ANA MARÍA VACAS

Hace poco tiempo que recibí la llamada de Zak Pleet en referencia al proyecto Icon Talents, entonces supe que si un guitarrista  internacional de su categoría profesional requería de mí  para expresarse, este proyecto era necesario. Vivimos  en un momento en el cual las oportunidades artísticas en la mayoría de sus especialidades están un poco huérfanas de mecenas o patrocinadores que intenten potenciar estos actos culturales. Emocionada de compartir espacio y tiempo con  esta persona de tan envidiable formación, intentaré mostrar lo mejor que pueda a este asombroso joven hoy residente en Caravaca debido a que  trabaja  en el Instituto Pérez Chirinos como Lector de Inglés en el programa bilingüe.

Su formación musical comienza como la mayoría de los niños como una actividad extraescolar, que aunque en Ottawa (Canadá) de donde es oriundo, está incluida la música en el sistema educativo, necesito de un profesor particular  para que su afición y formación  fuera en crescendo. Su primera opción fue la guitarra eléctrica, la cual resultaba más atractiva para un joven de su edad,  pero sólo necesito escuchar  a un guitarrista clásico  interpretando una obra de Handel para cambiar de opinión;  cuál fue su sorpresa  cuando se enteró que dicha interpretación estaba ejecutada por una sola persona, pudiendo controlar el variado registro. A partir de este momento  comenzó a estudiar la guitarra clásica y su vida se centró en el ámbito musical hasta terminar sus estudios convencionales, no impidiéndole dar clase alumnos más jóvenes durante diez años en su país. Tuvo la enorme suerte que su profesor Steven Rollins era colaborador en un proyecto Internacional  con maestros de la guitarra en todo el mundo, uno de esos países era España con varias Universidades donde desarrollarlo; era una oportunidad única que no podía desaprovechar, por lo que decide intentarlo. Escribe una carta al director de la Universidad de Alicante explicándole que quería estudiar en el curso  impartido por las  grandes leyendas la guitarra clásica que se impartía allí,  recomendado por su profesor, el cual era conocido del director ya que coincidió dos veranos  en Santiago de Compostela y con ambos  José Tomas el gran maestro guitarrista  de Alicante. La respuesta lo admitía como nuevo alumno iniciando dos años de estudios que fueron claves en el desarrollo de su carrera profesional.

La realidad es que guitarristas internacionales hay muy pocos, y su acceso es muy dificultosos, bien por encontrarse en diferentes países del mundo y por no existir programas que te ayuden a tener contacto directo por ellos. Zak tuvo mucha suerte por acceder a estos cursos en los que pudo estar en contacto con los mejores, dándole la oportunidad de viajar a otros países y conocer otras culturas.

Realiza un Máster de Interpretación de Guitarra Clásica por la Universidad de Alicante, que le ofrece la oportunidad de prepararse conciertos en Canadá y España con obras consideradas “ “Magistrales , Poéticas y llenas de emoción”. Ha participado en varias masterclass con David Russell, Manuel Barrueco, Fabio Zanon, Hason Vieaux y Paul O’Dette, ganadores y nominados a los Premios Grammy.

Zak  continuó sus estudios musicales con el guitarrista de renombre internacional Remi Boucher y exploro la música española del siglo XX junto con Ignacio Rodes en Alicante. Remi Boucher, es uno de los instrumentistas en guitarra que más le han ayudado a entender el sentido de la técnica  haciendo una trascripción del Concierto de Aranjuez importantísimo. Los guitarristas no estudian las articulaciones como en otros instrumentos, y cuando tocan tienen que intentar cantar con su guitarra. Este magistral maestro estudia tus posibilidades  y aconseja sobre la manera de tocar personal  de cada músico. Exige perfeccionamiento y una visión más amplia, trabajar con otros instrumentos para contextualizar esa obra de una manera innovadora, que les motive para conseguir evolución.

Además Zak tiene un grado menor en Historia, esta formación le ha ayudado en  su pasión por investigar las partituras de autores como Bach o  Joaquín Rodrigo, de los cuales ha hecho  transcripciones de algunas de sus obras. Entiende el trabajo de músico como investigación exhaustiva de las distintas trascripciones, pero como la historia hay que empezar a estudiar las primeras ediciones, conociéndolas a fondo, nos pueden mostrar muchísimo aprendizaje desde el principio  de ese proceso. Esto hace  que necesites mucho tiempo y una dedicación completa para conseguir obtener frutos que sean representativos de dicho trabajo y puedas demostrar un avance interesante para el próximo músico que intente una nueva aventura. Suele presentar en sus conciertos obras diferentes, como por ejemplo  estudios de guitarra de antes de la  Guerra Civil;  le interesa mucho la innovación en la interpretación huyendo de lo habitual ya que la mayoría de los estudiosos lo hacen con estudios de Tarregas, Turina etc…

Hoy día hay una revolución dentro de la técnica habitual; Paco de Lucia  es considerado como  el guitarrista maestro en técnica siendo  un referente y otro cambio muy importante ha sido suprimir estudios de escala  de dos a tres, aumenta la velocidad que actualmente  es más demandada en la guitarra eléctrica. Recomienda visualizar y analizar en you tube obras interpretadas por prestigiosos guitarristas para entender las distintas técnicas utilizadas de digitación, como volver a estudiar partituras ya trabajadas, donde la interpretación posterior puede ser muy productiva. Consejos que aporta para el estudio en una página web donde trabaja Zak como  especialista en guitarra.

No concibe la vida sin su vocación, la música, por ello su finalidad es vivir de ella, no acabar en otra profesión como la mayoría de los americanos que empiezan en música y acaban siendo profesionales de otra rama, derecho, médicos, etc. Siente que el sistema educativo  está mal instaurado en todos los conservatorios, porque limitan a los alumnos para un futuro en la profesión.  El sistema necesita preparar  futuros  profesores que abarquen las necesidades que se encuentra el alumno cuando acaba su formación;  enseñar a que los alumnos que terminen sus estudios profesionales de música tengan experiencia previa en interpretación de conciertos y que comiencen a enseñar a niños menores durante su propio desarrollo musical,  funciones necesarias  que deberían entrar a formar parte de la educación institucional.

Conozcamos personalmente a este estudioso de la música y su interpretación ahora que convive con nosotros, no perdiendo la oportunidad de escucharlo de esta manera altruista, por el hecho de defender con énfasis la cultura. Muchas gracias Zak.