcionándonos “esos” deseados kilovatios verdes. Por fin, y ya esperamos que definitivamente, se nos reconoce el derecho a generar nuestra propia energía, una obviedad para el resto de países del mundo que miraban incrédulos y sorprendidos las ocurrencias de los últimos ministros de Industria.

Los que nos hemos dedicado a la energía solar fotovoltaica sin duda hemos hecho “espalda” durante todos estos últimos 7 años, aguantando los imprevisibles vaivenes legislativos del político de turno que han propiciado no sólo el cierre de muchas empresas, sino también la emigración de muchos de nuestros mejores profesionales, especialmente ingenieros. Afortunadamente empiezan a volver gracias a un nuevo auge del sector.

Por todo lo sufrido he de confesar que me cuesta trabajo últimamente hablar bien de la política, aunque sería injusto no reconocer el trabajo acertado que algunos políticos han llevado a cabo. Es más, me complace que sean políticas las que hayan hecho méritos destacables por mi parte. La primera de ellas, la Ministra Teresa Ribera, está apostando por un camino que no deberíamos de haber abandonado en este país. No sólo aboga por las renovables en general, y por el autoconsumo fotovoltaico en particular, sino que también focaliza su lucha en medidas contra el cambio climático, algo que indudablemente requiere maximizar nuestros esfuerzos. En segundo lugar y a nivel regional, reconocer el trabajo que Esther Marin, nuestra Directora de Industria, está haciendo al frente de su equipo en la Dirección General, impulsando y fomentando el autoconsumo. Las ayudas del gobierno regional, respaldadas por los fondos europeos para el autoconsumo en las Industrias, han dado el empujón estos dos últimos años para que unas cuantas industrias, muy pocas aún en nuestra comarca bajo mi punto de vista, por fin dieran el paso definitivo a instalar en sus tejados módulos solares fotovoltaicos que les permitan generar parte de la energía necesaria para su actividad, consiguiendo sin duda aumentar su competitividad al reducir sus costes energéticos, costes al alza durante el pasado 2018.

Todo sopla a favor del autoconsumo, una legislación favorable donde no solo se ha eliminado el impuesto al Sol, sino también, por fin, se elimina mucha burocracia. No obstante, señalar que aún queda por conseguir que los ayuntamientos también se impliquen algo más. Pero seamos positivos, dejemos el “tema” de impuestos al sol de algunos de los ayuntamientos de la comarca del Noroeste y Río Mula para otro día, hoy no toca, hoy corresponde estar animados y convencidos de que esta disminución de barreras por parte de la ministra Ribera, unida al empujón de las ayudas de la Directora Esther impulsen definitivamente el autoconsumo en nuestra comarca,  en nuestra región, en nuestro país.

Esta vez no puedo equivocarme, el 2019, ya sí que sí,  será sin duda el año del Autoconsumo.