TODO ES NADA

JOSE MANUEL KOPERO

Después de ver Rocketman (2019) pensé que ya estaba todo el pescado vendido en cuanto a la biografía de Elton John. Imaginé que se callaría ciertas cosas a la hora de escribir su novela YO; que no sería más que una versión de lo visto en la gran pantalla con algunas correcciones y ciertos extras, evitando tratar los episodios más bochornosos y polémicos, pero, aún así, deseaba leerla y desengañarme por mí mismo. Tras dos días, que fue lo que tardé en terminarla, puedo decir que estoy más que satisfecho con ella.

Podría resumir YO como un relato sobre cocaína, homosexualidad y compras impulsivas, pero es mucho más. Nos encontramos frente a las memorias de una leyenda que se sube al escenario una vez más para despojarse de sus vestimentas extravagantes y desnudarse, consciente de que muchos ya le hemos visto el culo, aunque no tan de cerca. Como no podría ser de otra manera, nos habla de su infancia, su ascenso al éxito y su caída, de la que supo recuperarse de forma milagrosa, así como lo que vino después, que no fue poco. Un agradable paseo por su vida y sus pinitos sobre el piano, entre otras cosas, haciendo el amor y el rock & roll. Curiosamente, también es algo que encontramos en La furia y los colores del Gran Wyoming, que también he leído esta semana. 

Durante la lectura de ambas obras y tras ella se disfruta mucho más la música de sus autores. En el caso del Gran Wyoming no contamos con álbumes de estudio, pero se puede encontrar más de una canción junto a su compañero el Reverendo. Por su parte, Elton John deja contenido de sobra: más de treinta álbumes y una interesante recopilación por su cincuenta aniversario bajo el nombre Diamonds (2017).